Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3

Profesionales de la alimentación: el nutricionista

nutricionista

 

Cuando queremos adelgazar y perder peso, una de las figuras profesionales más conocidas es la del nutricionista. Pero, ¿en qué consiste esta profesión?. Un nutricionista es un profesional con titulación universitaria especializado en dietas, alimentación y nutrición y su incidencia sobre la salud a la hora de adelgazar. Un nutricionista o nutriólogo también es alguien que asesora, enseña e investiga nuevos aspectos constantemente, y puede colaborar con el médico de cabecera del paciente con problemas de peso.

La pregunta que muchos nos hacemos es si es indispensable la ayuda de un nutricionista a la hora de adelgazar. Te diré que, aunque no es estrictamente imprescindible si que es una figura importante a la hora de elegir una dieta segura y sana.

 

Aportes de un nutricionista a nuestra salud

Pese a que un profesional dietista siempre nos aportará un punto positivo, debemos decir que, en la mayoría de casos, sin la ayuda de éste también es posible adelgazar y bajar de peso de forma autónoma y no por ello perder en salud. Pero la gran ventaja es que un profesional nos elaborará una dieta compensada y lo que es más importante una dieta personalizada a nuestras características, a nuestro metabolismo y nos preparará un plan para adelgazar sano. Una dieta sana es tan importante como la propia pérdida de peso.

No obstante, si el paciente en cuestión cuenta con problemas serios de salud (como obesidad mórbida) y/o simplemente quiere una mayor eficacia en su dieta, entonces es muy recomendable acudir a los servicios de un nutricionista.

Un profesional en nutrición nos aportará muchas ventajas, entre las que destacan:

  • Asesoramiento personalizado para cada caso concreto: se valoran aspectos como el trabajo, situación personal o emocional del paciente, es decir, características no exclusivamente dietéticas pero que suponen un plus si se tienen en cuenta.
  • Plan de alimentación a medida del cliente.
  • No solo ayuda a adelgazar, sino que se asegura un seguimiento a medio plazo para conseguir que no se recuperen esos kilos de más.
  • Además de adelgazar, también puede ayudar a engordar, para aquellas personas que lo necesiten pero sin descuidar su salud.
  • Es una especie de “mentor”. Un nutriólogo no es como otros profesionales que ocultan “secretos” de su profesión, y de hecho intentará que sus clientes aprendan cada vez más a corregir sus defectos dietéticos y/o alimentarios.

Dejando de lado toda esta serie de ventajas, un nutricionista no se limita a que sus clientes bajen o suban de peso. Ese no es el objetivo principal de esos profesionales, a diferencia de otros autores de “dietas milagro” que lo único que desean es hacer dinero, independientemente de la salud de las personas.

Un buen nutricionista o nutriólogo se caracteriza por su labor de enseñar a las personas, de hacer que aprendan a distinguir lo que comen y en qué medida o condiciones deben tomarlo. Es por eso que debemos desconfiar de algunos supuestos profesionales que solo se centran en determinados nutrientes o alimentos para adelgazar: el verdadero profesional debe promover el consumo de alimentos variados y saludables, porque en última instancia, lo que se busca es aumentar el bienestar y calidad de vida del paciente.

Concluyendo, un nutricionista siempre será de gran ayuda, independientemente del caso a tratar, e incluso en determinadas ocasiones será obligatoria su presencia. Mi consejo es que si te puedes permitir acudir a un profesional de la salud en tu meta de adelgazar esos kilos de más, lo hagas, pues no te arrepentirás. Si bien tampoco es imposible bajar de peso sanamente sin su ayuda.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad