Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3
Archivo | octubre, 2019

Controlar la fiebre

fiebre

 

El aumento de la temperatura corporal es un método de nuestro cuerpo para combatir los virus y patógenos que ponen en peligro nuestra salud y, en muchas ocasiones, nuestra vida. Es algo natural, pero en ocasiones, si no ponemos freno a ese exceso de temperatura, puede causarnos muchos problemas. Por eso, ahora que el Covid-19 vuelve a expandirse y que la temporada de Gripe está a la vuelta de la esquina, no viene mal tener a mano unos consejos que nos puedan sacar de un apuro en un momento concreto.

Ponte en situación: dolor de cabeza, congestión, molestias… Te pones el termómetro y queda más claro todavía: tienes fiebre. ¿Cómo puede solucionarse rápidamente? De ninguna forma, pues este malestar es algo que ha de pasarse con calma y sin prisas, aunque es cierto que se puede tratar para que las molestias sean menores y para que desaparezca lo más pronto posible.

Comprar un Medicamento para bajar la fiebre es una muy buena opción, por no decir que es una esencial si se desea que desaparezcan los síntomas de la fiebre y la temperatura vuelva a estabilizarse. Pero, ¿qué ocurre cuando no se puede ir a la farmacia o cuando surge cuando la de guardia está demasiado lejos?

En estos casos, lo primero y mejor es recurrir al paracetamol o al ibuprofeno, ya que son buenos aliados para combatir esta molestia y sus efectos. Además de esto, también se puede recurrir a ciertos métodos caseros que van bastante bien y que, de hecho, consiguen buenos resultados en muy poco tiempo.

 

Trucos para bajar la fiebre de andar por casa

Darse un baño de agua templada es algo que va fenomenal para combatir la fiebre tanto en niños como en adultos. Del mismo modo, beber agua para mantenerse siempre hidratado y no excederse cubriéndose. Las personas más calurosas lo pasan mucho peor si se tapan más, sobre todo cuando tienen fiebre, ya que su temperatura corporal está por encima de lo habitual.

Los médicos también recomiendan muchísimo aplicar paños de agua y colocarlos en la frente para reducir los dolores de cabeza y bajar la fiebre, como también prohíben terminantemente ir a la calle cuando hace frío con el fin de bajar la temperatura del cuerpo. No es una buena opción, ni por asomo.

Por supuesto, aunque sea molesta y, en ocasiones, dolorosa, la fiebre no es algo a lo que haya que tener miedo, salvo que lleve a unas temperaturas que superen holgadamente los 39 grados. Es una reacción natural del cuerpo, algo que llevan a cabo las defensas para evitar ataques de agentes externos o cuando detectan una anomalía.

Si estás pasando por un día de fiebre, recuerda estas soluciones caseras, pero recuerda también que, si se prolonga durante varios días y aparecen síntomas extraños como dificultades respiratorias, manchas cutáneas o una temperatura excesivamente alta, hay que acudir al médico más cercano con total rapidez para poner remedio.

Comentarios { 0 }

Ecoturismo

ecoturismo

 

Los viajeros tienden a agruparse en categorías cuando se trata de lo que los motiva a experimentar el mundo. El único objetivo de algunos viajeros es probar nuevos sabores (el «foodie»), mientras que otros son viajeros culturales y aficionados a la historia. Algunos buscan mochileros baratos, mientras que otros simplemente quieren un descanso en una playa exótica.

Hay una lista interminable de razones por las que la gente viaja, y una lista aparentemente interminable de estereotipos para categorizarlos. Sin duda, también se ha encontrado con el término eco-viaje. Aunque a diferencia de ser un conocedor de la comida, de la playa o del vino, el ecoturismo es un término que, en última instancia, afecta a todo tipo de viajeros, y algo que, independientemente de sus intereses, debería preocupar a todo viajero.

¿Qué es exactamente el ecoturismo?

Los términos eco-amigable, ecoturismo y eco-viaje están en todos lados en estos días, y se han convertido en una palabra de moda, con todas las industrias dentro del mundo de los viajes luchando por subirse al carro. Entonces, ¿qué es el ecoturismo y por qué tantas empresas, países e instituciones se han sumado?

¿Es sólo una tendencia ingeniosa para marketing y negocio, o deberías estar realmente preocupado con por lo menos tratar de contribuir a convertirte en un eco-viajero tú mismo. Siendo un viajero responsable, un viajero con conciencia social, ¿por qué debería importarte?

Cuando la gente piensa en el eco-viaje piensa en visitar un paisaje natural exótico donde todo es orgánico y se aplica el lema «tomar sólo fotos, dejar sólo huellas». Algunos pueden pensar que el eco-viajero es un hippie, un activista de los derechos de los animales, o un creyente extremo del cambio climático.

Aunque el ecoturismo puede involucrar belleza natural y promueve la reducción de nuestra huella de carbono, va mucho más allá. Se trata más de una forma de viajar que de una razón para viajar, o de sus intereses personales, y es algo que cualquier tipo de viajero puede incorporar a sus itinerarios.

Todos los tipos de viajes dependen del ecoturismo

Es posible que no le guste viajar por el mundo para experimentar maravillas naturales y vida silvestre, sin embargo, todos los tipos de viajes están conectados con el ecoturismo responsable y, en última instancia, dependen de él. Conservar los recursos y minimizar nuestro impacto en los ambientes alrededor del mundo asegura que los lugares a los que viajamos y las razones por las que viajamos a esos destinos permanezcan intactos para futuras visitas de nosotros mismos y de las generaciones futuras.

Si elegimos (algunos dirían que continuemos) impactar negativamente el medio ambiente global, los futuros aficionados a la comida no tendrán la oportunidad de experimentar la cocina endémica debido a la pérdida de cosechas locales, mariscos y carnes. Necesitamos océanos sanos para proporcionar a los restaurantes pescado y langosta frescos, así como tierra fértil no contaminada para cultivar las frutas y verduras necesarias para nuestros platos exóticos favoritos.

El ecoturismo nos concierne a todos

Los turistas que buscan ser testigos de lugares emblemáticos o incluso aquellos que desean un viaje divertido y emocionante dependen de la conservación de recursos como el agua. La Fuente de Trevi de Roma y sus paseos favoritos en el parque acuático de Disney dependen, por supuesto, de la disponibilidad de agua y ya estamos empezando a ver restricciones de agua en los destinos que limitan características como las fuentes de Las Vegas.

Los festivales mundiales dependen en última instancia del medio ambiente local para suministrarles cosas como comida, flores y materiales que los hacen lo que son. Por ejemplo, La Tomatina de España no sería muy divertida sin tomates. Contamina nuestros océanos y playas y ahí va el surf o simplemente acostarse en la playa.

Florida ha encontrado recientemente problemas con respecto al uso de fertilizantes que se introdujeron en las aguas del mar local causando severas floraciones de algas que enviaron masas de material con mal olor a la orilla, creando problemas respiratorios para los que van a la playa. Esto no sólo afecta el día de diversión de un turista en la playa, sino que también disuade a los viajeros de regresar a un destino, lo que a su vez afecta a la economía turística general de ese destino y a los empleos locales que éste proporciona.

El ecoturismo va más allá de la naturaleza y la vida silvestre

El ecoturismo va más allá de la naturaleza y la vida silvestre de un destino. También se aplica a la población local. Su impacto ecológico incluye a los seres humanos, ya que ellos también forman parte del sistema que constituye el medio ambiente.

El ecoturismo tiene que ver con los esfuerzos de conservación y el mínimo impacto en las culturas tanto como en el medio ambiente natural. Se trata de reconocer los derechos y creencias espirituales de las comunidades locales que visitamos y asegurarnos de que tengan una experiencia tan positiva de nuestros viajes como la nuestra.

Necesitamos recordar que estamos entrando en su casa y por lo tanto debemos tratar esa experiencia con el respeto que merece. No nos atreveríamos a ir a la casa de nuestro vecino en la calle para reunirnos y destrozar su casa o faltarle el respeto a su forma de vida, así que tenemos que comportarnos de la misma manera cuando viajamos al extranjero.

Puede que no conozcamos a los locales extranjeros por su nombre cuando visitamos su tierra, y como sabemos que estamos allí sólo temporalmente, muchos parecen pensar que podemos dejar nuestros modales en casa. Pero si esto continúa, los viajes futuros pueden ser restringidos o, peor aún, imposibles, debido a los efectos negativos que nosotros mismos hemos infligido.

Haz que tu impacto sea positivo

Es ingenuo pensar que viajar al extranjero no impactará o cambiará el comportamiento de la cultura local o la vida silvestre. Está destinado a suceder. Machu Picchu es un buen ejemplo; hemos visto una hermosa cultura reemplazada por el comercialismo, y la vida silvestre como el oso de anteojos casi desaparece.

El objetivo no es evitar el cambio de comportamiento, sino minimizar los impactos negativos a largo plazo que destruirán las mismas razones por las que viajamos a varios destinos en primer lugar.

Cómo ser un ecoturista

No es necesario ser hippie para preocuparse por el medio ambiente y por el impacto que sus viajes dejan en el mundo. O note que nuestro comportamiento está interconectado y directamente relacionado con los efectos ambientales. Así que es increíblemente importante que cada tipo de viajero piense en la forma en que viaja y adopte una mentalidad ecoturística.

Al elegir empresas turísticas, hoteles y aerolíneas eco-certificadas que promueven y contribuyen al ecoturismo, aumentamos sus negocios y ganancias, lo que empuja a otras empresas a seguir sus pasos para mantenerse competitivas. Incluso si los beneficios son la principal motivación, si eso significa salvar el medio ambiente y proteger las especies y las culturas, entonces es una situación en la que todos ganan.

El turismo presenta una extraña dicotomía: permite preservar una cultura y admirar un medio ambiente, pero también tiene el potencial de diluirlo y destruirlo. Por lo tanto, es importante comprender los efectos que puede tener el viajar y asegurarse de que nuestras elecciones reflejen valores responsables y un impacto mínimo.

Comentarios { 0 }

Me decidí por un portátil reacondicionado

portatiles reacondicionados

 

Llegó la hora, mi portátil está cerca de decir adiós para siempre. Normalmente, esto que suele ser una mala noticia cuando sucede, es algo normal dentro de la vida de los aparatos. Igual que sucede con los coches, todas las máquinas tienen un tiempo de vida productivo y, pasada dicha etapa, llega el momento de cambiarlo.

Y no hablo sólo de que se estropee y deje de funcionar correctamente. A veces es necesario un cambio simplemente por rendimiento y cuestiones técnicas. Los nuevos programas necesitan mayor potencia y componentes mas actuales. Simplemente los ordenadores portátiles antiguos dejan de ser útiles y necesitan sustituirse.

 

Detalles importantes a la hora de cambiar el portátil

Para empezar hay que establecer un presupuesto máximo para la compra del nuevo equipo. De nada sirve ponerse a buscar si no sabemos realmente cuanto podemos gastar. Es algo que resulta minimamente lógico.

La segunda cuestión es, ¿el presupuesto nos da para comprar un ordenador nuevo con las características técnicas que necesito o necesitamos buscar una alternativa?. En ocasiones resulta que por cuestiones de trabajo necesitamos un ordenador potente que no podemos permitirnos. En estos casos, lo habitual es recurrir al mercado de segunda mano.

Pero hay una opción que también es conveniente valorar y que normalmente no se suele tener en cuenta. Recurrir a los portatiles reacondicionados. Se trata de equipos que, sin ser completamente nuevos, tienen una apariencia física y un rendimiento igual que si lo fueran.

Suelen proceder de situaciones como fallos de fabricación, aparatos expuestos en tiendas o devoluciones de clientes que los han probado y, por algún motivo, no les han convencido. El hecho es que, después de pasar por un procedimiento de testeo y puesta a punto, vuelven a venderse por un precio reducido respecto al PVP de venta al público habitual.

Los ordenadores reacondicionados son quizás la mejor forma de conseguir un equipo de buenas características a un precio muy competitivo. Hay que tener en cuenta que suelen estar verificados por técnicos expertos y que el vendedor ofrece una garantía similar a los productos nuevos, por lo que no hay nada que temer cuando pensamos en adquirir uno.

Yo me he decidido por uno de estos, que he encontrado en una oferta inmejorable. En unos días ya estará en casa y os contaré con detalles que tal ha sido la experiencia.

Comentarios { 0 }

Belleza y psique

belleza psicologia

 

Es más que curioso el concepto de belleza y cómo nuestro cerebro la almacena. Cómo nuestro cerebro almacena que un alma, una esencia, puede ser preciosa y olvida lo que también fué.

Seguramente habreis recordado, más de una vez, lo precioso que era un gesto, los ojos y sus miradas, el pelo y su movimiento… un sinfín de aspectos de una persona querida que ya no podemos ver, fallecida, con la que perdimos el contacto… etc. Obviamente ocurre lo mismo con una situación, un paisaje o, incluso, unas palabras.

Lo que más me asombra es la facilidad por escoger de un cerebro humano. Cuando recordamos a alguien querido y ampliamos a recordar todo lo anteriormente citado, es como si olvidásemos las cosas no tan buenas e incluso malas que podría tener esa persona o situación. Esta característica es el mayor error psicológico humano que veo, una vez me paro a pensarlo.

 

Olvidar lo malo

Se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra y debemos ese segundo golpe, tercero y cuarto, a que olvidamos en mayor o menor medida lo que no nos gusta o nos ha hecho daño. Si realmente fuésemos neutrales frente a nuestros pensamientos todo sería mucho más fácil y no nos daríamos tantas veces con la nariz en el suelo, pero sin embargo… siempre hay un “pero” enorme.

Yo no quiero recordar lo malo y, muy a mi pesar por X razones que no vienen a cuento, lo hago muy a menudo. Quiero recordar a una persona como lo preciosa que era, lo simpática y lo que nos hacía reir a todos y, a su vez, olvidar por qué nos hemos alejado o las cosas malas que han pasado entre nosotros. Quiero recordar una situación y un paisaje por lo feliz que me hicieron y no por lo que pasó despues o lo que perdí en ese sitio.

Sin embargo, “me entrené” para dejar de olvidarlo y, ahora, soy mucho menos feliz y agradable, menos simpático y más tímido. Recuerdo con más facilidad lo malo que he hecho, que he dicho, que he ocasionado y… en ocasiones… me siento cual rata. Por ello me encuentro en el dilema de si he perdido felicidad o la he alcanzado, ya que puedo sentirme menos feliz pero a la vez menos “malo”, con lo que pongo menos piedras en el camino.

Lo único que sé, es que si antes me arriesgaba poco, ahora me arriesgo menos y… es algo que sí es digno de echar de menos.

Comentarios { 0 }

La comunicación en la nueva educación

comunicacion educacion

 

Un aspecto que se vuelve fundamental a la hora de establecer relaciones productivas en el ámbito educativo es la comunicación. Y no me refiero únicamente a comunicación entre profesor y alumno, sino entre todos los actores que forman parte de la educación de un estudiante: profesor, estudiante, familia, dirección del centro, psicólogos….

Pero con el problema que surgió a partir del pasado mes de marzo cuando el Covid-19 irrumpió en nuestras vistas, esta comunicación se ha visto afectada y cambió por completo. El contacto presencial se esfumó de un instante a otro y todo se convirtió en videollamadas, intercambio de correos electrónicos y llamadas de teléfono.

Sin duda, este cambio de paradigma supone una revolución y un reto para los agentes educativos actuales. Sobre todo, teniendo en cuenta que es algo impuesto por naturaleza y no desarrollado de forma programada.

 

Evitar la brecha emocional con el apoyo de las familias

Los profesores, durante el tiempo de confinamiento y los últimos meses de curso han cambiado el entorno de clase por el virtual. Para esto se ha hecho imprescindible el apoyo de la familia como parte necesaria en el proceso educativo. Quizás nunca hasta ahora, los familiares tuvieron un papel tan importante en la formación de los estudiantes.

La pandemia ha posibilitado que los docentes hayan entrado en el entorno familiar, conociendo ciertos detalles de como la familia es capaz de gestionar las obligaciones estudiantiles de los más jóvenes. La implicación familiar se volvió fundamental y, en general, se respondió bien, aunque claro está que siempre surgen excepciones.

En algunos centros educativos se creó la figura del padre delegado, una persona que coordinaba las necesidades del grupo de padres para trasladarlas a los profesores, consiguiendo de esta forma una organización más eficaz y facilitando un correcto flujo de información en ambos sentidos. Quizás esta coordinación haya nacido para quedarse y poco a poco se extienda por más ciudades y comunidades.

Por otra parte, otro de los desafíos ha sido conseguir que la interacción entre alumnos, que también se ha visto resentida por la situación, se retomase de la forma más productiva. De igual forma podría decirse de la interacción entre profesores, que también se vió afectada por la falta de contacto físico.

Se debe aprovechar esta oportunidad para sentar bases que puedan resultar necesarias en la educación del futuro. No dejemos todas estas dinámicas y formas de trabajar diferentes se pierdan una vez que vuelva la “normalidad” (si es que vuelve como tal). Se ha avanzado en modelos educativos con mucho potencial y no nos podemos permitir dar un paso atrás.

Comentarios { 0 }

Los hobbies de la nueva normalidad

curso para aprender a coser

 

Este 2020 será recordado históricamente como el año de la pandemia del Covid-19. A ningún experto le queda duda de ello. El impacto ha sido tan grande en todos los sentidos que es imposible que ningún otro suceso o noticia pueda llegar a tener el alcance que ha logrado el coronavirus. Y es algo normal, puesto que llevamos siete meses (más los que nos quedan) en la que nuestra forma de vida ha dependido de la evolución de dicha pandemia.

Durante estos meses todos hemos cambiado muchos hábitos de vida. En la mayoría de los casos por obligación mas que por gusto. Los tres meses largos en que el país estuvo confinado casi sin poder salir de casa hicieron que muchos de nosotros tuviésemos que buscar nuevas formas de ocupar nuestro tiempo libre, que durante ese trimestre se multiplicó. De ahí salieron muchos nuevos hobbies y aficiones de los de hacer en casa.

Quizás el entretenimiento que movió a más personas, fruto de la popularidad que le dio la televisión a consecuencia del desabastecimiento de ciertos productos en los supermercados, fue la cocina. Hordas de nuevos panaderos y pasteleros amateurs agotaban constantemente el stock de levaduras y harinas en los comercios. Otros clásicos como la lectura o aprender nuevos idiomas también tuvieron un importante auge. Pero hubo un pasatiempo, también bastante tradicional, que tuvo especial éxito y que hoy en día sigue con un importante crecimiento de usuarios interesados en él. Me refiero a la costura.

 

La costura es el rey de los hobbies post confinamiento

En el último medio año han sido miles las personas que se han interesado por la costura. Muchos de ellos han aprovechado las facilidades que ofrece internet para realizar un curso para aprender a coser de forma online. Otros, especialmente aquellos que conviven con personas de edad más avanzada, han sacado partido del hecho de que un 95% de las mujeres españolas de edad media-avanzada dominan la costura, por el hecho de que en su juventud era algo que debían aprender. De esta forma han conseguido tener maestras extraordinarias sin salir de casa.

Está comprobado que coser, como casi cualquier otro trabajo manual creativo, es una actividad relajante y que mejora la autoestima, por lo que facilita el llegar a tener una vida satisfactoria. Además, ayuda a eliminar el estrés y la ansiedad causado por el ritmo de vida del siglo XXI,

También es conveniente destacar las posibilidades que ofrece, en lo que a vestuario se refiere, el poseer un nivel avanzado en corte y confección. Te da la posibilidad de vestir 100% a tu gusto y con modelos únicos, puesto que tú eres quien los fabrica. Salvo que recurras a alguna modista, es imposible conseguir esto de ninguna otra manera.

Si eres uno de los que todavía no ha probado los placeres de la costura, desde aquí te animo a hacerlo. Comprobarás como con muy poco esfuerzo pueden conseguirse grandes resultados y avances. La oferta de cursos para iniciarte y aprender los conceptos básicos es muy amplia y poco a poco, irás mejorando y teniendo la posibilidad de hacer tus primeras prendas. Las bufandas hechas a mano son todo un clásico y el invierno está a la vuelta de la esquina. ¡Anímate!

Comentarios { 0 }
Política de privacidad