Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3
Archivo | Economía Semillas RSS para esta sección

Las mejores empresas nacen para solucionar problemas

problema-solucion-negocio

 

Cuando un emprendedor comienza una aventura empresarial, su proyecto puede arrancar principalmente desde dos puntos. El primero y más común es tener una idea que se considere innovadora, de futuro éxito y rentable. La otra opción es buscar un problema lo más común posible para el conjunto de la población y conseguir una solución para rentabilizarla.

Si fuese yo quien debe elegir entre un método u otro para iniciar un proyecto empresarial me quedaría sin ninguna duda con la segunda opción. La primera implica desarrollar la ideas, buscar clientes potenciales y esperar que tenga éxito. Por contra, la búsqueda de solución a un problema o una necesidad concreta obtiene a los potenciales clientes antes del lanzamiento. Tan solo hay que darles a conocer que existe ese producto demandan.

 

Casos de éxito de startups nacidas para cubrir una necesidad

Desde esta perspectiva han nacido muchas de las startups con más éxito de los últimos años. Sin ir mas lejos, hasta el propio Google, la mayor empresa de la actualidad, surgió de la necesidad de encontrar los mejores y más exactos resultados a las búsquedas de los usuarios de internet. Hasta aquel entonces no era nada fácil localizar a la primera la información que se intentaba conseguir.

Otro ejemplo de startup de éxito que nació desde la oportunidad de solucionar una demanda fue Sporify. Por un lado solucionó la demanda de los usuarios de poder conseguir música fácilmente a través de internet, de forma gratuita, segura y sin necesidad de búsquedas complicadas. Por otro cubrió la petición de la industria musical de poner fin al problema de la piratería musical que ni siquiera habían podido lograr leyes creadas ad-hoc para ello.

Está claro que no hay nada que pueda asegurar el éxito futuro de un proyecto antes de nacer. Si no fuese así todos seríamos triunfadores. ¿Quién no se ha encontrado alguna vez con algún contratiempo para el que hubiese deseado tener una solución?. Es evidente que se necesita un equipo que lo desarrolle y que cuente con la experiencia y los conocimientos necesarios para llevarlo a buen puerto.

Pero lo que no se puede discutir es que el que no lo intenta nunca conseguirá alcanzar el éxito. En el riesgo se encuentra el camino para llegar hasta el objetivo.

Comentarios { 0 }

CRM en la gestión empresarial

software crm

 

En un mundo que cambia rápidamente y en el que es necesario adaptarse de una manera instantánea a dichos cambios para conseguir una ventaja competitiva, se hace imprescindible contar con las mejores herramientas disponibles dentro del sector empresarial para manejar las nuevas situaciones que se van produciendo y poder dar una respuesta .

Dentro de las muchas aplicaciones que existen, una de las fundamentales es el CRM. El software CRM (Customer Relationship Management) es una herramienta informática centrada en la relación empresa-cliente y que ayuda a gestionar dicha relación. Aunque pueda sonar simple, se trata de un tipo de aplicación informática muy potente capaz de realizar innumerables tareas basadas en la linea estratégica comercial.

El software CRM permiten gestionar información de los clientes, captar sus opiniones y automatizar procesos y servicios que permiten conocer sus necesidades en todo momento para poder atenderlas al mismo tiempo que sincroniza las ventas, elabora informes y realiza tareas de facturación.

 

Ventajas del uso del software CRM

Las ventajas del uso de CRM son evidentes. Tanto es así que no hay empresa mediana o grande que no cuente con uno de estos softwares de gestión. Se adapta a cualquier sector y son multiplataforma, contando con la capacidad de integrarse dentro de los sistemas propios de cada empresa.

Es capaz de mejorar el trato con el cliente, haciéndolo más rápido, cercano y personalizado, dirigido especialmente a cumplir con sus expectativas. Además, hace más fácil el desarrollo de estrategias de marketing puesto que es capaz de analizar los gustos, necesidades y opiniones del cliente sobre los productos y servicios para adaptar la estrategia a ellos.

Con este tipo de sistemas de gestión, se consigue una optimización en los procedimientos que se traduce en la mayoría de las ocasiones en un aumento del volumen de ventas y, en consecuencia, en mayores beneficios. Pero, aunque la principal tarea está enfocada hacia los clientes, también desarrolla el trabajo en equipo y el compañerismo dentro de la empresa, aumentando la coordinación entre los diferentes departamentos.

El resultado final es una alta fidelización de los clientes al garantizar la satisfacción y cubrir sus expectativas. Una buena dirección de ventas junto con un equipo comercial experimentado y un buen software CRM son garantía de una buena base para el éxito empresarial.

Comentarios { 0 }

¿Salud o economía?

economia-coronavirus

 

La crisis provocada por la situación epidemiológica actual asociada al coronavirus sigue galopando. Y buena prueba de ello son los desplomes bursátiles de los principales índices mundiales, que están viviendo una caída histórica durante los últimos días. La situación es tal que ni los propios analistas recuerdan algo similar. Quizás ninguno de los que hoy trabajan en bolsa lo hayan vivido anteriormente.

Las consecuencias de parar completamente y de un frenazo países enteros están siendo demoledoras a corto plazo, pero se espera que puedan convertirse en algo aún más crudo a la larga. Tanto que son pocos los que se atreven a pronosticar el desastre económico y cuánto tiempo costará reponerse  del descalabro. Pero no todos los países han apostado por la paralización tal y como recomienda la OMS. Algunos han decidido utilizar otra táctica.

 

Eligiendo entre la supervivencia de la población o la económica

El primer país en alzar la voz contra la estratégia que consiguió sacar a China y Korea de la peor fase de la epidemia fue Reino Unido. Boris Johnson anunciaba hace unos días que la decisión de su gobierno era apostar por la inmunidad de grupo, sin aislar socialmente a la población y sin necesidad de paralizar el país. Y lo hacía con unas palabras que daba miedo escuchar: “Es un hecho que muchas familias van a perder a sus seres queridos”. Y es que la previsión de muertes en UK siguiendo este sistema se cifraban por encima de las 100.000 personas.

El plan de Reino Unido pasaba por, dado que evitar la epidemia no es posible, dejar que la mayoría de la población se contagie (los grupos de menor riesgo), pasando la infección en casa recluidos durante 7 días, mientras que se trataría de proteger lo más posible a los grupos de riesgo. Esto, en teoría, permitiría que el país esquivara la crisis económica en la que entrarían la inmensa mayoría de países del mundo, poniendo al país en un lugar privilegiado desde el punto de vista competitivo, respecto al resto de potencias.

¿Merece la pena sacrificar, al menos 100.000 personas en pro de una situación económica mucho más ventajosa? Pues según quién lo analice. Para la gran mayoría, hablar impunemente de tal cantidad de fallecidos sin mostrar el más mínimo rubor es completamente inhumano. Otros, que lo ven desde otra perspectiva, dicen que de nada sirve salvar tantas vidas si después se van a encontrar un país completamente hundido y con problemas que harán la vida de los ciudadanos muy complicada.

¿Quién tiene razón? El futuro lo dirá. En principio la práctica totalidad de los países han optado por la vida en contra de la economía. Reino Unido parece ahora recular también. Pero Suecia, y ahora también Países Bajos, están decididos a sacrificar a una parte de su población por el bien económico común. Veremos como termina el asunto.

Comentarios { 0 }

Ahorro de cara a la jubilación

ahorro jubilacion

 

Con la estabilidad del sistema de pensiones a futuro en el aire son muchos los que hemos decidido, desde jóvenes buscar una alternativa que nos asegure, al menos un mínimo bienestar cuando nos llegue la edad de jubilación. Es cierto que el mercado laboral y el altísimo paro juvenil no ayuda mucho a la hora de pensar en el ahorro, pero ser previsor hoy es una obligación.

Aunque aún quedan varias décadas para que llegue ese momento, con una disciplina de ahorro que aporte una cantidad mensual, aunque sea mínima, será suficiente para que nuestro “colchón” económico crezca poco a poco. Otros, con más posibilidades monetarias, pueden optar también por otros sistemas, como inversiones o planes de pensiones.

 

Sistemas de ahorro para la jubilación

El plan de pensiones es el producto estrella para estos casos. Se trata de un fondo colectivo gestionado por una empresa privada y donde cada persona hace ciertas aportaciones según su capacidad económica. El dinero aportado puede rescatarse llegada la hora de la jubilación, o anticipadamente por incapacidad, muerte o dependencia.

La ventaja de contar con un plan de pensiones es, sobre todo fiscal, pues las aportaciones pueden deducirse sobre la base imponible del impuesto sobre la renta.

Otra de las vías de ahorro son los denominados fondos de inversión, si bien son más desconocidos por requerir ciertos conocimientos sobre inversiones y no contar con beneficios fiscales. Estos tienen la ventaja de no presentar condiciones si quiere recuperarse lo invertido de forma anticipada.

Como último método os hablaré de los seguros de ahorro. Este tipo de pólizas garantizan el pago de una renta al cumplir el pazo estipulado (rentas vitalicias). Sería como contar con una pensión privada que puede complementar a la que el sistema público de pensiones te aporte cuando llegue el momento de la jubilación.

Estos tres sistemas son los más empleados por los ahorradores con vistas a la jubilación. Hay quienes no quieren depender de una entidad privada y prefieren otro tipo de inversiones, como bonos públicos. O incluso los que utilizan una técnica mucho más antigua, la de guardarlo “debajo del colchón”.

Lo cierto es que, al final, es cuestión de gustos y de buscar uno que se acomode bien a nuestra capacidad de ahorro. Lo que está claro es que, aunque a los políticos se les llene la boca diciendo que el sistema público no está en riesgo, más vale prevenir que curar.

Comentarios { 0 }

La economía del futuro

economia futuro

 

Todos hemos oído hablar, en mayor o menor medida, de las criptomonedas. Se trata de divisas electrónicas que algunos han tachado como el nuevo “compro oro”. Algo que empieza a brotar como setas en época de lluvia pero que acaba perdiéndose por completo en la nada.

Sin duda, en los últimos años estas monedas virtuales se han convertido en un nido de especuladores que han hecho un auténtico negocio de las inversiones en Bitcoins, Ethers o Ripples entre otras (ahora mismo existen cientos de ellas). Tanta fama e interés suscitaron que se provocó una mini explosión tipo burbuja en diciembre de 2017 de la que muchos inversores salieron muy perjudicados. Muchos de ellos asumieron las pérdidas y abandonaron el “negocio”. Otros mantienen su inversión a fondo perdido con la esperanza de que algún día remonten y puedan recuperar su dinero. Probablemente nunca llegue ese día.

 

Las criptomonedas no son el futuro

Al menos a medio plazo. A largo nadie sabe que pasará. Y lo afirmo básicamente porque la manera en la que se utiliza el dinero es incompatible con el funcionamiento de las criptomonedas. Utilizamos el dinero básicamente para pagar bienes y servicios que tienen un precio relativamente constante. El Bitcoin es tan volátil que, lo que un día vale 10 otro día puede valer 1.000, lo que supone una inflación insostenible.

Además, nada respalda estas criptomonedas. Son descentralizadas, no tienen detrás un gobierno o un banco que proteja a los usuarios de la deflación o de la insolvencia. No es sostenible una economía sin estas garantías.

Por tanto, el Bitcoin y sucedáneos varios están condenados a vivir, hasta que desaparezcan, como una forma de inversión de alto riesgo, donde solo los que cuenten con información privilegiada y las grandes fortunas pueden ganar, puesto que son los que a golpe de talón pueden hacer variar el precio en cualquier momento.

El futuro del comercio pasa por el dinero electrónico, que no virtual, con un sistema de control tradicional, pero en el que se elimine el papel y el metal.

 

Comentarios { 0 }
Política de privacidad