Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3

Se busca el talento

talento

 

En el mundo globalizado en el que vivimos, la necesidad de las empresas por desbancar a la competencia cada vez es más vital. Ya no se juegan el mercado con los rivales locales, sino que que compiten con otras empresas de todo el mundo. Cualquier proveedor material o de servicios puede dar cobertura a un cliente a miles de kilómetros de distancia.

Este hecho hace que cada vez sea más importante ser el número uno del sector, y esto se consigue contando con los mejores profesionales. Y los mejores no son siempre los más experimentados, sino que entra en juego un valor importantísimo hoy en día como es el talento.

 

Escasez y caza de talentos

La falta de talento en determinadas áreas profesionales son un problema para aquellas zonas del mundo donde se da. El no poder contar con personas con determinadas habilidades específicas lastra la capacidad de generar beneficios de muchas empresas.

La última encuesta sobre escasez de talento ha dejado unos resultados preocupantes para determinadas zonas. En Japón, por ejemplo, se estima que un 89% de las empresas tienen problemas para encontrar determinados perfiles profesionales especializados. Similar problema se ha encontrado en Turquía, donde la baja preparación de la población hace que 2 de cada 3 empresas tengan problemas para ocupar ciertos puestos.

En Europa, aún sin ser tan acuciantes los problemas, países como Francia, Alemania, Grecia o España están entre los más afectados por la falta de habilidades de los integrantes del mercado laboral. En torno al 30% de las empresas de estos países encuentran dificultades para integrar en sus plantillas ciertos perfiles.

India, a pesar de su superpoblación y con una industria informática en crecimiento, también está necesitada de talentos que aceleren el motor de la economía, al igual que EEUU, donde el índice de dificultad para las empresas alcanza el 50%.

Todo esto no hace más que poner más a las claras la necesidad de una educación específica y de calidad, que haga que los profesionales del futuro cuenten con una cualificación especializada al finalizar sus estudios. El sistema educativo debe evolucionar hacia esta tendencia, pues garantía de futuro para todos, tanto el trabajador como la empresa y el país.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad