Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3

Cómo tener un jardín perfecto

jardin-perfecto

 

Tener la posibilidad de contar en casa con un coqueto jardín es una pequeña fortuna. No todo el mundo dispone del espacio necesario para crear este pequeño rincón donde entretenerse y pasar momentos de relax.

Sin embargo, a pesar de contar con espacio suficiente, muchas personas no se atreven a crear su propio jardín por no tener los conocimientos adecuados. Para crear el jardín perfecto hay que tener en cuenta distintos aspectos y planear bien todo por anticipado. Aunque parezca algo complicado, realmente basta con seguir algunos consejos básicos, como por ejemplo los que ofrecen en mejormotosierra.net y que a continuación voy a resumir lo mejor posible. Ya no habrá excusa para no tener un jardín bien cuidado y arreglado en tu propio hogar.

Planificación del jardín

Antes de empezar a diseñar el jardín de tus sueños, piensa cuidadosamente qué plantas, árboles y mobiliario te gustaría tener en él. Como ya te he dicho, construir tu propio jardín no tiene que ser difícil, estresante ni consumir mucho tiempo.

Lo primero que tendrás que hacer es coger papel y lapiz y empezar a anotar aquello que se te ocurra: arboles, plantas, colores que quieres destacar… No olvides que será bueno contar con zonas de sombra constante donde poder descansar, por lo que será una gran idea pensar en plantar algunos árboles de gran tamaño.

Algunos tipos de árboles crecen rápidamente, son hermosos y son fáciles de cuidar, pero deberás ajustar bien el espacio disponible que hay en tu jardín para ellos. Después, ve acomodando los huecos restantes con otros más pequeños, junto con plantas y flores que te gusten. Elige cuales irán juntos y cuales tendrán un lugar exclusivo.

Los diseñadores de jardines profesionales suelen recomendar acabar con los grandes espacios para que el jardín gane en intimidad. Por ejemplo, puedes romper un gran espacio añadiendo grupos de flores con colores vivos en lugar de los setos regulares y cuadrados que tienen muchos jardines.

¿Cómo dar un toque único a tu jardín?

Para crear sensaciones distintas a lo que comúnmente se ve en los jardines, te aconsejo jugar con los colores y texturas. Mezcla materiales tan distintos como puede ser la roca, con hierba y con agua. Esto dará la sensación de no saber exactamente lo que encontrarás en cada lugar del jardín.

Utiliza secuencias repetitivas para crear composiciones, mezclando distintas plantas y arbustos. Esta técnica sirve para crear sensación de frescura y relax.

Las zonas de los bordes deben estar bien recortadas y cuidadas para ofrecer sensación de jardín nítido y limpio. Combina estas zonas con ornamentos y decoración de jardín. Es posible encontrar pequeñas estatuas y otro tipo de adornos a coste realmente bajo.

Otra idea original es combinar plantas decorativas con cultivo de vegetales. Dicha combinación añadirá un toque único a tu jardín y te permitirá cultivar productos caseros como lechuga o pimientos.

Jardín con personalidad propia

No tengas miedo de darle al jardín un toque de propio plantando plantas, árboles y flores que te gusten personalmente. Además, puedes incluir en la decoración objetos que tengan una conexión especial contigo bien por hobbie o por trabajo. Por ejemplo, podrías crear una pequeña fuente en forma de campo de golf en el centro del jardín si te gusta este deporte.

Muchas veces cometemos el error de centrarnos en revistas y otras publicaciones a la hora de crear nuestro jardín. No dejes que los libros limiten tu imaginación a la hora de crear el tuyo. Un jardín similar a otros cientos es aburrido.

Consideraciones a tener en cuenta al planear tu jardín

La luz es un factor muy importante en la vida de las plantas y flores, por lo tanto, tendrás que pensar en qué plantas y flores vas a plantar y dónde. Ten en cuenta que cada tipo de planta tendrá sus propios requerimientos de luz.

Tendrás que limpiar el suelo y quitar el césped seco para plantar flores y proporcionar suficiente espacio para que crezcan. Además, deshazte de cualquier roca que puedas tener en el suelo y que no sea decorativa. Luego rastríllalo para desmenuzarlo y alísalo para obtener una superficie uniforme.

Comprueba la fertilidad de la tierra. Si tu jardín no tiene tierra apta para el cultivo tendrás que seguir un programa de fertilización antes de pensar en sembrar tus nuevas plantas y flores. La forma más fácil, rápida y económica para esto es utilizar hojas caídas de los arboles junto a abono y turba para crear un compuesto muy fértil. Si no dispones de estos elementos siempre podrás comprar un sustrato ya preparado en tiendas de jardinería.

Asegúrate contar con disponibilidad suficiente de agua. Sin ella no existe jardín. Tendrás que tener una o varias tomas de agua repartidas por el jardín y una buena manguera que pueda llegar hasta todos los rincones.

Por último, evita colocar plantas en los lugares que tienen corrientes de aire o en zonas donde la temperatura fluctúa y cambia bruscamente.

Como ves, es simple poder contar con lo necesario para convertir a tu jardín en la envidia del vecindario. Tu familia y amigos disfrutarán de una zona de confort donde querrán pasar horas, sobre todo si tienes hijos. Si ya te has decidido, ponte en marcha y prepara ahora tu jardín.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad