Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6
Archivo | junio, 2016

Otra vez Galicia

Me hubiera gustado despedirme hasta septiembre con otro tipo de post, pero el sobrecogimiento que todos hemos sentido ante el tremendo accidente del miércoles en Santiago de Compostela hace que no me pueda ir sin un pequeño homenaje al pueblo gallego, que se crece ante las adversidades, que ha dado siempre que ha tenido posibilidad de hacerlo ejemplo de solidaridad y humanidad, ese ejemplo que es tan necesario en nuestros días.

Pero antes mi sentido pésame a todas las familias que se han visto golpeadas de lleno por este brutal hecho. No hay palabras en estos momentos ni de consuelo ni de esperanza para ellos. Lo sé bien. Pero comprender el dolor del otro, ponerse al lado del que sufre aunque sea espiritualmente, si bien no aminora el dolor, al menos lo hace compartido y eso también lo dignifica.

Otra vez Galicia. Ahora con más dolor, porque hay víctimas humanas por medio. Demasiadas. Cuando un accidente así ocurre todos nos preguntamos cómo es posible que estas cosas pasen. Tiempo habrá de revisar y analizar lo que ha pasado, pero la sensación que te queda de inseguridad y desasosiego tras ver un accidente así no nos la puede quitar nadie. Ante ese hecho, sin embargo, las personas cercanas a las vías del tren, además por supuesto de bomberos, policía, sanidad, protección civil y todos los funcionarios que con su ejemplar servicio han dado muestra de lo necesarios que son, aunque a algunos no se lo parezca, se acercaron a ayudar y a asistir de la manera que podían a las víctimas. Eso es ser humano; eso es saber estar cuando a uno lo necesitan. Es de agradecer que haya gente así.

Me llamó la atención el actuar del pueblo gallego ante el desastre ecológico del Prestige, y vuelve a sorprenderme ahora. Con un pueblo así, con gente  que vive y siente la solidaridad de esta manera, es con lo que el ser humano puede reconciliarse. Para ellos este sencillo homenaje. Y mucha fuerza para todos los familiares de los fallecidos. Es duro, muy duro verse de golpe ante esta realidad. Esto nos demuestra lo volátil que es todo. También lo efímero. Por eso, y aunque pueda sonar frívolo en este momento, intentemos vivir intensamente.

 

Comentarios { 0 }

La verdad por delante

Era y sigue siendo cuestión de tiempo. La verdad acaba por aflorar siempre. O al menos eso quiero creer. Cierto es que ha habido casos previos de corrupción, sin ir más lejos, el caso Naseiro, también en el PP, en los que después de conocerse la verdad, judicialmente no se llegó hasta el final, por problemas procesales, en este caso que cito, de escuchas irregulares. Seguro que se le vendrán a la cabeza otros muchos casos como éste. Pero se pudo constatar entonces, como también se está constatando ahora, hasta dónde llega la corrupción y las corruptelas entre nuestros políticos. El caso Bárcenas es sólo  la punta del iceberg. Pero tiene tanta importancia política que lo raro es que a día de hoy nadie, absolutamente nadie, haya dado un paso para explicarse. Explicarse, me refiero, con lógica y verosimilitud. No me refiero a las explicaciones de la Sra. De Cospedal y del Sr. Floriano que pasarán a los anales de la historia de la sinvergonzonería.

Mientras esto sucede en el PP, el otro gran caso de corrupción abierto en estos momentos, afecta al PSOE andaluz por el caso de los ERES, y tampoco están dando un ejemplo digno. También ellos piensan que se trata de una causa general abierta contra este partido por la juez Alaya. Ya se sabe, la victimización como forma de defensa. Lo utilizan a partes iguales unos y otros.

Y en medio de este lodazal, los ciudadanos, que asistimos a este lamentable espectáculo con náuseas. Náuseas de que nos gobiernen personas que anteponen sus intereses personales a los generales. Náuseas de que pretendan hacernos creer que vivimos en un Estado democrático, cuando a la vista está lo que les importa el pueblo. Como ya he dicho en este mismo blog, habrá que replantearse muchas cosas para que los ciudadanos volvamos a confiar en un sistema que los propios partidos políticos y sus castas están contribuyendo a destruir.

 

Comentarios { 0 }

La justicia del más fuerte

En la República de Platón, se recogen distintas concepciones sobre la justicia. Sócrates se encarga de presentarlas, “entrevistando” a diversos personajes que engendran esas ideas sobre lo que la justicia es y lo que representa. Uno de esos personajes es el sofista Trasímaco, defensor de la justicia del más fuerte. Para él, justicia es lo que place al más fuerte, o dicho de otro modo, los gobernantes hacen las leyes que les convienen para verse beneficiados por las mismas. El concepto de democracia no está presente en su concepción de la justicia, pues para él las normas las elabora el más fuerte (gobernantes) con el único objetivo de alcanzar prebendas y beneficios.

Seguramente no estamos tan lejos de esa concepción de la justicia. Bastan los ejemplos que diariamente nos trasladan los medios para comprobar que ni todos somos iguales ante la ley, ni las normas benefician de la misma manera a los poderosos y a los débiles. Los gobernantes de Trasímaco, no son en realidad y a día de hoy, los más fuertes, sino que estos gobernantes actúan como meros demiurgos que trasladan la voluntad del capital o de los mercados, esos grandes grupos de inversión que todo lo controlan y que deciden, sin pasar por elecciones algunas, lo que les place, consiguiendo que la legislación se acomode a sus deseos. No otra cosa es el neoliberalismo.  A estas alturas ya nos deberíamos haber enterado todos.

Utilizar la palabra corrupción para describir estos comportamientos es demasiado liviano. El problema es que se trata de comportamientos que por repetidos, se han acabado inoculando en la sociedad y ésta parece admitirlos como si fueran inevitables. Fíjense si no en el bochornoso espectáculo del denominado “caso Bárcenas”. Un señor que ha controlado las cuentas del partido del gobierno durante tantos años y que ahora se descubre que ha amasado una inmensa fortuna a base de recibir prebendas de esos “grupos” de presión, que llámense Gürtel o como se quiera, han estado a la sombra del poder moviendo los hilos para lucrarse también. Resulta que ante un caso tan GRAVE, el partido en el gobierno mira para otro lado, da la callada por respuesta, no sabe no contesta. Quizás su silencio se debe a que los contratos simulados con indemnización en diferido han sentado tal cátedra, que prefieren quitarse del medio, presentándose o intentándolo al menos, como víctimas. En un Estado democrático y de Derecho, tamaño escándalo habría justificado sin dudarlo un adelanto electoral, pues parece cada vez con más claridad comprobarse que hay un partido que  lejos de servir a los intereses generales (que es para lo que ha sido elegido) ha estado (y utilizo el pasado, sin estar muy segura de si debería usar el presente) sirviendo los intereses privados de una corruptela que extendía sus tentáculos por las más diversas administraciones. Lejos de eso, aquí no pasa nada,  impera la justicia del más fuerte; justicia del que puede servirse de la información que tiene para evadir la cárcel y no se sabe cuántas cosas más.  Ojalá me equivoque.

 

 

Comentarios { 0 }
Política de privacidad