Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3
Archivo | Alimentación Semillas RSS para esta sección

Di no al azúcar y usa edulcorantes saludables

di-no-al-azucar

 

Todos sabemos que el azúcar refinado no es bueno para la salud pero la gran mayoría seguimos consumiéndolo sin plantearnos que realmente se trata de una sustancia que nos perjudica. Si estás planteándote dejar el azúcar no debes sentir miedo ya que existen un gran número de alimentos naturales que lo suplirán y resultarán mucho beneficiosos para tu organismo, sin dejar de ser deliciosos.

Sirope de ágave

La primera de las opciones elegida por todas aquellas personas que quieren renunciar al azúcar es el sirope de ágave. Se trata de un jarabe que se obtiene de un cactus denominado ágave azul y que tiene un índice glucémico realmente bajo con lo que es especialmente interesante también para los diabéticos.

Azúcar de coco

Esta es una opción muy interesante que muy poca gente conoce. Se trata de un alimento que se utiliza bastante en la cocina asiática y que aporta minerales y vitamina C. Tiene un sabor como a caramelo y es mucho más saludable que el azúcar. Existen muchas recetas saludables que se pueden hacer sin azúcar y sin otros derivados, como por ejemplo la nata. Aquí nos muestran una receta para una mousse de chocolate sin nata muy rica.

Azúcar de caña integral

Este es mucho más tradicional y conocido. Se trata de un azúcar de calidad que siempre debe revisarse que no esté refinado. Aportará al organismo vitaminas del grupo B, vitamina A y muchas fibras y minerales que facilitan la digestión. No se debe confundir con el azúcar moreno porque este simplemente es azúcar con algo de color.

La estevia como endulzante

Una de las opciones preferidas para endulzar y más saludables es sin duda la estevia. No tiene índice glucémico y no eleva la glucosa, siendo apta para diabéticos. La principal controversia que existe con este alimento viene dada porque se cree que los preparados incluyen muchas otras sustancias que son nocivas para la salud.

Miel de abeja

Sin duda se trata del alimento dulce más antiguo que existe y cuenta con muchos minerales, antioxidantes, vitaminas y demás nutrientes. Si se elige este producto se debe elegir miel cruda y no procesada puesto que la segunda no conserva las mismas propiedades.

Otras alternativas saludables al azúcar refinado

Hay otras opciones interesantes para edulcorar dejando de lado el azúcar como puede ser el delicioso sirope de arce. Se trata de una savia que se extrae de los arces y que es popularmente conocida como lo que echan en los helados y en las tortitas en las películas americanas. Otra opción es el azúcar de abedul. Se trata de una sustancia que se obtiene de la corteza de los abedules y es un azúcar de bajo índice glucémico que además tiene la ventaja de que no provoca caries ya que cuenta con un 40% menos de calorías de las que tiene el azúcar.

Comentarios { 0 }

Inconvenientes de la comida basura

comida-basura

 

La comida basura es uno de las grandes obstáculos cuando nos enfrentamos a una dieta sana. Es siempre la aguafiestas que nos hace dudar cuando estamos siguiendo una buena rutina de alimentación.

Es común cuando vemos a nuestros amigos y amigas comiendo una pizza y nosotros una ensalada que nos sintamos como una mierda, ya que estas decisiones de la salud son a veces demasiado duras. Pero ¿por qué debemos evitar comer comida basura? ¿Es realmente tan mala como la pintan todos los nutricionistas y médicos expertos en dietas?

Por qué no es aconsejable para nuestra dieta

La comida es sabrosa, pero no toda es bien recibida por el organismo, por tanto conocer los riesgos de la comida basura es básico, para mantener una salud optima y más hoy en día que este mal está a la puerta de la esquina.

Acumulación de grasas

Comer pizza o hamburguesa una vez al mes no implica un riesgo significativo, el problema es cuando la ingesta se convierte en crónica y a juzgar no sólo por los ingredientes sino también por la manipulación de los mismos, implica un riesgo severo para la salud.

La mayoría de los ingredientes son harinas, azucares y grasas, estos se acumulan en las cinturas de todos los comensales y alteran funciones del organismo. Cuando el acumulo de grasa llega a cierto nivel, se disparan los niveles de sustancias orgánicas, como la glucosa o triglicéridos, siendo ambos, unas armas devastadoras para la salud.

El riesgo de la comida basura en sus ingredientes, radica que la glucosa por ejemplo puede llegar a producir una diabetes y los triglicéridos un tapamiento cardiaco, que terminaría en una insuficiencia cardiaca o en el peor de los casos en un infarto agudo al miocardio.

Sin dejar de mencionar, dentro de los riesgos de la comida basura, la pobre manipulación de los mismos, siendo virus como bacterias las principales implicadas de intoxicaciones, aunque en caso más severos la Salmonella o Staphylococcus Aureus, los cuales acarrear un riesgo mayor a la vida humana.

No es sólo una simple diarrea, aunque es lo más frecuente, sino una serie de complicaciones alarmantes, las que pondría a la comida basura como un arma letal, si se es mal preparada. Sin dejar de mencionar su consumo excesivo o crónico.

Por todo esto, no es necesario que se radicalice el consumo, ya que hasta cierto punto es necesario, pero si la toma de conciencia de lo que significa llevarse una porción a la boca.

Comentarios { 0 }

Mitos sobre las técnicas para perder peso

perder peso

 

Pese a toda la información que existe hoy día para adelgazar de forma correcta, son bastante comunes algunos mitos que muchas personas creen como verdaderos a la hora de perder kilos.

A continuación, te dejo algunos de los mitos y errores más comunes y que deberías conocer.

 

Eliminar todas las grasas de tu dieta

Por lo general, el cuerpo necesita 50 gramos de grasa cada día, por lo que podemos ver la tontería que es eliminar toda la grasa de nuestra dieta. Lo que sí debemos reducir significativamente es la grasa saturada (presente en bollos, snacks industriales y fritos, entre otros). Para asegurar las grasas no saturadas (las que sí debes tomar), no dejes de lado el consumo de pescado azul, frutos secos y aceite de oliva, siempre con moderación.

Caminar sirve de poco

Nada más lejos de la realidad, caminar es una de las mejores actividades para adelgazar, y muy recomendada para personas con un sobrepeso elevado. Si bien es cierto que corriendo se queman más calorías y en menos tiempo, debemos tener en cuenta que caminando duraremos mucho más y los expertos suelen coincidir que debemos hacer al menos 30-40 minutos de ejercicio para que sea efectivo. Si no somos capaces de correr más de 10 minutos es mucho mejor caminar más de 30 minutos

Pocas calorías es sinónimo de adelgazar

Mito común donde los haya, el afirmar que cualquier dieta con pocas calorías ya adelgaza de por sí sola es un error común. No es lo mismo 1600 calorías provenientes de una dieta equilibrada que 1400 a base de grasas, azúcares, o incluso fármacos.

Hacer abdominales adelgaza y reduce barriga

Otro fallo fácil de los principiantes (y no tan principiantes) que quieren adelgazar y que se ayudan del deporte. Pese a que hacer abdominales es muy recomendable, sea cual sea nuestro estado físico, lo que no vamos a conseguir es que se nos marque la tableta. Para esto último, primero debemos eliminar la capa de grasas que rodea los abdominales, y eso es algo que no se puede hacer solo ejercitando ese músculo.

La cena no es tan importante, me la puedo saltar

Si nos saltamos la última comida del día lo único que vamos a conseguir es irnos a la cama con sensación de hambre y romper el ciclo de alimentación y/o dieta que seguimos para adelgazar. Os recomendamos leer este artículo Hacer 5 comidas diarias ayuda a perder peso para entender mejor los motivos

La cena (como cualquier otro plato) nunca se debe suprimir, si bien es verdad que tiene que ser más ligera que el resto de comidas del día.

El agua con las comidas engorda

Error que actualmente es poco frecuente pero que aún se puede oír de vez en cuando. El agua, al ser una bebida de 0 calorías, no engorda ni antes, ni durante, ni después de las comidas, siendo de hecho muy recomendable en el proceso de adelgazar.

Los productos light ayudan a adelgazar

De hecho, cuando un producto es “light” o del tipo “30% menos de grasas”, muchas veces se suele tratar de un alimento que ya de por sí tiene muchas calorías. Como ejemplos, podemos citar la mayonesa, los cereales con chocolate o quesos grasos, que originalmente tienen muchas calorías y grasas, y no por reducirlas en un 30 o un 40% van a servir para adelgazar. Un alimento añade la etiqueta light cuando tiene un 30% menos de calorías que el alimento original, por ejemplo un cacao en polvo será light si tiene un 30% menos de calorías que el que no es light pero sigue teniendo muchas calorías.

Comentarios { 0 }

La importancia del agua en una dieta equilibrada

beneficios del agua

 

El agua es un líquido fundamental para el organismo, se recomienda no consumir menos de 6 vasos diarios, permitiendo que el organismo tenga un adecuado aporte hídrico para facilitar la eliminación de toxinas. El mayor consumo de agua cuando bajamos de peso, permite que los riñones trabajen de menor forma para eliminar los productos de desechos producidos de la degradación de la grasa en exceso. Consumir mayor cantidad de agua no adelgaza, pero contribuye en el proceso para una mejor salud.

La otra función que se le atribuye al consumo abundante de líquidos, especialmente agua o gaseosas sin calorías es que genera sensación de saciedad, de esta forma comeremos menor cantidad de alimentos en cada ingesta. Lo ideal es consumir dos vasos de agua 15 minutos antes del almuerzo y cena, logrando que nuestra capacidad del estómago se vea disminuida, logrando consumir menor cantidad alimentos, contribuyendo a bajar de peso. Esta función no ha sido probada, este efecto es desaparejo, variable y sólo ocurre en algunas personas, no en todas.

 

Cómo hidratarse correctamente durante una dieta

Está comprobado que, para una buena alimentación, no es aconsejable tomar líquidos, incluso agua, durante las comidas. La hidratación debe realizarse antes de la ingesta y tras un par de horas del consumo de los alimentos, de una forma progresiva, con muchas tomas de poca cantidad.

Hay que tener en cuenta, que el consumo de algunos líquidos es libre durante el periodo que estamos adelgazando, dentro de los que se incluyen todos aquellos que no aporten calorías o lo hagan de forma poco significativa como: agua, té, café, gaseosas dietéticas. Estas bebidas deben contener edulcorantes que casi no aportan calorías, así que no contribuirán al aumento de peso. El agregado de azúcar común a las bebidas tiene que estar restringido, ya que aportan gran cantidad de calorías extras a nuestro metabolismo.

Los zumos naturales a pesar de aportar pocas calorías las aportan, por lo que su consumo no está prohibido pero tiene que ser reducido a lo largo del día.

Un aspecto importante a tener en cuenta, que es habitual cuando estamos intentando bajar de peso es realizar mayor cantidad de actividad física, que genera mayor transpiración y pérdida de agua. En estas circunstancias mantener un buen aporte hídrico es necesario. ¡Aumentar el consumo de agua mejorará nuestra hidratación corporal!

Comentarios { 0 }

Alimentacion baja en calorías

bajos-calorias

 

Comenzar una dieta para bajar de peso implica realizar varios ajustes en nuestra alimentación habitual. La publicidad nos invade ofreciéndonos una gran gama de productos, alimentos y comidas preparadas de bajas calorías. Esa una opción a tener en cuenta, pero requiere que prestemos atención a lo que verdaderamente se nos ofrece.

 

Alimentos light

Es frecuente pensar que por más que esté realizando una dieta, de los alimentos light se pueden comer libremente la cantidad que uno desee. Este concepto es equivocado, los productos bajos en calorías tienen un porcentaje reducido la cantidad de energía que nos aportan, pero no implican que sus calorías sean nulas. Si un producto bajo en calorías tiene ofrece el 50% de la energía que tiene su variedad común, es un gran aporte si tenemos que lograr disminuir las calorías. Pero si de ese producto bajo en calorías ingerimos el doble de lo que veníamos consumiendo del producto regular, las cantidad de calorías diarias se mantendrán.

Así que los productos light hay que consumirlos de forma cuidadosa y es necesario leer correctamente su etiqueta. Muchas veces ofrecen una reducción de calorías de pequeña cantidad, menor a un 20%, lo que podría considerarse baja para algunos productos alimenticios.

No olvidar que a las empresas le sirve vender productos y le es especialmente rentable los alimentos que tienen alguna variación en su composición, ya que este plus que se le agrega permite cobrar un precio superior que la versión del producto regular. Estas variaciones pueden ir desde la disminución de calorías que ofrecen, la no presencia de sal, disminución de grasas, entre otras posibilidades.

Algunos de los productos alimenticios bajos en calorías implican cambios en su sabor, textura e incluso color. Hay que evaluar si es preferible consumir algún producto light o preferir el común consumiendo una porción de menor tamaño.

 

Respetar el sabor de la comida

Hay que recordar que para que un plan de alimentación sea eficaz y logre resultados perdurables se requiere no perder el sabor de las comidas. La instancia de comer tiene que seguir valorándose para saborear los alimentos preparados que vamos a consumir. Son necesarios alimentos gustosos, sabrosos, bien combinados, que sean atrayentes a los gustos particulares de la persona que los consume. Este aspecto muchas veces es olvidado por las dietas, en las cuales ajustan muy bien la cantidad de porciones de cada alimento permitido al día, pero se olvidan que los mismos tienen que proveernos de una satisfacción en el acto de alimentarnos, ya que no sólo es ingerir calorías.

Aquí puedes ver recetas light sabrosas y saludables ideal para dietas de adelgazamiento. Si nos tomamos la molestia de cocinar la dieta será más llevadera y tendremos más posibilidades de éxito en nuestro propósito de alcanzar nuestro peso ideal. Si una dieta de adelgazamiento se basa en comer todos los días la misma comida insípida nos cansaremos rápidamente de ella.

Comentarios { 0 }

La buena cocina base de una dieta equilibrada

buena-cocina

 

La dinámica de las sociedades actuales lleva a que las personas y sus familias tengan poco tiempo para varias tareas habituales de todos los días. Una de ellas es la preparación de las comidas, las cuales son clave para un buen desempeño físico e intelectual durante la jornada. Este concepto muchas veces no lo tenemos claro, ya que algunas veces pasamos gran cantidad de horas sin ingerir ningún alimento por estamos con una gran demanda laboral, pasamos la hora del almuerzo sin detenernos a comer porque hay mucho trabajo, entre otras situaciones habituales.

Por esta razón, es que es importante que se prepare la mayor cantidad de comida en la propia casa, para cada uno de los integrantes de la familia. Esto es clave para una alimentación sana y equilibrada además de ayudarnos a mantener y lograr nuestro peso ideal. Es claro que esta tarea lleva tiempo, tanto en la compra de los ingredientes, en clasificación y preparación, pero sin dudas que aportará grandes beneficios para la salud de todos.

 

Cocinar para mantener el peso ideal

La comida preparada en la propia casa permite que se sepa con exactitud que ingrediente se han utilizado en su preparación, así como la calidad y estado de los mismos. Se podrá controlar la cantidad de grasas, calorías y sal que se le agregan, además de tener en cuenta los gustos para cada una de las personas. Así lograremos dietas acordes a lo que necesitamos en función de si tenemos colesterol, queremos perder peso o simplemente saber lo que comemos.

Es frecuente plantear problemas en la dificultad que implicar pensar que cocinar cada uno de los días, para esto una buena estrategia es que cada integrante de la familia haga una lista de preparaciones de alimentos. Con las listas, se podrá crear una lista para consultar cuando sea necesario para saber que comida preparar ese día.

Para aprovechar los beneficios de la comida preparada en casa, se puede cocinar una mayor cantidad para el almuerzo o la cena, ya separando las porciones necesarias para el otro día para las personas que trabajan o estudian y tienen que comer fuera de casa. Este hábito es muy saludable, ya que en algunas ocasiones desconocemos la calidad de los productos comprados ya listos para consumir. Hay algunos comercios que sí nos ofrecen las garantías de calidad, frescura y seguridad para la compra de alimentos listos, pero no es la regla en todos.

En caso de requerir comprar un almuerzo preparado es recomendable realizarlo en comercios formalmente establecidos y tener en cuenta las recomendaciones de tu entorno. ¡La comida hecha en casa es la que ofrece mejores beneficios para la salud de todos!

Comentarios { 0 }

Meriendas fáciles y bajas en calorías

meriendas-sanas

 

Muchos de nosotros pensamos que salteándonos alguna de las comidas, lograremos bajar de peso. Por las tardes es común sentir hambre y ganas de comer algo dulce, es tal vez una de las partes más difíciles de las dietas. Lo que hay que evitar es que, en ese momento concreto, dé ansiedad de ingerir golosinas, dulces o bizcochos. Igualmente evitar la merienda es un error, los especialistas aconsejan que hay que respetar cinco comidas al día y para cumplir con la merienda, te dejo algunas ideas fáciles y sanas que contribuyen a tu salud.

Con la merienda le aseguras a tu cuerpo los nutrientes que necesita, como calcio, proteínas y vitaminas. Si meriendas correctamente, a la hora de la cena llegarás con menos hambre y evitarás comer en forma impulsiva alimentos poco saludables. Como dije, es importante hacer todas las comidas porque favorece el funcionamiento del metabolismo, lo que significa un mayor gasto de calorías. A través del diseño de una dieta acorde a tu cuerpo, puedes distribuir los distintos nutrientes en las diferentes comidas para no pasar hambre y tendrás energía todo el día.

 

Algunos alimentos fáciles de conseguir

Opta por fruta fresca, una manzana o un plátano es muy fácil de llevar por ejemplo al trabajo y es una forma de amortiguar ese deseo de comer por las tardes. Los frutos secos también aportan beneficios, recomendado principalmente para quienes trabajan haciendo un gran desgaste mental, o para quienes después del trabajo van al gimnasio.

Aquí es importante no pasarse de la porción porque aportan muchas calorías. Algunos ejemplos son 3 o 4 nueces que hacen bien para controlar el colesterol, de 6 a 8 almendras que aportan proteínas, ciruelas, pasas secas que son más sanas que las dulces y con menos valor calórico.

También se puede acudir a las galletas o barritas integrales, también a las galletas de arroz o galletitas tipo María con una porción de 3 o 4 por persona. Aunque parezca mentira, los chocolates no están del todo desaconsejados para la merienda por tener propiedades antioxidantes. Si se come con moderación, de chocolate negro se permite comer hasta dos onzas, pero no todos los días.

Otra opción para combinar pueden ser los yogures desnatados o los batidos que aportan proteína y calcio a la dieta. Si no, siempre puedes tomar té con edulcorante. Eso sí, conviene dejar de lado el café y los zumos no naturales, pues contienen muchos elementos artificiales en su composición, como conservantes, colorantes y saborizantes.

Comentarios { 0 }

¿Te la juegas con las dietas rápidas?

dietas-rapidas

 

Perder peso para conseguir llegar a tu peso ideal exige un esfuerzo que en ocasiones puede ser considerable. Es por este motivo que muchas personas, bien sea por tiempo, bien por falta de ganas, acuden a las llamadas “dietas rápidas”, a veces conocidas también como “dietas milagro”. Pero la pregunta que nos hacemos muchos es ¿funcionan estas dietas?

Las dietas rápidas, como indica su nombre, consiguen una bajada de peso más o menos importante y a corto plazo. No obstante, esa bajada de peso se debe sobre todo a la pérdida de la masa muscular, dado que prácticamente todas las dietas rápidas se centran en eliminar mucho líquido de forma rápida (por ejemplo, a base de diuréticos y/o con un consumo de calorías muy bajo), por lo que, además de resultar peligroso, esos regímenes “milagro” reducen precisamente lo que deberíamos mantener, que es el músculo.

 

Dudas frecuentes sobre las fiestas rápidas

¿Recuperaré peso después de una de estas dietas? Pues la respuesta a esta pregunta es que sí.

Y te digo que sí por la presencia del efecto rebote (o efecto yo-yo). Explicándolo un poco mejor, el efecto “yo-yo” se basa en las dietas del tipo “semi-ayuno”, o muy bajas en calorías, que lo que provocan en el cuerpo es una tendencia claramente contradictoria en esto de perder peso, promoviendo un incremento en el apetito o un cambio en el metabolismo que nos haga quemar menos grasas. Estos cambios metabólicos hacen que cuando dejamos la dieta el cuerpo empieza a cumular rápidamente de nuevo grasas para crear “reservas” por si vuelven a faltar calorías en el futuro.

¿Cómo sé si una dieta se considera como “rápida”? Pues la verdad es que no es difícil de ver. Determinados signos demuestran cuando una dieta saludable deja de serlo, entre las más comunes:

  • Dietas que aseguran una pérdida de peso por encima de los 5 o 6 kilos por mes.
  • Dietas que se basan en estudios de “renombrados” doctores y/o en descubrimientos de dudosa veracidad.
  • Dietas que prometan perder peso en muy pocas semanas o incluso en algunos días.
  • Dietas anunciadas como “100% seguras”, con “x certificado de calidad del instituto x”.
  • Dietas centradas únicamente (o casi) en un tipo de alimento y/o en un componente alimenticio (como las proteínas).

Pero especialmente, uno de los rasgos que comparten todas las dietas milagro es el de la facilidad. Con estas dietas parece que todo es fácil, hasta en la difícil labor de perder peso, que cualquier persona que se lo haya tomado un poco en serio podrá dar su opinión, todo se puede llevar de forma muy fácil y sin ningún esfuerzo; lo de “perder peso se puede lograr sin esfuerzo” hace décadas que nadie se lo cree.

Por si fuera poco, existen otros dos trastornos que se asocian con frecuencia a las dietas rápidas; tanto la bulimia como la anorexia provienen muchas veces de estos regímenes alimenticios.

En conclusión, perder peso es una dura labor que requiere esfuerzo, sacrificio y control de los alimentos que ingerimos. Cualquier método o dieta que asegure perder tantos kilos en tan poco tiempo solo resultará un peligro más añadido para nuestra salud, y únicamente va a conseguir resultados a corto plazo.

Comentarios { 0 }

Profesionales de la alimentación: el nutricionista

nutricionista

 

Cuando queremos adelgazar y perder peso, una de las figuras profesionales más conocidas es la del nutricionista. Pero, ¿en qué consiste esta profesión?. Un nutricionista es un profesional con titulación universitaria especializado en dietas, alimentación y nutrición y su incidencia sobre la salud a la hora de adelgazar. Un nutricionista o nutriólogo también es alguien que asesora, enseña e investiga nuevos aspectos constantemente, y puede colaborar con el médico de cabecera del paciente con problemas de peso.

La pregunta que muchos nos hacemos es si es indispensable la ayuda de un nutricionista a la hora de adelgazar. Te diré que, aunque no es estrictamente imprescindible si que es una figura importante a la hora de elegir una dieta segura y sana.

 

Aportes de un nutricionista a nuestra salud

Pese a que un profesional dietista siempre nos aportará un punto positivo, debemos decir que, en la mayoría de casos, sin la ayuda de éste también es posible adelgazar y bajar de peso de forma autónoma y no por ello perder en salud. Pero la gran ventaja es que un profesional nos elaborará una dieta compensada y lo que es más importante una dieta personalizada a nuestras características, a nuestro metabolismo y nos preparará un plan para adelgazar sano. Una dieta sana es tan importante como la propia pérdida de peso.

No obstante, si el paciente en cuestión cuenta con problemas serios de salud (como obesidad mórbida) y/o simplemente quiere una mayor eficacia en su dieta, entonces es muy recomendable acudir a los servicios de un nutricionista.

Un profesional en nutrición nos aportará muchas ventajas, entre las que destacan:

  • Asesoramiento personalizado para cada caso concreto: se valoran aspectos como el trabajo, situación personal o emocional del paciente, es decir, características no exclusivamente dietéticas pero que suponen un plus si se tienen en cuenta.
  • Plan de alimentación a medida del cliente.
  • No solo ayuda a adelgazar, sino que se asegura un seguimiento a medio plazo para conseguir que no se recuperen esos kilos de más.
  • Además de adelgazar, también puede ayudar a engordar, para aquellas personas que lo necesiten pero sin descuidar su salud.
  • Es una especie de “mentor”. Un nutriólogo no es como otros profesionales que ocultan “secretos” de su profesión, y de hecho intentará que sus clientes aprendan cada vez más a corregir sus defectos dietéticos y/o alimentarios.

Dejando de lado toda esta serie de ventajas, un nutricionista no se limita a que sus clientes bajen o suban de peso. Ese no es el objetivo principal de esos profesionales, a diferencia de otros autores de “dietas milagro” que lo único que desean es hacer dinero, independientemente de la salud de las personas.

Un buen nutricionista o nutriólogo se caracteriza por su labor de enseñar a las personas, de hacer que aprendan a distinguir lo que comen y en qué medida o condiciones deben tomarlo. Es por eso que debemos desconfiar de algunos supuestos profesionales que solo se centran en determinados nutrientes o alimentos para adelgazar: el verdadero profesional debe promover el consumo de alimentos variados y saludables, porque en última instancia, lo que se busca es aumentar el bienestar y calidad de vida del paciente.

Concluyendo, un nutricionista siempre será de gran ayuda, independientemente del caso a tratar, e incluso en determinadas ocasiones será obligatoria su presencia. Mi consejo es que si te puedes permitir acudir a un profesional de la salud en tu meta de adelgazar esos kilos de más, lo hagas, pues no te arrepentirás. Si bien tampoco es imposible bajar de peso sanamente sin su ayuda.

Comentarios { 0 }

Alimentos saludables para picotear

pescado fresco

 

Por regla general, y exceptuando otros problemas de salud, cuando una persona padece de sobrepeso u obesidad, es un hecho que está íntimamente ligado a lo que comemos. Es por esto que para conseguir nuestro peso ideal debemos vigilar nuestra alimentación. Comer de por sí no engorda, ni siquiera “comer mucho” como erróneamente se suele creer, engorda, siempre con condiciones claro está.

Pero lo cierto es que muchas personas no consiguen adelgazar por el hábito del “picoteo” entre horas. La pregunta que muchos se estarán haciendo es si tomar un tentempié siempre engorda, y la respuesta es que no. No obstante, una vez más debemos seleccionar y distinguir entre tentempiés que engordan y aquellos que no, y que incluso pueden ser una buena arma en tu objetivo de adelgazar.

 

Alimentos para picar entre horas sin remordimientos

Frutas en general: Casi cualquier fruta te vendrá bien para picar entre horas. Tan solo hay algunas “restricciones” como el plátano, fruta muy saludable pero que no se recomienda ingerir entre horas (aunque no esté prohibido), dado que es mejor aprovechar sus propiedades por la mañana. Opta por una manzana, la fruta por excelencia par picar entre horas, que además de aportar fibra te saciará.

Tortitas de arroz: Aunque en realidad presentan un contenido relativamente alto de calorías, sacian mucho en pocas cantidades, por lo que también resultan perfectas cuando te entra el gusanillo. Un par de horas después de comer, si ves que te entra el gusanillo, toma 2 o 3 de estas tortas con un vaso de agua.

Queso bajo en grasas o queso fresco: Este tipo de queso fresco aporta bajas calorías, pocas grasas y un aporte alto en proteínas. Tómalo sin temor y cuando quieras. Se sugiere acompañarlo de un par de tostadas de pan integral, aunque incluirlo en la ensalada de la noche tampoco es mala opción.

Pan: Sí, no nos hemos vuelto locos. El pan tiene ese sabor característico que “engancha”, y aunque parezca mentira, tomado con moderación y acompañado de determinados alimentos, un pequeño bocadillo de pan (una vez más, a poder ser integral) a media mañana o tarde no engorda.

Sushi: Adquiere un poco de sushi ya preparado o compra pescado fresco para prepararlo tú mismo. Intenta acostumbrarte a su sabor, si es que ya no lo estás: sus ridículas calorías y buen aporte en proteínas suponen un manjar que puede ser degustado a cualquier hora del día.

Berberechos o similares: Las conservas de este tipo son un gran aliado para las personas que están a dieta, podemos picar cuando nos entra el hambre este tipo de conservas para el aperitivo o para matar el gusanillo ya que prácticamente no tienen calorías, pueden ser berberechos, almejas, etc.

Agua: Agua, agua y más agua. Este líquido transparente y mineral a menudo se suele infravalorar en las dietas. Si queremos adelgazar, el agua se debe tomar en mayor medida que antes, estableciéndose un mínimo de 2 litros al día, especialmente ahora que viene el calor. Tampoco se debe caer en el error de beber más agua de la necesaria: más de 3 litros por día generalmente suele estar desaconsejado.

Finalmente, el chocolate, tentación sabrosa donde las haya, no está prohibido pero sí limitado a ocasiones muy puntuales.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad