Sistema de blogs Diarium
Universidad de Salamanca
Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6
Archivo | 22 junio 2016

En este 2019

Recién iniciado el año, último de esta década, y a unos días de que nos visiten sus majestades de Oriente, para no perder la tradición y ser fiel a mi cita, me gustaría trasladarles a los Reyes Magos algunos deseos, no demasiados, que me gustaría que se pudieran materializar a lo largo de este año.

Por encima de todo me gustaría pedir salud para todas las personas que me rodean. Porque sin ella, todo lo demás se hace más difícil. Y también me gustaría que todos tuviéramos una ilusión, por ser, por mejorar, por conseguir, por materializar… Con ilusión todo se torna más sencillo y adquiere un significado propio. Hacer creyendo en lo que se hace es lo mejor que nos puede pasar.

Pero en estos tiempos inciertos en los que vivimos me gustaría pedir también cordura y mesura. No soplan tiempos fáciles para nuestra sociedad. Los individualismos poco a poco han comenzado a horadar el concepto de ciudadanía. Algo que nos ha costado mucho construir, y cuando digo mucho, me refiero a siglos. Ahora, los populismos atacan la médula de las sociedades. Dirigen sus mensajes al individuo, no al ciudadano. Pensad en sus mensajes para colectivos como los extranjeros, las mujeres, las personas LGTB… No son capaces de pensar en el otro, porque simplemente para ellos el otro no existe. Y eso es muy peligroso. Realmente, la presencia de la ultraderecha en las instituciones nos debería preocupar. Sobre todo, porque escora a la derecha a un movimiento que con la elección de Casado como presidente del Partido Popular ya estaba muy “derechizado”.

Habrá que pensar qué podemos hacer cada uno desde nuestro ámbito para impedir que nos sigamos empobreciendo. Y habrá que pensarlo bien. Porque en el estado actual, de desmovilización personal y ciudadana, es muy probable que los mensajes de partidos que promueven el individualismo acaben triunfando. Y eso será un verdadero fracaso.

Así que habrá que movilizarse contra la incultura, contra la xenofobia, contra la aporofobia, contra la homofobia, contra todas las fobias que colocan al ser humano como alguien al que temer, involucionando siglos.

Para ello vamos a necesitar mucha ilusión y todas las fuerzas del mundo. Confío en que al menos una parte nos llegue con la magia de estos días. A ello nos encomendaremos.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad
Studii Salmantini. Campus de excelencia internacional