Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3

Controlar la fiebre

fiebre

 

El aumento de la temperatura corporal es un método de nuestro cuerpo para combatir los virus y patógenos que ponen en peligro nuestra salud y, en muchas ocasiones, nuestra vida. Es algo natural, pero en ocasiones, si no ponemos freno a ese exceso de temperatura, puede causarnos muchos problemas. Por eso, ahora que el Covid-19 vuelve a expandirse y que la temporada de Gripe está a la vuelta de la esquina, no viene mal tener a mano unos consejos que nos puedan sacar de un apuro en un momento concreto.

Ponte en situación: dolor de cabeza, congestión, molestias… Te pones el termómetro y queda más claro todavía: tienes fiebre. ¿Cómo puede solucionarse rápidamente? De ninguna forma, pues este malestar es algo que ha de pasarse con calma y sin prisas, aunque es cierto que se puede tratar para que las molestias sean menores y para que desaparezca lo más pronto posible.

Comprar un Medicamento para bajar la fiebre es una muy buena opción, por no decir que es una esencial si se desea que desaparezcan los síntomas de la fiebre y la temperatura vuelva a estabilizarse. Pero, ¿qué ocurre cuando no se puede ir a la farmacia o cuando surge cuando la de guardia está demasiado lejos?

En estos casos, lo primero y mejor es recurrir al paracetamol o al ibuprofeno, ya que son buenos aliados para combatir esta molestia y sus efectos. Además de esto, también se puede recurrir a ciertos métodos caseros que van bastante bien y que, de hecho, consiguen buenos resultados en muy poco tiempo.

 

Trucos para bajar la fiebre de andar por casa

Darse un baño de agua templada es algo que va fenomenal para combatir la fiebre tanto en niños como en adultos. Del mismo modo, beber agua para mantenerse siempre hidratado y no excederse cubriéndose. Las personas más calurosas lo pasan mucho peor si se tapan más, sobre todo cuando tienen fiebre, ya que su temperatura corporal está por encima de lo habitual.

Los médicos también recomiendan muchísimo aplicar paños de agua y colocarlos en la frente para reducir los dolores de cabeza y bajar la fiebre, como también prohíben terminantemente ir a la calle cuando hace frío con el fin de bajar la temperatura del cuerpo. No es una buena opción, ni por asomo.

Por supuesto, aunque sea molesta y, en ocasiones, dolorosa, la fiebre no es algo a lo que haya que tener miedo, salvo que lleve a unas temperaturas que superen holgadamente los 39 grados. Es una reacción natural del cuerpo, algo que llevan a cabo las defensas para evitar ataques de agentes externos o cuando detectan una anomalía.

Si estás pasando por un día de fiebre, recuerda estas soluciones caseras, pero recuerda también que, si se prolonga durante varios días y aparecen síntomas extraños como dificultades respiratorias, manchas cutáneas o una temperatura excesivamente alta, hay que acudir al médico más cercano con total rapidez para poner remedio.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad