Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3
Archivo | Alimentación Semillas RSS para esta sección

Alimentacion baja en calorías

bajos-calorias

 

Comenzar una dieta para bajar de peso implica realizar varios ajustes en nuestra alimentación habitual. La publicidad nos invade ofreciéndonos una gran gama de productos, alimentos y comidas preparadas de bajas calorías. Esa una opción a tener en cuenta, pero requiere que prestemos atención a lo que verdaderamente se nos ofrece.

 

Alimentos light

Es frecuente pensar que por más que esté realizando una dieta, de los alimentos light se pueden comer libremente la cantidad que uno desee. Este concepto es equivocado, los productos bajos en calorías tienen un porcentaje reducido la cantidad de energía que nos aportan, pero no implican que sus calorías sean nulas. Si un producto bajo en calorías tiene ofrece el 50% de la energía que tiene su variedad común, es un gran aporte si tenemos que lograr disminuir las calorías. Pero si de ese producto bajo en calorías ingerimos el doble de lo que veníamos consumiendo del producto regular, las cantidad de calorías diarias se mantendrán.

Así que los productos light hay que consumirlos de forma cuidadosa y es necesario leer correctamente su etiqueta. Muchas veces ofrecen una reducción de calorías de pequeña cantidad, menor a un 20%, lo que podría considerarse baja para algunos productos alimenticios.

No olvidar que a las empresas le sirve vender productos y le es especialmente rentable los alimentos que tienen alguna variación en su composición, ya que este plus que se le agrega permite cobrar un precio superior que la versión del producto regular. Estas variaciones pueden ir desde la disminución de calorías que ofrecen, la no presencia de sal, disminución de grasas, entre otras posibilidades.

Algunos de los productos alimenticios bajos en calorías implican cambios en su sabor, textura e incluso color. Hay que evaluar si es preferible consumir algún producto light o preferir el común consumiendo una porción de menor tamaño.

 

Respetar el sabor de la comida

Hay que recordar que para que un plan de alimentación sea eficaz y logre resultados perdurables se requiere no perder el sabor de las comidas. La instancia de comer tiene que seguir valorándose para saborear los alimentos preparados que vamos a consumir. Son necesarios alimentos gustosos, sabrosos, bien combinados, que sean atrayentes a los gustos particulares de la persona que los consume. Este aspecto muchas veces es olvidado por las dietas, en las cuales ajustan muy bien la cantidad de porciones de cada alimento permitido al día, pero se olvidan que los mismos tienen que proveernos de una satisfacción en el acto de alimentarnos, ya que no sólo es ingerir calorías.

Aquí puedes ver recetas light sabrosas y saludables ideal para dietas de adelgazamiento. Si nos tomamos la molestia de cocinar la dieta será más llevadera y tendremos más posibilidades de éxito en nuestro propósito de alcanzar nuestro peso ideal. Si una dieta de adelgazamiento se basa en comer todos los días la misma comida insípida nos cansaremos rápidamente de ella.

Comentarios { 0 }

La buena cocina base de una dieta equilibrada

buena-cocina

 

La dinámica de las sociedades actuales lleva a que las personas y sus familias tengan poco tiempo para varias tareas habituales de todos los días. Una de ellas es la preparación de las comidas, las cuales son clave para un buen desempeño físico e intelectual durante la jornada. Este concepto muchas veces no lo tenemos claro, ya que algunas veces pasamos gran cantidad de horas sin ingerir ningún alimento por estamos con una gran demanda laboral, pasamos la hora del almuerzo sin detenernos a comer porque hay mucho trabajo, entre otras situaciones habituales.

Por esta razón, es que es importante que se prepare la mayor cantidad de comida en la propia casa, para cada uno de los integrantes de la familia. Esto es clave para una alimentación sana y equilibrada además de ayudarnos a mantener y lograr nuestro peso ideal. Es claro que esta tarea lleva tiempo, tanto en la compra de los ingredientes, en clasificación y preparación, pero sin dudas que aportará grandes beneficios para la salud de todos.

 

Cocinar para mantener el peso ideal

La comida preparada en la propia casa permite que se sepa con exactitud que ingrediente se han utilizado en su preparación, así como la calidad y estado de los mismos. Se podrá controlar la cantidad de grasas, calorías y sal que se le agregan, además de tener en cuenta los gustos para cada una de las personas. Así lograremos dietas acordes a lo que necesitamos en función de si tenemos colesterol, queremos perder peso o simplemente saber lo que comemos.

Es frecuente plantear problemas en la dificultad que implicar pensar que cocinar cada uno de los días, para esto una buena estrategia es que cada integrante de la familia haga una lista de preparaciones de alimentos. Con las listas, se podrá crear una lista para consultar cuando sea necesario para saber que comida preparar ese día.

Para aprovechar los beneficios de la comida preparada en casa, se puede cocinar una mayor cantidad para el almuerzo o la cena, ya separando las porciones necesarias para el otro día para las personas que trabajan o estudian y tienen que comer fuera de casa. Este hábito es muy saludable, ya que en algunas ocasiones desconocemos la calidad de los productos comprados ya listos para consumir. Hay algunos comercios que sí nos ofrecen las garantías de calidad, frescura y seguridad para la compra de alimentos listos, pero no es la regla en todos.

En caso de requerir comprar un almuerzo preparado es recomendable realizarlo en comercios formalmente establecidos y tener en cuenta las recomendaciones de tu entorno. ¡La comida hecha en casa es la que ofrece mejores beneficios para la salud de todos!

Comentarios { 0 }

Meriendas fáciles y bajas en calorías

meriendas-sanas

 

Muchos de nosotros pensamos que salteándonos alguna de las comidas, lograremos bajar de peso. Por las tardes es común sentir hambre y ganas de comer algo dulce, es tal vez una de las partes más difíciles de las dietas. Lo que hay que evitar es que, en ese momento concreto, dé ansiedad de ingerir golosinas, dulces o bizcochos. Igualmente evitar la merienda es un error, los especialistas aconsejan que hay que respetar cinco comidas al día y para cumplir con la merienda, te dejo algunas ideas fáciles y sanas que contribuyen a tu salud.

Con la merienda le aseguras a tu cuerpo los nutrientes que necesita, como calcio, proteínas y vitaminas. Si meriendas correctamente, a la hora de la cena llegarás con menos hambre y evitarás comer en forma impulsiva alimentos poco saludables. Como dije, es importante hacer todas las comidas porque favorece el funcionamiento del metabolismo, lo que significa un mayor gasto de calorías. A través del diseño de una dieta acorde a tu cuerpo, puedes distribuir los distintos nutrientes en las diferentes comidas para no pasar hambre y tendrás energía todo el día.

 

Algunos alimentos fáciles de conseguir

Opta por fruta fresca, una manzana o un plátano es muy fácil de llevar por ejemplo al trabajo y es una forma de amortiguar ese deseo de comer por las tardes. Los frutos secos también aportan beneficios, recomendado principalmente para quienes trabajan haciendo un gran desgaste mental, o para quienes después del trabajo van al gimnasio.

Aquí es importante no pasarse de la porción porque aportan muchas calorías. Algunos ejemplos son 3 o 4 nueces que hacen bien para controlar el colesterol, de 6 a 8 almendras que aportan proteínas, ciruelas, pasas secas que son más sanas que las dulces y con menos valor calórico.

También se puede acudir a las galletas o barritas integrales, también a las galletas de arroz o galletitas tipo María con una porción de 3 o 4 por persona. Aunque parezca mentira, los chocolates no están del todo desaconsejados para la merienda por tener propiedades antioxidantes. Si se come con moderación, de chocolate negro se permite comer hasta dos onzas, pero no todos los días.

Otra opción para combinar pueden ser los yogures desnatados o los batidos que aportan proteína y calcio a la dieta. Si no, siempre puedes tomar té con edulcorante. Eso sí, conviene dejar de lado el café y los zumos no naturales, pues contienen muchos elementos artificiales en su composición, como conservantes, colorantes y saborizantes.

Comentarios { 0 }

¿Te la juegas con las dietas rápidas?

dietas-rapidas

 

Perder peso para conseguir llegar a tu peso ideal exige un esfuerzo que en ocasiones puede ser considerable. Es por este motivo que muchas personas, bien sea por tiempo, bien por falta de ganas, acuden a las llamadas “dietas rápidas”, a veces conocidas también como “dietas milagro”. Pero la pregunta que nos hacemos muchos es ¿funcionan estas dietas?

Las dietas rápidas, como indica su nombre, consiguen una bajada de peso más o menos importante y a corto plazo. No obstante, esa bajada de peso se debe sobre todo a la pérdida de la masa muscular, dado que prácticamente todas las dietas rápidas se centran en eliminar mucho líquido de forma rápida (por ejemplo, a base de diuréticos y/o con un consumo de calorías muy bajo), por lo que, además de resultar peligroso, esos regímenes “milagro” reducen precisamente lo que deberíamos mantener, que es el músculo.

 

Dudas frecuentes sobre las fiestas rápidas

¿Recuperaré peso después de una de estas dietas? Pues la respuesta a esta pregunta es que sí.

Y te digo que sí por la presencia del efecto rebote (o efecto yo-yo). Explicándolo un poco mejor, el efecto “yo-yo” se basa en las dietas del tipo “semi-ayuno”, o muy bajas en calorías, que lo que provocan en el cuerpo es una tendencia claramente contradictoria en esto de perder peso, promoviendo un incremento en el apetito o un cambio en el metabolismo que nos haga quemar menos grasas. Estos cambios metabólicos hacen que cuando dejamos la dieta el cuerpo empieza a cumular rápidamente de nuevo grasas para crear “reservas” por si vuelven a faltar calorías en el futuro.

¿Cómo sé si una dieta se considera como “rápida”? Pues la verdad es que no es difícil de ver. Determinados signos demuestran cuando una dieta saludable deja de serlo, entre las más comunes:

  • Dietas que aseguran una pérdida de peso por encima de los 5 o 6 kilos por mes.
  • Dietas que se basan en estudios de “renombrados” doctores y/o en descubrimientos de dudosa veracidad.
  • Dietas que prometan perder peso en muy pocas semanas o incluso en algunos días.
  • Dietas anunciadas como “100% seguras”, con “x certificado de calidad del instituto x”.
  • Dietas centradas únicamente (o casi) en un tipo de alimento y/o en un componente alimenticio (como las proteínas).

Pero especialmente, uno de los rasgos que comparten todas las dietas milagro es el de la facilidad. Con estas dietas parece que todo es fácil, hasta en la difícil labor de perder peso, que cualquier persona que se lo haya tomado un poco en serio podrá dar su opinión, todo se puede llevar de forma muy fácil y sin ningún esfuerzo; lo de “perder peso se puede lograr sin esfuerzo” hace décadas que nadie se lo cree.

Por si fuera poco, existen otros dos trastornos que se asocian con frecuencia a las dietas rápidas; tanto la bulimia como la anorexia provienen muchas veces de estos regímenes alimenticios.

En conclusión, perder peso es una dura labor que requiere esfuerzo, sacrificio y control de los alimentos que ingerimos. Cualquier método o dieta que asegure perder tantos kilos en tan poco tiempo solo resultará un peligro más añadido para nuestra salud, y únicamente va a conseguir resultados a corto plazo.

Comentarios { 0 }

Profesionales de la alimentación: el nutricionista

nutricionista

 

Cuando queremos adelgazar y perder peso, una de las figuras profesionales más conocidas es la del nutricionista. Pero, ¿en qué consiste esta profesión?. Un nutricionista es un profesional con titulación universitaria especializado en dietas, alimentación y nutrición y su incidencia sobre la salud a la hora de adelgazar. Un nutricionista o nutriólogo también es alguien que asesora, enseña e investiga nuevos aspectos constantemente, y puede colaborar con el médico de cabecera del paciente con problemas de peso.

La pregunta que muchos nos hacemos es si es indispensable la ayuda de un nutricionista a la hora de adelgazar. Te diré que, aunque no es estrictamente imprescindible si que es una figura importante a la hora de elegir una dieta segura y sana.

 

Aportes de un nutricionista a nuestra salud

Pese a que un profesional dietista siempre nos aportará un punto positivo, debemos decir que, en la mayoría de casos, sin la ayuda de éste también es posible adelgazar y bajar de peso de forma autónoma y no por ello perder en salud. Pero la gran ventaja es que un profesional nos elaborará una dieta compensada y lo que es más importante una dieta personalizada a nuestras características, a nuestro metabolismo y nos preparará un plan para adelgazar sano. Una dieta sana es tan importante como la propia pérdida de peso.

No obstante, si el paciente en cuestión cuenta con problemas serios de salud (como obesidad mórbida) y/o simplemente quiere una mayor eficacia en su dieta, entonces es muy recomendable acudir a los servicios de un nutricionista.

Un profesional en nutrición nos aportará muchas ventajas, entre las que destacan:

  • Asesoramiento personalizado para cada caso concreto: se valoran aspectos como el trabajo, situación personal o emocional del paciente, es decir, características no exclusivamente dietéticas pero que suponen un plus si se tienen en cuenta.
  • Plan de alimentación a medida del cliente.
  • No solo ayuda a adelgazar, sino que se asegura un seguimiento a medio plazo para conseguir que no se recuperen esos kilos de más.
  • Además de adelgazar, también puede ayudar a engordar, para aquellas personas que lo necesiten pero sin descuidar su salud.
  • Es una especie de “mentor”. Un nutriólogo no es como otros profesionales que ocultan “secretos” de su profesión, y de hecho intentará que sus clientes aprendan cada vez más a corregir sus defectos dietéticos y/o alimentarios.

Dejando de lado toda esta serie de ventajas, un nutricionista no se limita a que sus clientes bajen o suban de peso. Ese no es el objetivo principal de esos profesionales, a diferencia de otros autores de “dietas milagro” que lo único que desean es hacer dinero, independientemente de la salud de las personas.

Un buen nutricionista o nutriólogo se caracteriza por su labor de enseñar a las personas, de hacer que aprendan a distinguir lo que comen y en qué medida o condiciones deben tomarlo. Es por eso que debemos desconfiar de algunos supuestos profesionales que solo se centran en determinados nutrientes o alimentos para adelgazar: el verdadero profesional debe promover el consumo de alimentos variados y saludables, porque en última instancia, lo que se busca es aumentar el bienestar y calidad de vida del paciente.

Concluyendo, un nutricionista siempre será de gran ayuda, independientemente del caso a tratar, e incluso en determinadas ocasiones será obligatoria su presencia. Mi consejo es que si te puedes permitir acudir a un profesional de la salud en tu meta de adelgazar esos kilos de más, lo hagas, pues no te arrepentirás. Si bien tampoco es imposible bajar de peso sanamente sin su ayuda.

Comentarios { 0 }

Alimentos saludables para picotear

pescado fresco

 

Por regla general, y exceptuando otros problemas de salud, cuando una persona padece de sobrepeso u obesidad, es un hecho que está íntimamente ligado a lo que comemos. Es por esto que para conseguir nuestro peso ideal debemos vigilar nuestra alimentación. Comer de por sí no engorda, ni siquiera “comer mucho” como erróneamente se suele creer, engorda, siempre con condiciones claro está.

Pero lo cierto es que muchas personas no consiguen adelgazar por el hábito del “picoteo” entre horas. La pregunta que muchos se estarán haciendo es si tomar un tentempié siempre engorda, y la respuesta es que no. No obstante, una vez más debemos seleccionar y distinguir entre tentempiés que engordan y aquellos que no, y que incluso pueden ser una buena arma en tu objetivo de adelgazar.

 

Alimentos para picar entre horas sin remordimientos

Frutas en general: Casi cualquier fruta te vendrá bien para picar entre horas. Tan solo hay algunas “restricciones” como el plátano, fruta muy saludable pero que no se recomienda ingerir entre horas (aunque no esté prohibido), dado que es mejor aprovechar sus propiedades por la mañana. Opta por una manzana, la fruta por excelencia par picar entre horas, que además de aportar fibra te saciará.

Tortitas de arroz: Aunque en realidad presentan un contenido relativamente alto de calorías, sacian mucho en pocas cantidades, por lo que también resultan perfectas cuando te entra el gusanillo. Un par de horas después de comer, si ves que te entra el gusanillo, toma 2 o 3 de estas tortas con un vaso de agua.

Queso bajo en grasas o queso fresco: Este tipo de queso fresco aporta bajas calorías, pocas grasas y un aporte alto en proteínas. Tómalo sin temor y cuando quieras. Se sugiere acompañarlo de un par de tostadas de pan integral, aunque incluirlo en la ensalada de la noche tampoco es mala opción.

Pan: Sí, no nos hemos vuelto locos. El pan tiene ese sabor característico que “engancha”, y aunque parezca mentira, tomado con moderación y acompañado de determinados alimentos, un pequeño bocadillo de pan (una vez más, a poder ser integral) a media mañana o tarde no engorda.

Sushi: Adquiere un poco de sushi ya preparado o compra pescado fresco para prepararlo tú mismo. Intenta acostumbrarte a su sabor, si es que ya no lo estás: sus ridículas calorías y buen aporte en proteínas suponen un manjar que puede ser degustado a cualquier hora del día.

Berberechos o similares: Las conservas de este tipo son un gran aliado para las personas que están a dieta, podemos picar cuando nos entra el hambre este tipo de conservas para el aperitivo o para matar el gusanillo ya que prácticamente no tienen calorías, pueden ser berberechos, almejas, etc.

Agua: Agua, agua y más agua. Este líquido transparente y mineral a menudo se suele infravalorar en las dietas. Si queremos adelgazar, el agua se debe tomar en mayor medida que antes, estableciéndose un mínimo de 2 litros al día, especialmente ahora que viene el calor. Tampoco se debe caer en el error de beber más agua de la necesaria: más de 3 litros por día generalmente suele estar desaconsejado.

Finalmente, el chocolate, tentación sabrosa donde las haya, no está prohibido pero sí limitado a ocasiones muy puntuales.

Comentarios { 0 }

¿Por que es recomendable hacer muchas comidas al día?

varias-comidas-dia

 

En cuestiones relativas a la alimentación, siempre se suele oír o leer que es más saludable hacer muchas comidas al día. Se estima que lo conveniente son cinco o seis, pero ¿es esto realmente lo correcto? ¿que beneficios tiene ingerir alimentos en periodos más cortos?

Para empezar a entender esto, hemos de saber que nuestro organismo esta formado por distintos tejidos, como pueden ser el muscular, el nervioso o el óseo. Estos a su vez se componen de células que funcionan como pequeñas factorías formadas por moléculas donde se reciclan muchos compuestos del organismo y se van eliminando los desechos.

Pero para que estas mini-factorías puedan funcionar correctamente necesitan energía y nutrientes adecuados. Los alimentos son la fuente principal de estos nutrientes (grasas, vitaminas, proteínas, minerales, etc) y de energía, esta última en forma de calorías.

Si en algún momento no aportamos los alimentos necesarios para que las células puedan disponer de dicha energía y nutrientes, no podrían funcionar correctamente. Esto provocaría de forma genérica como cansancio o fatiga. Pero si la carencia es mucho menor de la adecuada, los problemas llegarían a ser más graves, incluyendo anemias y distintos problemas de salud.

 

Cuidando el organismo correctamente

La mejor forma de cuidar nuestro cuerpo de la forma adecuada es proporcionarle a las células la cantidad necesaria de nutrientes y energía. Ni más ni menos que la adecuada. De esta forma podrán trabajar de la forma más productiva. Así pues, si ingerimos nutrientes en espacios cortos de tiempo (cada 3-4 horas) tendrán suministros de forma continua sin pasar por fases de agotamiento.

En cambio, cuando nos saltamos alguna comida, llegamos a la siguiente con demasiadas horas sin aporte calórico ni nutricional. Durante ese tiempo de ayuno las células se habrán tenido que dedicar a sobrevivir con el “combustible” básico para ello, pero sin trabajar por el bien del organismo. Como consecuencia, la reserva de azúcares bajará mucho, será necesaria una alteración hormonal y el cerebro reaccionará provocando cansancio, irascibilidad y ansiedad.

De esta forma quedan claros los motivos por los cuales la recomendación de hacer cinco o seis comidas ligeras al día es mucho más recomendable que hacer tres muy copiosas. El cuerpo será capaz de aportarle al sistema celular todo lo que sus necesidades requieran, lo que al final redunda completamente en una buena salud.

Comentarios { 0 }

Recetas de tartas para hacer en casa

Recetas de tartas

 

 

En estos días tan complicados en los que pasamos tanto tiempo en casa, creo que es bueno buscar nuevas formas para pasar las mañanas o tardes. Entre otras muchas cosas, mi vocación pastelera ha salido a flote y está resultando interesante para mí el haberme introducido en el mundo de los postres y dulces fáciles de hacer en casa. Eso si, nada profesional, solo a modo de entretenimiento, para pasar las horas de una forma diferente y productiva. Si tenéis familia, además, es genial para que los más pequeños, que ahora también están mucho tiempo en casa, puedan colaborar y poner su granito de arena. Aprenderán cosas de cocina, que siempre viene bien.

Hoy me gustaría recomendaros una receta que ya está en mis marcadores de recetas de tartas. Se trata de la tarta tres leches:

 

Ingredientes y preparación de la tarta:

6 Huevos completos
3 Claras de huevo
250 gr. de azúcar
250 gr. de harina tamizada
200 gr. de esencia de vainilla
1 cucharada pequeña de polvo para hornear
250 gr. de leche condensada
250 gr. de leche en polvo
250 gr. de crema de leche (o nata para postres)

Ponemos el horno a precalentar a 200 ºC mientras que batimos los huevos en un bol hasta conseguir una textura espumosa. En ese momento, y sin dejar de batir, iremos agregando poco a poco 150-200 gr. de azúcar. La mezcla se batirá preferentemente a mano, aunque también se puede usar una batidora de varilla a velocidad lenta. Cuando la mezcla de huevos y azúcar haya triplicado su tamaño, Llegado a este punto añadiremos poco a poco la harina y el polvo de hornear, utilizando movimientos envolventes. Finalmente, y sin dejar de batir, agregaremos la esencia de vainilla. Esta masa, una vez lista, se introducirá en un molde que previamente habrá sido untado con un poco de mantequilla y harina para evitar que se pegue. Después, se introduce en el horno durante 25-30 minutos.

Mientras la masa se va horneando prepararemos la crema. Para ello, mezclaremos la crema de leche (o nata), la leche evaporada y la leche condensada. Batiremos bien para que quede una crema homogénea que más tarde utilizaremos para untar el bizcocho que tenemos en el horno. Si dispones de Thermomix puedes utilizarla en este paso para que prepare la crema. Tras esto, dejaremos reposar y pasaremos a preparar el merengue, La forma clásica es batiendo las claras de huevo a punto de nieve y agregando poco a poco el azúcar que nos queda, hasta que el merengue tenga la consistencia adecuada. La batidora de varillas también puede ser tu aliada en este paso.

Ya solo queda montar la tarta. Sacaremos el bizcocho del horno, dejándolo enfriar un poco. Una vez que pierda algo de temperatura, utilizaremos la crema de tres leches que tenemos preparada para untar y empapar el bizcocho. Hay que ser generosos y asegurarnos de que el bizcocho queda completamente empapado. Puede que este paso nos lleve una hora o más, dependiendo del grosor que tenga la masa. Después decoraremos la tarta con el merengue a nuestro gusto, pudiendo añadirle algunos toppings dulces o complementos como la canela o virutas de chocolate. Hay múltiples opciones llegado este punto.

¡Lista! Ya tenemos preparada nuestra exquisita tarta tres leches. Ahora solo queda disfrutarla en familia. Y si no te gusta esta, puedes encontrar cientos de tartas rápidas para hacer tu mismo.

Comentarios { 0 }

Mercaurantes

listo-para-comer

 

Sí, has leído bien, “mercaurantes”. Es una tendencia que acaba de llegar a nuestro país y lo ha hecho para quedarse. Los grandes nombres en lo que a supermercados se refiere ya se han puesto manos a la obra e luchan por un mercado que, hasta ahora, estaba en manos de los restaurantes de comida rápida.

Estoy hablando de la última tendencia en los supermercados españoles: el “listo para comer”. Se trata de platos ya cocinados cuyo objetivo es ofrecer comida de relativa calidad, lista para consumir al instante. Como si de un restaurante se tratase. Una solución genial para desterrar el bocata.

Lo cierto es que, con el ritmo de vida que llevamos, este tipo de consumo tiene mucho mercado. Según los estudios, más de la mitad de la población adulta consume comida rápida al menos seis veces al mes. Esto ha hecho que nuevos actores entren a por su pedazo de pastel.

 

Listo para comer: lanzado y con éxito.

Como si de una carrera se tratase, las principales empresas de distribución de alimentos en España: Mercadona, Día, El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo y Lidl, ya cuentan con el servicio. Todas se han puesto las pilas rápidamente tras ver la oportunidad de negocio. Unas con la idea más desarrollada que otras.

Mercadona, El Corte Inglés y Carrefour ya llevan alrededor de un año implantando el servicio poco a poco por toda la geografía española, aunque todavía no todos los establecimientos cuentan con él. Los últimos en lanzarse han sido Día y Lidl. Otros grupos, como por ejemplo Mas, están terminando de perfilar su salida al mercado.

Los platos disponibles varían dependiendo de cada cadena. Mercadona parece ser la que tiene el espacio mejor acabado, con platos cocinados y servidos al instante. Alcampo y Carrefour optan por la variedad, con una gran cantidad de platos tanto fríos como calientes. El Corte Ingles ha optado por la calidad, aunque sin llegar a ser platos gourmet. Lidl en cambio utiliza otra estrategia, la de los precios bajos.

¿Cuál es mejor?. Pues, como se suele decir, para gustos los colores. Cada uno tendrá predilección por una u otra. Lo cierto es que este tipo de comidas te puede sacar de un apuro cuando el trabajo o las clases no te dejan demasiado tiempo para comer. Otra cosa que esta por ver es lo saludable de esta comida.

Comentarios { 0 }

Adicto al café

post21

 

La mayoría de las personas en todo el mundo consumen café a diario, en diferentes cantidades y diferentes horarios. Sin embargo, también existen muchas personas a las que no les gusta; de la misma forma que también existen aquellas que son totalmente adictas al café.

Y la razón es muy simple, el café es muy conocido por los efectos secundarios que causa en los consumidores; esta es una de las principales razones por las cuales mucha gente no sabe vivir sin consumirlo a diario.

En casi todos los casos, aquellos que son diagnosticadas como adictos al café se vuelven así de forma inconsciente. Uno de los mayores ejemplos de esto es el ámbito social, en mi caso en particular cuando era muy joven no soportaba el sabor del café.

Luego, durante el comienzo de mi época universitaria, todos mis compañeros tomaban café como si se tratase de agua. Esta razón fue el principal motivo por el que empecé a tomar café. Además, durante la época de exámenes, me ayudaba a mantenerme despierto. Así me uní al club de adictos por el café.

Es increíble cómo podemos llegar a ser tan dependientes de una taza de café. Tanto que incluso podríamos comenzar a desarrollar síntomas molestos como dolor de cabeza o irritación, entre otros, por no poder tomarnos por lo menos una taza de café al día.

 

Señales de los adictos al café

Existen muchas señales que podrían indicar cuando una persona se esta volviendo adicto al café. La primera señal es que nos volvemos inmunes a la cafeína. Es decir, no importa la cantidad de café ni la hora en que lo tomes, los efectos de mantenerse despierto por la cafeína ya no nos causan efecto.

Otra señal seria tener siempre presente, en nuestra mente, el pensamiento de cuando llegara el momento de nuestra próxima taza de café. O cuando incluimos en nuestras actividades diarias la rutina de hacerlas con una taza de café al lado.

Incluso muchas personas pueden llegar al punto de pensar, que son incapaces de realizar ciertas tareas de su vida diaria si no la hacen acompañados de una buena taza de café. Cuando las personas se convierten en adictos al café, comienzan a gastar demasiado dinero en el.

Si llegas a tal punto, quizás debas empezar a considerarlo como un problema. Y consultarlo con tu médico de confianza nunca estará de más. Principalmente para evitar los problemas secundarios de un consumo excesivo sobre la salud.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad