Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3

Joyas de España 1. El Caminito del Rey

caminito

 

Hoy me gustaría contaros una de las mejores experiencias turísticas que he podido vivir. Nuestro país tiene parajes naturales espectaculares, dignos de visitar para cualquiera. Entre ellos, algunos destacan por su singularidad, atractivo e incluso espectacularidad. Uno de ellos es el denominado “Caminito del Rey”, un recorrido por el Desfiladero de los Gaitanes, situados en el paraje natural conocido como El Chorro, en Málaga.

El Chorro es un lugar de increíble belleza que se sitúa en la comarca del Valle del Guadalhorce, en el entorno del embalse Guadalhorce-Guadalteba. En él, destaca por su singularidad, un gran desfiladero (o cañón) de unos 300 metros de altura, y que alberga en su interior una de las rutas senderistas más impresionantes que haya conocido. El Caminito del Rey es una pasarela peatonal, adosada a la roca del cañón, que tiene una longitud de más de 3 Km. y cuya anchura es alrededor de 1 metros. Antiguamente era uno de los senderos más peligrosos del mundo, pero tras su remodelación en 2015, se convirtió en una experiencia que no encontrarás en ningún otro lugar, al menos en España.

 

Historia del Caminito del Rey

El Caminito fue construido a principios del siglo XX, entre 1901 y 1905, como acceso para los operarios del mantenimiento de los Saltos del Gaitanejo y de El Chorro, sirviendo posteriormente también en las tareas de construcción del Embalse Guadalhorce-Guadalteba. Por su belleza y los paisajes que podían verse desde él, fue adquiriendo fama y visitantes. Tanto que se mejoró con vistas a la inauguración del embalse. En 1921, Alfonso XIII presidió dicha inauguración, cruzando por dicho recorrido, que por ello, desde entonces empezó a denominarse Caminito del Rey.

Con el paso del tiempo y la falta de mantenimiento, el Caminito del Rey fue deteriorándose. Allá por el año 2.000, presentaba numerosas zonas derrumbadas y la barandilla protectora había desaparecido. Esto, lejos de ahuyentar a los visitantes, lo hizo aún más atractivo para los amantes de las emociones fuertes. Su peligrosidad era evidente y varias muertes de excursionistas acrecentaron su leyenda. Por seguridad fue clausurado y los accesos hacia el se destruyeron.

No fue hasta 2015 cuando, tras una amplia restauración, se hizo posible que el Caminito del Rey volviese a abrirse al público. Hoy en día cuenta con miles de visitantes al año, que disfrutan de la experiencia de su recorrido. Pero la limitación establecida en cuanto a número de visitantes diarios hace que no sea fácil conseguir una entrada.

Si te parece atractiva la idea y decides pasar a conocerlo, te recomiendo que planifiques la visita con tiempo o te será imposible poder acceder. Podrás disfrutar de un entorno absolutamente privilegiado, lejos de otros lugares turísticos y que te ofrecerán otra perspectiva de tu tiempo de ocio.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad