Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3
Archivo | Turismo / Viajes Semillas RSS para esta sección

Joyas de España 4: Los Bufones de Pría

bufon-pria

 

Hace tiempo que no publicaba una entrada para continuar la serie “Joyas de España” y creo que ha llegado la hora de retomarla con otro de los lugares espectaculares y poco conocidos que nos ofrece España. En esta ocasión vengo a hablaros de Los Bufones de Pría, lugar situado en el concejo de Llanes (Asturias). Este impresionante paraje ha logrado la categoría de Monumento Natural por interés geológico y paisajístico.

¿Qué es un bufón?

De acuerdo con la Wikipedia, un bufón es una formación kárstica ubicada a pocos metros del borde de un acantilado de roca caliza. En forma de un orificio vertical, este tipo de formación geológica se comunica con el mar y, cuando sube la marea, la fuerza de las olas empujan el agua a través de sus orificios ofreciendo un espectáculo similar a la erupción de un volcán, pero con grandes pulverizaciones de agua salada. Este tipo de formación es típico de zonas costeras y produce, además, un sonido muy característico, que puede ser escuchado incluso a muchos kilómetros de distancia, con fuertes mareas.

¿Cuándo visitar los Bufones de Pría?

Para contemplar todo el esplendor de este espectáculo de la naturaleza, es conveniente visitar los Bufones de Pría en pleamar, siempre con mucha precaución de no acercarse demasiado a los bordes de los agujeros para evitar, en el mejor de los casos, un baño de agua salada o, teniendo en cuenta todos los peligros de una zona costera con agujeros que se comunican directamente con el mar, posibles resbalones y el daño ocasionado por piedras, madera u otros objetos.

El magnífico espectáculo natural que se puede contemplar al visitar los Bufones de Pría sucede principalmente en jornadas en las que existe fuerte marejada. La potencia del oleaje al impactar contra las rocas de la costa conlleva la expulsión de grandes chorros de agua a mucha altura, alcanzando de 20 a 40 metros, provocando un particular ruido agudo  que puede llegar a escucharse a varios kilómetros de distancia. Este sonido es conocido como bufido, lo cual da el nombre de bufón a estas composiciones naturales.

¿Cómo llegar a los Bufones de Pría?

Los Bufones de Pría están en la costa occidental del Principado de Asturias, cerca del pueblo de Llames (concejo de Llanes). Desde la Autovía del Cantábrico (A-8), se debe tomar la salida 319, a Pría y Nueva y posteriormente la salida AS-263, en dirección a Ribadesella y luego hacia Llames. No se recomienda llegar con el coche hasta los bufones por lo que es conveniente aparcar en el pueblo y seguir la ruta a pie.

Comentarios { 0 }

Ecoturismo

ecoturismo

 

Los viajeros tienden a agruparse en categorías cuando se trata de lo que los motiva a experimentar el mundo. El único objetivo de algunos viajeros es probar nuevos sabores (el «foodie»), mientras que otros son viajeros culturales y aficionados a la historia. Algunos buscan mochileros baratos, mientras que otros simplemente quieren un descanso en una playa exótica.

Hay una lista interminable de razones por las que la gente viaja, y una lista aparentemente interminable de estereotipos para categorizarlos. Sin duda, también se ha encontrado con el término eco-viaje. Aunque a diferencia de ser un conocedor de la comida, de la playa o del vino, el ecoturismo es un término que, en última instancia, afecta a todo tipo de viajeros, y algo que, independientemente de sus intereses, debería preocupar a todo viajero.

¿Qué es exactamente el ecoturismo?

Los términos eco-amigable, ecoturismo y eco-viaje están en todos lados en estos días, y se han convertido en una palabra de moda, con todas las industrias dentro del mundo de los viajes luchando por subirse al carro. Entonces, ¿qué es el ecoturismo y por qué tantas empresas, países e instituciones se han sumado?

¿Es sólo una tendencia ingeniosa para marketing y negocio, o deberías estar realmente preocupado con por lo menos tratar de contribuir a convertirte en un eco-viajero tú mismo. Siendo un viajero responsable, un viajero con conciencia social, ¿por qué debería importarte?

Cuando la gente piensa en el eco-viaje piensa en visitar un paisaje natural exótico donde todo es orgánico y se aplica el lema «tomar sólo fotos, dejar sólo huellas». Algunos pueden pensar que el eco-viajero es un hippie, un activista de los derechos de los animales, o un creyente extremo del cambio climático.

Aunque el ecoturismo puede involucrar belleza natural y promueve la reducción de nuestra huella de carbono, va mucho más allá. Se trata más de una forma de viajar que de una razón para viajar, o de sus intereses personales, y es algo que cualquier tipo de viajero puede incorporar a sus itinerarios.

Todos los tipos de viajes dependen del ecoturismo

Es posible que no le guste viajar por el mundo para experimentar maravillas naturales y vida silvestre, sin embargo, todos los tipos de viajes están conectados con el ecoturismo responsable y, en última instancia, dependen de él. Conservar los recursos y minimizar nuestro impacto en los ambientes alrededor del mundo asegura que los lugares a los que viajamos y las razones por las que viajamos a esos destinos permanezcan intactos para futuras visitas de nosotros mismos y de las generaciones futuras.

Si elegimos (algunos dirían que continuemos) impactar negativamente el medio ambiente global, los futuros aficionados a la comida no tendrán la oportunidad de experimentar la cocina endémica debido a la pérdida de cosechas locales, mariscos y carnes. Necesitamos océanos sanos para proporcionar a los restaurantes pescado y langosta frescos, así como tierra fértil no contaminada para cultivar las frutas y verduras necesarias para nuestros platos exóticos favoritos.

El ecoturismo nos concierne a todos

Los turistas que buscan ser testigos de lugares emblemáticos o incluso aquellos que desean un viaje divertido y emocionante dependen de la conservación de recursos como el agua. La Fuente de Trevi de Roma y sus paseos favoritos en el parque acuático de Disney dependen, por supuesto, de la disponibilidad de agua y ya estamos empezando a ver restricciones de agua en los destinos que limitan características como las fuentes de Las Vegas.

Los festivales mundiales dependen en última instancia del medio ambiente local para suministrarles cosas como comida, flores y materiales que los hacen lo que son. Por ejemplo, La Tomatina de España no sería muy divertida sin tomates. Contamina nuestros océanos y playas y ahí va el surf o simplemente acostarse en la playa.

Florida ha encontrado recientemente problemas con respecto al uso de fertilizantes que se introdujeron en las aguas del mar local causando severas floraciones de algas que enviaron masas de material con mal olor a la orilla, creando problemas respiratorios para los que van a la playa. Esto no sólo afecta el día de diversión de un turista en la playa, sino que también disuade a los viajeros de regresar a un destino, lo que a su vez afecta a la economía turística general de ese destino y a los empleos locales que éste proporciona.

El ecoturismo va más allá de la naturaleza y la vida silvestre

El ecoturismo va más allá de la naturaleza y la vida silvestre de un destino. También se aplica a la población local. Su impacto ecológico incluye a los seres humanos, ya que ellos también forman parte del sistema que constituye el medio ambiente.

El ecoturismo tiene que ver con los esfuerzos de conservación y el mínimo impacto en las culturas tanto como en el medio ambiente natural. Se trata de reconocer los derechos y creencias espirituales de las comunidades locales que visitamos y asegurarnos de que tengan una experiencia tan positiva de nuestros viajes como la nuestra.

Necesitamos recordar que estamos entrando en su casa y por lo tanto debemos tratar esa experiencia con el respeto que merece. No nos atreveríamos a ir a la casa de nuestro vecino en la calle para reunirnos y destrozar su casa o faltarle el respeto a su forma de vida, así que tenemos que comportarnos de la misma manera cuando viajamos al extranjero.

Puede que no conozcamos a los locales extranjeros por su nombre cuando visitamos su tierra, y como sabemos que estamos allí sólo temporalmente, muchos parecen pensar que podemos dejar nuestros modales en casa. Pero si esto continúa, los viajes futuros pueden ser restringidos o, peor aún, imposibles, debido a los efectos negativos que nosotros mismos hemos infligido.

Haz que tu impacto sea positivo

Es ingenuo pensar que viajar al extranjero no impactará o cambiará el comportamiento de la cultura local o la vida silvestre. Está destinado a suceder. Machu Picchu es un buen ejemplo; hemos visto una hermosa cultura reemplazada por el comercialismo, y la vida silvestre como el oso de anteojos casi desaparece.

El objetivo no es evitar el cambio de comportamiento, sino minimizar los impactos negativos a largo plazo que destruirán las mismas razones por las que viajamos a varios destinos en primer lugar.

Cómo ser un ecoturista

No es necesario ser hippie para preocuparse por el medio ambiente y por el impacto que sus viajes dejan en el mundo. O note que nuestro comportamiento está interconectado y directamente relacionado con los efectos ambientales. Así que es increíblemente importante que cada tipo de viajero piense en la forma en que viaja y adopte una mentalidad ecoturística.

Al elegir empresas turísticas, hoteles y aerolíneas eco-certificadas que promueven y contribuyen al ecoturismo, aumentamos sus negocios y ganancias, lo que empuja a otras empresas a seguir sus pasos para mantenerse competitivas. Incluso si los beneficios son la principal motivación, si eso significa salvar el medio ambiente y proteger las especies y las culturas, entonces es una situación en la que todos ganan.

El turismo presenta una extraña dicotomía: permite preservar una cultura y admirar un medio ambiente, pero también tiene el potencial de diluirlo y destruirlo. Por lo tanto, es importante comprender los efectos que puede tener el viajar y asegurarse de que nuestras elecciones reflejen valores responsables y un impacto mínimo.

Comentarios { 0 }

Historias de la Plaza Mayor de Salamanca

plaza-mayor-salamanca

 

La Plaza Mayor de Salamanca quizás sea el mayor atractivo turístico de la ciudad. Pero no solo por esto es destacable. Sin duda ninguna es una de las plazas más importantes y con más historia de España.

Hoy os invito a dar un paseo por ella y a conocer algunos datos que igual no conocéis a pesar de que seáis salmantinos o llevéis algún tiempo viviendo aquí.

La Plaza Mayor de Salamanca era un viejo deseo de los gobernantes de Salamanca que empezó a construirse en 1729 pero que no fue finalizada hasta 1755. Así pues, está cerca de cumplir tres siglos de antigüedad.

También conocida como la plaza del pueblo, estuvo promovida por Rodrigo Caballero de Llanes y sufragada económicamente por los ciudadanos, puesto que la corona, que en aquellos tiempos tenía al mando a Felipe V, no financió su construcción. Alberto Churrieguera y Andrés García de Quiñones, tras la muerte del primero, fueron los arquitectos encargados.

En el espacio ocupado hoy por la Plaza Mayor, anteriormente existió la denominada Plaza de San Martín, que era un espacio abierto mucho más grande que el actual, pues comprendía también los terrenos que hoy ocupan l mercado de abastos, la Plaza del Poeta Iglesias y la Plaza del Corrillo además del propio de la Plaza Mayor.

Está construida en piedra franca de Villamayor, que le da su característico toque colorido y a los lados tiene los pabellones o lienzos, que en total son cuatro: Pabellón Real, Pabellón de San Martín, Pabellón Consistorial y Pabellón de Petrineros.

 

Algunos datos curiosos sobre la Plaza Mayor de Salamanca

El proyecto inicial era de una plaza mucho mayor, valga la redundancia, de la que existe en la actualidad. Pero el proyecto tuvo problemas con los ciudadanos con propiedades colindantes que no aceptaban ser expropiados. Además, debieron construirse dos torres laterales, que finalmente no pudieron alzarse por problemas de cimentación.

La Espadaña, nombre con el que se conoce al popular remate de la fachada principal, tiene un siglo menos de vida que la plaza, puesto que no se situó en su ubicación hasta 1852. Alberga en su interior cuatro campanas que llevan por nombre: Romana, Satinay, Bentula y Esquilonada.

Aunque la plaza asemeja ser cuadrada, en realidad es un cuadrilátero irregular puesto que ninguno de los lados tiene el mismo tamaño que otro.

Entre los arcos de la plaza se sitúan medallones con bustos de personajes históricos como el propio rey Felipe V, Francisco Franco, Bernardo del Caripo o Pelayo Pérez Correa entre otros. Algunos han sido y siguen siendo polémicos, pues hay quienes piensan que no deberían estar ahí. De hecho, existe algún caso de medallones que fueron destruidos, como el que representaba a Godoy.

En el Pabellón Real, bajo el arco principal, existe una inscripción que textualmente indica: “Aquí se mató una muger, rueguen a Dios por ella. Año e 1838. Nada se sabe ni del hecho ni de por qué existe el cartel pero la leyenda cuenta que algunas vetas rojizas que se ven en la columna del arco son marcas de la sangre de esta “muger”.

Se han celebrado numerosas corridas de toros en el interior de la Plaza Mayor, que daba un aforo superior a los 20.000 espectadores, siendo uno de los ruedos más grandes de España.

Comentarios { 0 }

Vuelve a viajar, pero hazlo seguro

Descuento Intermundial

 

Poco a poco se va viendo la luz al final del túnel. Un túnel tan largo que llevamos ya más de dos meses atravesándolo. Por encima de 60 días sin poder movernos de casa, sin poder ver a nuestros seres queridos, sin poder sentir el frescor de la montaña, sin poder descubrir nuevos monumentos. En definitiva, y entre otras muchas cosas, sin poder viajar.

Y para mí, que ya me conocéis como un viajante empedernido, un turista de esos que solo pisa los hoteles para dormir y que siempre está dispuesto a encontrar nuevas joyas allá por donde va, pues se me está haciendo bastante duro. Antes de la pandemia trataba de viajar, aunque fuesen distancias cortas, al menos dos veces al mes. Desde que llegué a Salamanca, me propuse descubrir hasta el último rincón del pueblo más remoto de Castilla León, pero la llegada del Covid-19 truncó mis planes a medio camino. Ya va siendo hora de volver a retomarlos.

Y es que para alguien que no tiene como hobbie ni el cine, ni los juegos, ni en definitiva nada que se pueda hacer dentro de casa, se hace más duro si cabe no tener opciones de ocio que le llenen esas horas muertas. Igual que se hace muy estresante no saber ni cuando ni como podré volver a viajar. En estos momentos tan solo tengo claro algo, y es que cuando volvamos a viajar, tendremos que hacerlo con garantías y sintiéndonos seguros.

 

Viajaré de nuevo, pero con un plus de seguridad

Mientras que no exista tratamiento ni vacuna contra el maldito Coronavirus no nos quedará mas remedio que buscar formas de sentirnos seguros allá donde vayamos. Por suerte esto ya está inventado desde hace bastante. De hecho, cuando alguno de mis viajes han sido a lugares mínimamente peligrosos en algún sentido, como a países en conflicto o zonas del planeta potencialmente inseguras, siempre he hecho uso de ellos. Me refiero a los seguros de viajes.

Y es que en el mercado existen infinidad de productos para que nosotros, los viajeros, podamos tener ese plus de seguridad. Tantos que en ocasiones es difícil saber cuál es el que realmente mejor se adapta a nuestras necesidades. Cuando me ocurre esto siempre tengo un comodín en la manga y no es más que recurrir al que más sabe de esto, que no es otro que el mayor operador de seguros de viajes: InterMundial.

Tengo la suerte de haber necesitado muy pocas veces de sus servicios, pero cuando se dio la situación de apuro, respondieron como lo que es, el mejor. El mejor no solo en coberturas, sino también en precios. Siempre suelo encontrar buenos descuentos que me hacen ahorrarme unos buenos euros. Por ejemplo acabo de encontrar que el descuento InterMundial para esta fase de desescalada y vuelta a los viajes llega hasta el 20%. ¿A quién no le viene bien este ahorro extra en una época en la que la economía está en la cuerda floja?

Estoy contando los días que faltan para mi próximo viaje. No podrá ser muy lejos, puesto que aún queda bastante para que los aeropuertos y los aviones puedan funcionar y circular con normalidad, pero lo voy a disfrutar como si fuese el primero.

 

Comentarios { 0 }

Joyas de España 3: El Puente Nuevo de Ronda

tajo-ronda

 

Hoy quiero seguir la serie de entradas dedicadas a recorrer las maravillas españolas dignas de visitar. En las primeras dos entradas os hablé del Caminito del Rey y del Puente Colgante de Jánovas. Esta tercera entrada tiene algo común con cada una de las dos anteriores; por un lado también se trata de un puente y, por otro, se encuentra situado en la provincia de Málaga. Hoy os hablo de el Puente Nuevo de Ronda.

Se trata de un puente que data del siglo XVIII y que cuenta con una historia negra. El Puente Nuevo de Ronda, tal y como lo conocemos hoy, sustituyo uno anterior que se derrumbó tan solo seis años después de su construcción, matando a más de 50 personas y sembrando el miedo en la población a atravesar el “Tajo de Ronda”, que es como es llamado el acantilado que crea el río Guadalevín al paso por la ciudad. Realmente, el actual no tiene nada que ver más allá de su emplazamiento con el anterior, que era un puente de un solo arco que cruzaba el acantilado de lado a lado sin ningún apoyo más que sus paredes, con un arco de más de 35 metros.

 

Características del Puente Nuevo de Ronda.

El Puente Nuevo de Ronda tiene unas características muy singulares que lo hacen una construcción prácticamente única en el mundo y que le otorga una belleza especial. Se trata de una construcción que está a 100 metros de altura y que se apoya vastamente en el lecho del río. Dicha forma tan característica y especial es fruto precisamente del trágico suceso mencionado anteriormente y de la necesidad de tener la certeza de que no volvería a suceder.

Así pues, de la mano de Martín de Aldehela y con piedra arrebatada al propio “Tajo”, se construyó un puente que, en su día, rivalizó en altura con las construcciones más espléndidas que conocía la humanidad, como torres y catedrales. Y allí lleva cerca ya de tres siglos, siendo visita obligada para los turistas que recorren el sur de España.

Pero sin lugar a dudas, lo más espectacular del puente es la sensación que transmite al visualizarlo, ya que su forma y el material utilizado hace que la construcción parezca ser parte misma del acantilado, como si el propio puente hubiese sido tallado en la roca de una forma maravillosa. Y esto, junto a una posición perfecta en la alineación con el sol en el atardecer, hacen que Ronda posea una de las mejores puestas de sol del mundo, sin lugar a dudas.

Comentarios { 0 }

Joyas de España 2: El Puente Colgante de Jánovas

puente-janovas

 

Vuelvo con una entrada para echar un vistazo a esos puntos poco conocidos de nuestro país pero enormemente bellos y dignos de visitar en algún momento de nuestra vida. Si en la primera edición ya os hablé del Caminito del Rey en Málaga, hoy toca pasar por el Puente Colgande de Jánovas, una maravilla arquitectónica única en su clase.

Hablar del Puente Colgante de Jánovas supone dar un salto al pasado. Concretamente a 1881, que fue cuando, en el Pirineo oscense, se construyó un puente colgante que serviría para que los habitantes de la zona pudiesen atravesar el río Ara. Un puente que allegado hasta nuestro tiempo intacto, con su estructura original, cosa que no puede decir ningún otro en Europa.

 

Visitando el Puente de Jánovas.

La historia del puente está íntimamente ligada al pueblo del que toma su nombre. Jánovas es un pequeño pueblo de Huesca que hoy se encuentra abandonado. Y es así porque fue víctima del proyecto de construcción de un pantano que lo inundaría y lo haría desaparecer para siempre. Por este motivo, las familias que allí vivían fueron expropiadas y desalojadas hace más de cincuenta años. Pero el proyecto nunca salió a flote, y en 2005 se canceló, situación que salvó de la desaparición tanto al pueblo como al puente.

El puente se encuentra algo separado de la población, rio abajo, en el antiguo camino que da acceso al pueblo. En el punto exacto donde estaba planificada la situación de la presa. Al desaparecer la población de Jánovas, el puente quedó prácticamente sin uso, ya que nadie pasaba por allí. Esto evitó su deterioro e hizo que llegara en el estado actual a nuestros días, siendo el único puente del siglo XIX que queda en pie sin haber sido reconstruido.

El Puente de Jánovas mantiene tanto las torres como los cables de cuelgue originales, con más de 137 años. Lo único que ha sido restaurado es la pasarela de madera que sufrió una renovación hace ya bastantes años, porque es el componente del puente que mas sufre los efectos de las condiciones ambientales y el paso del tiempo. Aún así, la impresión que da la pasarela es de ser tan antigua como el resto de la construcción.

Atravesar el puente supone una experiencia fantástica. Sentir su antigüedad, como se mueve, el crujido de la madera o el movimiento de los cable. La sensación es de inseguridad, aunque la realidad no sea así. Quizás estamos acostumbrados a los puentes de hoy en día y es el motivo de sufrir esa sensación.

El puente es ya un lugar declarado Bien de Interés Cultural, por lo que las autoridades ahora velarán por su mantenimiento. Esperemos que sin tocar esencia. Si en algún momento tienes pensado un viaje por la zona, acércate a disfrutar de el y a respirar el inigualable aire antiguo que te ofrece. Una experiencia digna de disfrute.

Comentarios { 0 }

Una vuelta por Salamanca

turismo salamanca

 

Paseando por las calles de Salamanca durante este puente he podido comprobar el enorme número de turistas con el que me he cruzado. Está claro que el turismo de cultura y de interior, cuando hay un par de días festivos seguidos, es preferible a otro tipo de viajes donde no se saca tanto provecho en un periodo tan corto.

La ciudad ha estado unos días a rebosar, la Plaza Mayor ha estado a tope de visitantes, igual que la Universidad. Estos son los dos puntos clave del turismo salmantinos. El patrimonio, junto con la gastronomía, son las principales bazas de Salamanca respecto al turismo.

 

Los lugares preferidos por los turistas

Esta sería una pregunta relativamente fácil de responder. A todos se nos pasa por la cabeza los mismos lugares y, por supuesto, no nos equivocamos al decir que Plaza Mayor, Universidad y Catedral serán los más visitados de la ciudad. Pero Salamanca esconde otros puntos quizás menos conocidos pero que merece la pena visitar.

Entre mis preferidos, fuera de estos tres puntos mencionados, si no contamos tampoco la exposición Ieronimus pues se trata de la visita a las torres de la Catedral Nueva, te pudo mencionar varios que seguramente, si vas a visitar Salamanca, te gustará conocer.

El Museo de ARt Nouveau y Art Decó de la Casa Lis resalta con su colorido y su gran colección de arte dentro de una ciudad barroca como Salamanca. Digno de dedicar unas horas a su visita sin ninguna duda.

Tampoco hay que olvidar que Salamanca cuenta con la denominada Catedral Vieja que está situada junto a la Catedral Nueva y que posee un estrecho vínculo con la Universidad. Se respira aire antiguo en su visita.

El Convento de San Esteban y el Museo de la Historia de la Automoción son otros rincones singulares quizás no tan reconocidos pero que no deberían quedarse atrás en una ruta turística salmantina.

Y por supuesto, más allá de visitar lugares y monumentos, disfruta de la gastronomía junto a un buen vino de la tierra.

Comentarios { 0 }

Los pueblos más bonitos de Salamanca I

pueblos salamanca

 

Durante los dos últimos meses me he dedicado a conocer no solamente Salamanca capital, sino tratar de pasear por toda la provincia. Tengo que reconocer que me ha sorprendido gratamente pues no sabía que la zona albergaba pequeños y pintorescos pueblecitos de una belleza sin igual. Tanto es así que he decidido ampliar mi tour salmantino y seguir explorando zonas que, para mí, aún son desconocidas.

En este primer os contaré alguno de los más bellos que ya he visitado. En futuras entregas trataré de aumentar la lista para que, aquellos que no conozcan aún estos lugares, se decidan a pasear por sus calles algún día y disfrutar de los paisajes y vistas que yo he podido contemplar.

 

Algunos de los pueblos más bonitos del sur de Salamanca.

Antes de empezar a nombrarlos, aclaro que el orden no es necesariamente coincidente con ser, en mi opinión mas o menos bello. El orden se asemeja al que yo he tenido en mis visitas. Para mí realmente sería difícil elegir cual o cuales son mas o menos bonitos que otros. Todos tienen un encanto especial que los hace únicos.

Para empezar, visité La Alberca, un pequeño pueblo del sur de la provincia donde me impresionaron la decoración de sus calles y fachadas. Especialmente recomendable es dar una vuelta por su Plaza Mayor y su casco antiguo, donde su belleza queda reflejada más fielmente. Calendario es otro de los indispensables en un tour rural salmantino. Este no es solo un pueblo bello por sus calles y plazas sino que lo es también por el entorno que lo rodea. Está enclavado en un privilegiado lugar declarado Espacio Natural Protegido de la Biosfera.

Otro pueblo precioso de la zona y que queda muy cerca de La Alberca, por lo que puede visitarse el mismo día, es San Martín del Castañar. Si lo visitas no te pierdas su castillo, la plaza mayor o el puente romano. No demasiado lejos queda Ciudad Rodrigo que no solo es un bello lugar, sino uno de los que más historia tiene.  Os animo a conocerlo más a fondo y no perderos su recinto amurallado o el Castillo de Enrique II entre otras muchas maravillas que posee.

Debería hablaros de muchos más, pero esto será ya en otra ocasión. Tampoco me olvido de su gastronomía. Elijáis comer donde elijáis será un acierto. Pocos lugares he visitado con una gastronomía tan exquisita y tradicional. Realmente digna de probar al menos una vez en la vida.

Comentarios { 0 }

Joyas de España 1. El Caminito del Rey

caminito

 

Hoy me gustaría contaros una de las mejores experiencias turísticas que he podido vivir. Nuestro país tiene parajes naturales espectaculares, dignos de visitar para cualquiera. Entre ellos, algunos destacan por su singularidad, atractivo e incluso espectacularidad. Uno de ellos es el denominado “Caminito del Rey”, un recorrido por el Desfiladero de los Gaitanes, situados en el paraje natural conocido como El Chorro, en Málaga.

El Chorro es un lugar de increíble belleza que se sitúa en la comarca del Valle del Guadalhorce, en el entorno del embalse Guadalhorce-Guadalteba. En él, destaca por su singularidad, un gran desfiladero (o cañón) de unos 300 metros de altura, y que alberga en su interior una de las rutas senderistas más impresionantes que haya conocido. El Caminito del Rey es una pasarela peatonal, adosada a la roca del cañón, que tiene una longitud de más de 3 Km. y cuya anchura es alrededor de 1 metros. Antiguamente era uno de los senderos más peligrosos del mundo, pero tras su remodelación en 2015, se convirtió en una experiencia que no encontrarás en ningún otro lugar, al menos en España.

 

Historia del Caminito del Rey

El Caminito fue construido a principios del siglo XX, entre 1901 y 1905, como acceso para los operarios del mantenimiento de los Saltos del Gaitanejo y de El Chorro, sirviendo posteriormente también en las tareas de construcción del Embalse Guadalhorce-Guadalteba. Por su belleza y los paisajes que podían verse desde él, fue adquiriendo fama y visitantes. Tanto que se mejoró con vistas a la inauguración del embalse. En 1921, Alfonso XIII presidió dicha inauguración, cruzando por dicho recorrido, que por ello, desde entonces empezó a denominarse Caminito del Rey.

Con el paso del tiempo y la falta de mantenimiento, el Caminito del Rey fue deteriorándose. Allá por el año 2.000, presentaba numerosas zonas derrumbadas y la barandilla protectora había desaparecido. Esto, lejos de ahuyentar a los visitantes, lo hizo aún más atractivo para los amantes de las emociones fuertes. Su peligrosidad era evidente y varias muertes de excursionistas acrecentaron su leyenda. Por seguridad fue clausurado y los accesos hacia el se destruyeron.

No fue hasta 2015 cuando, tras una amplia restauración, se hizo posible que el Caminito del Rey volviese a abrirse al público. Hoy en día cuenta con miles de visitantes al año, que disfrutan de la experiencia de su recorrido. Pero la limitación establecida en cuanto a número de visitantes diarios hace que no sea fácil conseguir una entrada.

Si te parece atractiva la idea y decides pasar a conocerlo, te recomiendo que planifiques la visita con tiempo o te será imposible poder acceder. Podrás disfrutar de un entorno absolutamente privilegiado, lejos de otros lugares turísticos y que te ofrecerán otra perspectiva de tu tiempo de ocio.

Comentarios { 0 }

A orillas del Duero

Río Duero

 

Es bien sabido que la provincia de Salamanca tiene un patrimonio cultural inmenso, pero quizá se sabe menos de su patrimonio natural. Hoy quiero dedicar un pequeño espacio a uno de sus bienes más preciados, aunque con ello no me centraré solo en Salamanca, sino que hablaré de algo que comparte con toda Castilla y León. Hablo del Río Duero.

Se trata de un río ligado a la historia de Castilla y España, siempre rodeado de conquistadores, batallas y castillos. Pero también es la fuente que alimenta a varias de las mejores zonas de viñedos del mundo, la denominación de origen Ribera del Duero y la región vitivinícola de Oporto, patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Este río proporciona una riqueza sin igual a las tierras por donde pasa y es el motor de la economía de la zona.

 

Duero, paraíso natural e historia de España

El Río Duero es el río más importante de la zona noroccidental de la Península Ibérica. Además, es el tercero más largo, solo superado por el Río Tajo y el Río Ebro. Nace por encima de los 2.ooo m., en el pico Urbión, en torno a la localidad de Fuentes del Duero y se extiende por casi por 900 Km. de recorrido hasta que desemboca en el Atlántico a través del Estuario de Oporto. Posee la mayor cuenca hidrográfica de la península con casi cien mil kilómetros cuadrados de superficie, repartida al 80% por tierras españolas y 20% por portuguesas.

Es un río muy potente económicamente hablando, ya que genera mucha riqueza a lo largo de su recorrido. Además de las zonas vinícolas de Ribera del Duero y Oporto, también riega zonas de cultivo de cereales, principalmente en toda la comunidad de Castilla León. Y todo ello es posible ya que es el río de mayor caudal absoluto de la Península Ibérica, gracias a una gran cantidad de afluentes que lo alimentan. Entre los más importantes están el Pisuerga, Tormes, Esla y Adaja.

Turísticamente hablando es un río también muy atractivo. Está rodeado de preciosos parajes naturales como Arribes de Duero y, a lo largo de su recorrido, nos encontramos numerosos embalses que le otorgan una diversidad biológica excepcional. Pero no solo eso, es un rio histórico en el que encontraremos castillos medievales, puentes y otras muchas construcciones de la época que no son fáciles de encontrar aún en pie en otros lugares.

Si todavía no conoces todas las posibilidades que te ofrece el Duero, te animamos a que busques una buena ruta y dediques unos días a descubrirlo. Este majestuoso río te sorprenderá enormemente.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad