Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6

Balance y nuevos proyectos

Llega a su fin un nuevo curso. Ya con ganas de descansar un poco y de retomar fuerzas para lo que nos viene. Ha sido este un curso raro, de relativa calma, y quizás por ello ha posibilitado el planteamiento de nuevos y sugerentes retos para el curso venidero. El proyecto estrella será sin duda la puesta en marcha de una Clínica Jurídica en la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca, al que hemos añadido el apellido “de Acción Social”, con la que pretendemos mostrar el compromiso que la Universidad pública debe tener con los colectivos más desfavorecidos, implicándonos en la defensa de causas que creemos justas. Se trata de revalorizar la calidad de la docencia y de fomentar la transferencia de resultados, para que lo que hagamos en la Universidad trascienda y llegue a la sociedad. Pretendemos también inocular el virus del compromiso social en los/as estudiantes, porque eso va a posibilitar que contribuyamos a formar profesionales comprometidos, que tengan claros sus compromisos éticos y que a su vez contribuyan a construir desde los puestos que a cada uno le corresponda desempeñar una sociedad más justa.
El otro día leía un artículo que denunciaba que los profesores universitarios nos hemos convertido en los últimos tiempos en poco menos que en hacedores de “papers” y que no fomentamos un aprendizaje que vaya más allá de los cánones establecidos o que no colabore con asociaciones u organizaciones sociales. Aunque en parte el artículo tiene razón, básicamente por el sistema de evaluación del profesorado que se ha establecido, que dista mucho de ser el mejor y más equilibrado, pues premia lo cuantitativo frente a lo cualitativo, también es verdad que en la Universidad hay profesores que tenemos claro nuestro compromiso social y nuestra privilegiada posición de enseñantes que nos permite trasladar lo que creemos a nuestros/as alumnos/as. De ese espíritu inquieto y comprometido también hay profesores en la Facultad de Derecho, y aunque todavía estemos en los inicios, tenemos claro que la Clínica Jurídica puede insuflar aire fresco a nuestras titulaciones y puede servir para dinamizar desde la perspectiva social las enseñanzas que aquí impartimos. Es un reto difícil, pero precioso. Confíemos en que entre todos seamos capaces de lograr encontrar la fórmula adecuada para hacer una Universidad con mayúscula en la que el compromiso social sea nuestra hoja de ruta.
Me despido hasta septiembre. Como siempre, muchas gracias a todos/as los/las que leéis este blog. Descansad lo que podáis y como podáis y a la vuelta nos vemos para seguir compartiendo reflexiones e ideas.

Duran Ayago Antonia

About Duran Ayago Antonia

http://www.linkedin.com/in/aduranusal Twiter: @aduranusal

Suscripción al Blog

Si quieres recibir cada entrada, suscríbete

Política de privacidad