Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6
Archivo | junio, 2016

Pensión de viudedad y matrimonios poligámicos

El Tribunal Supremo ha reconocido recientemente el derecho que tienen las dos viudas de un varón marroquí polígamo a que su pensión de viudedad se reparta a partes iguales, en aplicación de lo dispuesto en el artículo 23 del Convenio sobre Seguridad Social entre España y Marruecos de 8 de noviembre de 1979, según el cual, “la pensión de viudedad causada por un trabajador marroquí será distribuida, en su caso, por partes iguales y definitivamente entre quienes resulten ser, conforme a la legislación marroquí, beneficiarias de dicha prestación”.

Hay que tener presente que el TS había admitido dos recursos de casación, uno en auto de 21 de marzo de 2017 y otro de 8 de enero de 2018, en dos  casos  similares, puesto que en ambos los dos varones eran de origen marroquí, ambos estaban casados con dos mujeres sucesivamente y habían trabajado en el ejército español, constando ambos como pensionistas del Estado español por haber pasado a la situación de retirado en el momento de su fallecimiento. La sentencia (TS Contencioso 24ene2018) que comentamos corresponde a la resolución del primer recurso.

Como se aprecia en los autos, que admiten ambos el recurso de casación, el interés casacional objetivo para la formación de jurisprudencia se aprecia en las siguientes formas de proceder:

1. Si la constatación de una situación de poligamia impide, por razones de orden público, el reconocimiento del derecho a una pensión de viudedad en el régimen de clases pasivas del Estado, regulado por Real Decreto Legislativo 670/1987, de 30 de abril, a favor de todas las esposas que, de acuerdo con su ley personal, estuvieran simultáneamente casadas con el causante perceptor de una pensión con cargo al Estado español. Estaríamos en este caso ante la aplicación de la tesis del orden público internacional absoluto.

2. Si el artículo 23 del Convenio sobre Seguridad Social entre España y Marruecos, de 8 de noviembre de 1979, resulta aplicable a efectos de ampliar o extender la condición de beneficiarias de pensión de viudedad  en el régimen de clases pasivas del Estado a todas las esposas que, de acuerdo con su ley personal, estuvieran simultáneamente casadas, en una situación de poligamia, con el causante perceptor de una pensión con cargo al Estado español. En caso afirmativo, cuál ha de ser el criterio para el cálculo del importe de la pensión de viudedad correspondiente a las viudas que hayan estado simultáneamente casadas con el mismo causante.  Tesis del orden público internacional atenuado.

El TS se ha inclinado por aplicar la tesis del orden público internacional atenuado lo que a todas luces es un acierto. Como bien aprecia la sala (aunque hay voto particular), nuestro orden público internacional prohíbe el matrimonio poligámico, esto es, no permitiría que contrajera matrimonio en España el varón que está previamente casado. Pero en este caso lo que se discute no es eso, sino otra cosa bien distinta. Se discute quién tiene derecho a cobrar la pensión de viudedad. El TS reconoce que si el fallecido estaba casado con dos mujeres en el momento de su fallecimiento, ambas tienen derecho a la pensión que se prorrateará entre las dos a partes iguales porque es esto lo que indica el artículo 23 del Convenio hispano-marroquí citado, cuya aplicación se extiende también para las clases pasivas. Hay que tener en cuenta que algunos Tribunales Superiores de Justicia han apostado por el reparto de la pensión de viudedad entre las diferentes esposas en proporción al tiempo que permanecieron casadas con el varón. Se opte por una u otra forma de reparto lo importante es que el TS ha acogido la doctrina más avanzada incorporando a su jurisprudencia el orden público atenuado que por otro lado ya habían incorporado algunos Tribunales Superiores de Justicia en el ámbito social.

Se trata, por tanto, de reconocer la interculturalidad presente en muchas relaciones privadas internacionales. Bienvenido sea pues, el TS, a la modernidad.

Comentarios { 0 }

La talla

Hemos dejado atrás una semana aciaga (otra más) para la democracia en España. Cierto que el estado de podredumbre que rodea a todo el entorno de la vida política española se ha convertido en crónico. La cuestión es qué habrá que hacer o qué podemos hacer para que el aire limpio deje atrás esta infausta etapa.
A la corrupción política que con impasible marcha nos acompaña desde hace años, sin que haya visos por ningún lado, de que se quiera poner freno a esta bajada a los infiernos, se unen declaraciones como la del presidente del gobierno poniendo de manifiesto que a su entender él nada puede hacer para contribuir a eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres. Le faltó utilizar la expresión “es el mercado, amigo” de su correligionario Rato, para dar por cerrada la conversación. Y se quedó tan tranquilo, porque sí, porque a él no le compete ni esto, ni la corrupción ni tampoco responsabilizarse si desde el gobierno se ha propuesto a una persona que dista mucho de tener una formación (integral) adecuada para ser juez en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
Y es esta una cuestión no menor que también nos da la talla del momento precario que estamos viviendo. No hace falta ser muy avezado para entender que no se puede estar al frente de una responsabilidad como la que entraña ejercer como juez en el TEDH si la propia ideología determina una mirada sesgada de lo que son los derechos humanos. La juez elegida por el Consejo de Europa a propuesta del Gobierno español, ha publicado artículos doctrinales y son accesibles algunas de sus conferencias en las que equipara la transexualidad con una patología; homosexualidad con promiscuidad, y toda otra serie de lindezas que se pueden encontrar sin demasiado esfuerzo en la red. Esto implica que a poco que quien la eligió para formar la terna de jueces propuestos por España se hubiera esforzado habría podido saber a quién proponían. Porque no se cuestiona la valía profesional de esta señora ni del resto de candidatos, se cuestiona el perfil de la persona propuesta, que a mi juicio debería acreditar un compromiso indubitado con el respeto a los derechos humanos, a todos. Que esta señora esté representando a España en el TEDH es una burla a toda la sociedad española que está a años luz de su pensamiento regresivo.

Comentarios { 0 }

Libertad de circulación de personas y matrimonios del mismo sexo en la UE

Ayer conocimos las Conclusiones del Abogado General, Sr. Wathelet en el Asunto C‑673/16. Se trata de un caso relevante porque es la primera vez que el TJUE debe pronunciarse sobre la relación entre el matrimonio entre personas del mismo sexo y la libre circulación de personas en el espacio judicial europeo. En el caso, un matrimonio de dos varones, uno rumano (aunque también tenía la nacionalidad norteamericana) y otro norteamericano se casan en Bélgica. Al solicitar en Rumanía permiso de residencia y trabajo para el cónyuge norteamericano conforme al el artículo 2, punto 2, letra a), el artículo 3, apartados 1 y 2, letras a) y b), y el artículo 7, apartado 2, de la Directiva 2004/38/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativa al derecho de los ciudadanos de la Unión y de los miembros de sus familias a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros, Rumanía se lo deniega por entender que no son cónyuges desde su perspectiva jurídica, dado que Rumanía es uno de los pocos Estados de la UE (junto con Polonia, Eslovaquia, Bulgaria y Eslovenia) que no contemplan ningún tipo de regulación de estas uniones.
Para el abogado general del TJUE, Sr. Wathelet la libertad de circulación de personas en la UE debe prevalecer sobre las normas internas de cada Estado miembro. No hay referencia al principio de reconocimiento mutuo, pese a que pudiera haberla dado que el matrimonio se celebró en Bégica, sin embargo, para el abogado general no importa tanto la legislación conforme a la que se celebró que podría ser también la de un Estado no miembro de la Unión, sino el concepto autónomo de cónyuge que debe utilizarse para aplicar la Directiva.
La sentencia se conocerá en primavera. Veremos lo que hace el TJUE, si confirma, matiza o se muestra en contra de las conclusiones del abogado general, pero será seguro una sentencia muy comentada por ser la primera en la Unión Europa sobre esta cuestión.

Noticia en medios de comunicación:
La lucha de Adrian y Clai para que toda la Unión Europea reconozca el matrimonio gay

Abogado general de la UE: los Estados no pueden impedir la residencia a cónyuges homosexuales aunque no reconozcan su matrimonio

Comentarios { 0 }

Reyes Magos reivindicativos

Aprovechando que hoy es 5 de enero y que es el día más idóneo del año para soñar, me gustaría trasladarles una serie de sueños que quisiera que a lo largo de este año pudieran hacerse realidad.

1. Me gustaría que ninguna mujer más fuera asesinada por ser mujer, sea o no su  pareja el asesino.

2. Me gustaría que una condena por maltrato supusiera automáticamente la privación de la patria potestad respecto del condenado y que esa patria potestad estuviera suspendida mientras se tramita el proceso. Los derechos de custodia y de visita no están pensados para los padres, sino que deben girar en torno a los hijos y un padre maltratador no es un buen padre.

3. Me gustaría poder vivir en un país con políticos a la altura de las circunstancias, esto es, empáticos, sensibles, inteligentes, cultos. Lo que a día de hoy tenemos en España dista mucho de todo esto.

4. Me gustaría que todas las personas en edad de trabajar pudieran hacerlo, teniendo un puesto de trabajo digno que les posibilitara poder vivir y realizarse personal y familiarmente.

5. Me gustaría vivir en un país en donde imperara la cordura, la mesura, el respeto a lo diverso, la amplitud de miras. Un país en donde los medios de comunicación estuvieran al servicio de la sociedad y no al servicio de intereses privados que buscan simplemente el rédito comercial.

6. Me gustaría que todos los niños del mundo tuvieran lo preciso para poder vivir dignamente. En pleno siglo XXI que en un país como España haya tan alto índice de pobreza infantil debería avergonzarnos a todos.

7. Me gustaría que pudiéramos aplicar la máxima de tratar a los demás como nos gustaría que nos trataran a nosotros mismos. Estoy segura que así el mundo sería más habitable y mucho más confortable.

8. Me gustaría vivir en un país en donde la corrupción no fuera sistémica como desgraciadamente parece que es en España, y no tener al frente de las instituciones a personas que no están a la altura ética del cargo. Me parece muy necesario dignificar la política. Hoy en día la política se ha “profesionalizado”. Hay quienes no tienen otro oficio que ser político. Nos iría mejor a todos si quienes estuvieran en política hubieran demostrado previamente su solvencia profesional.

9. Me gustaría que todos tomáramos conciencia de la importancia de la educación, en todas sus etapas, pero también la educación que los padres damos a los hijos. El mayor acto de amor de un padre a un hijo es educarlo conforme a valores como el respeto, el compromiso, la igualdad, la bondad… Vivimos en una sociedad en que muchos de estos valores se están perdiendo. Prima lo inmediato muchas veces revestido de consumismo, o simplemente la competitividad. Los colegios, los institutos y las Universidades deben aportar conocimientos y habilidades, pero la esencia se recibe en casa. Dicho esto, me gustaría que se apostara en mayor medida por la educación pública, porque es la mejor garantía de progreso y es la que garantiza la igualdad de oportunidades.

10. Por último, me gustaría que como país pudiéramos volver al sistema de sanidad pública que teníamos antes de 2012, cuando el Gobierno del mismo signo político que hoy tenemos, se cargó el sistema por el que éramos admirados en el resto del mundo, La sanidad pública universal dignifica a un país. Haber introducido discriminaciones en función de quién puede disfrutarla nos hace menos dignos.

En definitiva, me gustaría que los Reyes Magos, por aquello de que tienen el poder de la magia, nos permitieran que este año avanzáramos en la buena dirección para poder lograr condiciones mejores de vida para todos. Porque no hay que olvidar que desde 2010, como consecuencia o a causa de la tan nombrada crisis económica, todos los derechos sociales se han visto afectados. Ojalá que 2018 nos permita encarrilar la senda hacia un futuro mejor. Feliz noche y día de Reyes. Que no nos falte nunca la magia.

 

Comentarios { 0 }
Política de privacidad