Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3

Llegó el Black Friday

cuponeto

 

Pues después de tener anuncios hasta en la sopa, llegó el Black Friday o el supuesto día de las ofertas espectaculares. Y digo supuestas porque cada año es más obvio que se trata más de una campaña de marketing hiper agresiva que de un día, o días, de ofertas irrechazables. Todo el mundo se ha subido al carro del Black Friday sin ton ni son. El consumismo y la cercanía de la Navidad han hecho el resto.

Es bastante curioso ver como miles de personas abarrotan los centros comerciales en busca de una ganga que, en la mayoría de los casos no existe. Pero comprarán otras cosas que, sean necesarias o no, llenarán por un lado ese hueco de su inconsciente y por otro los bolsillos de las grandes multinacionales.

Pero como digo, dentro de las generalidades también hay sus excepciones. Si se busca bien, y se sabe donde y como, es posible encontrar alguna oferta buena. Incluso alguna ganga. Pero normalmente estas están en internet y no en las tiendas físicas.

 

¿Como aprovechar realmente el Black Friday?

Pues en primer lugar, teniendo claro lo que buscamos. Hay cientos de miles de “ofertas” y es imposible tener todas controladas. Si hacemos una lista de lo que realmente necesitamos y acotamos estas ofertas a estos artículos, la tarea será más sencilla. Pero ojo, esto no quiere decir que necesariamente vayamos a encontrar algún precio que no pueda conseguirse en algún otro momento del año.

Normalmente los buenos descuentos y, por tanto, los mejores precios no suelen verse directamente en los sitios, sino que se consiguen gracias a algún cupón de descuento. Antes era difícil conseguir estos descuentos pues tenías que estar suscrito a las newsletters (correos basura) de los vendedores o ir página por página buscando. Esto ahora se ha hecho mucho más simple gracias a las páginas especializadas en recopilar cupones de descuento, como por ejemplo cuponeto. Estas web ponen en un solo sitio los descuentos aplicables a cientos de webs, resultando realmente práctico a la hora de conseguir rebajas considerables. Hoy ha sido posible encontrar códigos por valor del 30%, 40% e incluso del 50%.

En resumen, en esto del Black Friday todavía nos queda mucho que aprender de los americanos. Allí si es un día con muchas ofertas aprovechables y no una semana de venta de humo, como aquí. Si en los próximos años no se cambia el guión, no tardaremos en ver como esta moda se desinfla progresivamente.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad