Vida en Salamanca
Cuento, opino y comparto. Por Fernando B.
 
diap3

Cómo tener tu propio gym en casa

como tener gym en casa

 

El poder ir con regularidad al gimnasio se complicó mucho con la llegada del Covid. En la gran mayoría de ellos ahora es necesario reservar cita y tener un horario fijo en el que asistir, lo que ha complicado mucho que los usuarios podamos compatibilizar el entrenamiento con los estudios o el trabajo. Esto ha hecho que se dispare el número de personas que han decidido montar un pequeño gimnasio en su propia casa.

Aunque a priori pueda parecer algo complicado y costoso, en realidad no tiene por que serlo. Aplicando algunos tips que podemos encontrar en artículos especializados como este en el que explican al detalle cómo montar tu gimnasio en casa, podemos hacerlo fácil, ahorrando tiempo y dinero.

¿Qué necesito para comenzar a tener mi propio gym en casa?

Ya sea porque no puedes compatibilizar tus horarios con los del gimnasio o simplemente porque quieras disfrutar de las comodidades que te permite entrenar en casa, es necesario que conozcas los elementos indispensables que te permitirán ponerte en forma, ganar músculo o tonificarte desde casa.

1. El suelo

No podemos plantear tener un gimnasio en casa sin pensar en tener un buen suelo. Los hogares comunmente no están preparados para esto, por lo que habrá que proteger la tarima o el enlosado de la zona donde vayamos a montarlo. Esto te permitirá evitar daños al usar elementos pesados y realizar diferentes ejercicios que no requieran el uso de mancuernas u otros elementos.

En la mayoría de los casos, un suelo protegido por goma de buen espesor será suficiente, pudiendo realizar diferentes series de flexiones, sentadillas, abdominales y ejercicios que necesitas apoyarte en una superficie plana.

2. Las barras

El primer elemento que deberás implementar en tu gimnasio en casa serán las barras. Son elementos fáciles de conseguir en cualquier tienda de deportes o grandes almacenes. Si eres habitual del gimnasio ya sabrás que existen varios tipos.

Dependiendo del tipo de ejercicios que hagas deberás decidirte por una o varios modelos. Para deportes de fuerza semejantes a la halterofilia, necesitarás una barra olímpica, pero si tu entrenamiento es mayormente una rutina de ejercicio normal, es decir ejercicios de hipertrofia, entonces una barra convencional será la mejor opción. Estas suelen ser muy económicas.

Además, tendrás que considerar otros tipos como la barra de curl o una barra romana si quieres tener opciones de realizar mayor variedad de ejercicios.

3. Los discos

Si eres principiante, cuando comiences quizás te baste con una barra recta, ya que podrás realizar la gran mayoría de ejercicios básicos aprovechando su propio peso. Pero llegará un momento en que dejará de ser suficiente y necesitarás haber adquirido discos de una variedad de pesos diferentes.

Estos discos suelen ser de dos materiales, tanto de hierro fundido como de caucho. El primero es el más común que te vas encontrar, suelen ser económicos, hasta puedes hacer tus propios discos si tienes una fundidora o si conoces a una persona que trabaje con ella.

En cuanto los discos de caucho, su precio suele ser algo mayor, pero si entrenas en un espacio que tiene un suelo más delicado serán los adecuados. Al dejarlos caer en el suelo, amortiguan el impacto de la caída de gran forma, si provocar daños en el suelo ni en el propio disco.

4. Barras de dominadas

Las dominadas son un excelente conjunto de ejercicios que permiten ganar masa muscular y tonificarte de una excelente manera. Por eso, otro de los elementos que debes considerar cuando montas tu gimnasio en casa, sin duda, son las barras de dominadas.

Con ellas podrás entrenar tanto el torso como toda la espalda. Puedes conseguir varios modelos de las barras de dominadas, como por ejemplo, las conocidas que se colocan en el marco de la puertas y que son muy económicas, aunque pueden ser un poco peligrosas si no se ajustan perfectamente.

También tienes la opción de las barra de dominadas que van atornilladas. Estas son perfectas para comenzar tu gimnasio en casa ya que son más seguras y cómodas si cuentas con el espacio suficiente para entrenar.

Pero si tienes un presupuesto mayor, puedes invertir en una torre de dominadas que no tiene que fijarse a ninguna superficie y que además de traer la barra de dominadas, puedes realizar paralelas y otros ejercicios.

5. Las mancuernas

Un juego de mancuernas, te vendrá perfecto para ejercicios de la parte superior del cuerpo, sobre todo para los bíceps y tríceps. Por eso uno de los elementos que debes buscar cuando montas tu gimnasio en casa son las mancuernas.

Estas pueden ser desmontables o fijas y normalmente vendrán en varios pesos, para poder tener un progresión. De igual manera los discos incorporados a la mancuerna podrán ser de hierro fundido o de caucho.

Lo más recomendable quizás sea utilizar mancuernas desmontables, puesto que podrás utilizar también los discos en cualquier otra barra de fuerza, sin tener que gastar dinero extra en discos de peso bajo.

Otros elementos que puedes implementar para mejorar tu gimnasio en casa

Una vez te hayas hecho con los elementos básicos anteriores, ya tienes todo lo indispensable para hacer entrenamientos básicos en casa. Sin embargo, si quieres darle más nivel a ese pequeño gimnasio, puedes utilizar algunos elementos extras que mejorarán tu rutina.

Por ejemplo, un banco reclinable será un gran accesorio para complementar algunos ejercicios, como el press de banca o levantamiento de mancuernas. Hará tu rutina más cómoda y eficiente que si utilizas una silla mueble de la casa.

Si quieres tener todo recogido y ordenado, considera hacerte con un soporte de barras y discos. En él podrás colocar todas tus elementos de entreno de forma que no estén tiradas por el suelo o puedan caerse directamente en la superficie donde te ejercites.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad