Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6

Había una vez…

Había una vez un Estado que se llamaba España. Decía ser un Estado social y democrático de Derecho, porque así lo especificaba el artículo primero de su Constitución, a la sazón, norma suprema del ordenamiento jurídico. Un día llegó al poder un señor apellidado Wert que veía bastante poco, porque hasta ese momento se había dedicado a ir de programa en programa de televión ejerciendo de polemista, y de tanto que opinaba no podía ver la realidad cual era. A ese señor, decimos, un mal día otro señor lo nombró ministro de educación, y desde ese día la Educación volvió a ser la cenicienta del cuento. Maltratada por doquier, esta cenicienta sabía de su valía aunque su malvada madrastra se encargara de ningunearla cada vez que tenía ocasión. Un mal día, la madrastra de cenicienta, el Sr. Wert, se levantó y sin pensarlo dos veces decidió que los estudiantes no habían sido suficientemente vapuleados, había que herirles más y sin pensárselo dos veces llevó al BOE una disposición que vulneraba todos los principios más sagrados del Derecho; seguridad jurídica, orden jerárquico de las normas… Pero no contento con ello, y en atención a su bien conocido pasado como opinador, se despachaba por los medios diciendo que era una forma de garantizar estas becas (las Erasmus) para los alumnos que tuvieran menos ingresos. Se supo entonces, aunque ya se adivinada, que este señor tenía bastante poca idea de todo y que además era un provocador.
Tanto provocó que hasta el ala que lo cobija lo llamó al orden y entonces la madrastra de cenicienta dio marcha atrás, pero sólo un poquito. Entretanto Cenicienta puede que encuentre su zapato y salga corriendo de este país. No faltan ganas.

Duran Ayago Antonia

About Duran Ayago Antonia

http://www.linkedin.com/in/aduranusal Twiter: @aduranusal

Suscripción al Blog

Si quieres recibir cada entrada, suscríbete

Política de privacidad