Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6
Archivo | 22 junio 2016

Experiencias docentes y de gestión desde el confinamiento

Reconozco que cuando el 12 de marzo se empezó a hablar en mi Universidad sobre la suspensión de la docencia presencial, sentí cierta incredulidad y también malestar, porque, sobre todo la asignatura de Clínica Jurídica de Acción Social, cuyo contenido es eminentemente presencial por los talleres con organizaciones y lo que podríamos denominar prácticas de campo, podría verse seriamente afectada. En ese momento, además de esta asignatura, me faltaban por dar clases en un Máster y dos sesiones en otra asignatura optativa. La cuestión es que, a pesar de las dificultades, hemos echado mano de imaginación y el plan de contingencia elaborado por la Universidad de Salamanca para la docencia virtual (https://www.usal.es/docenciaonline) me ha sido de gran ayuda. El principal objetivo era no dejar a mis alumnos desatendidos. He utilizado el Meet de Google para hacer clases síncronas en el horario establecido, en sesiones menos largas de las presenciales, apoyada por power point. Les he planteado prácticas en Studium que luego hemos resuelto entre todos en la sesión Meet y con carácter general nos hemos defendido bastante bien. En la asignatura de Clínica Jurídica hoy tenemos un nuevo encuentro con los estudiantes, las organizaciones que colaboran con nosotros y los profesores para ver la evolución del trabajo que los estudiantes están haciendo y que también concretamos a través de una sesión de Meet. Además, hemos logrado mantener activos a los estudiantes de la Clínica, de todas las líneas, con una sección nueva en nuestro Blog titulada Periodistas clínicos, en los que van comentando noticias relacionadas con su Línea de trabajo y que se están produciendo estos días. Con las tutorías de los Trabajos Fin de Grado he utilizado el teléfono y afortunadamente la bibliografía para hacer los trabajos está muy accesible. Así que mal que bien, vamos aguantando. Para muchos ahora lo más importante, una vez que se confirme que no retomaremos ya las clases presenciales durante este curso, será redefinir los criterios de evaluación, pero eso tampoco será muy difícil, si actuamos con sentido común e imaginación, y priorizamos la evaluación continua. Afortunadamente, hay muchas fórmulas para acreditar los conocimientos, no únicamente un examen presencial. Así que la flexibilidad es lo que nos debe definir en estos días, y la capacidad que tenemos todos de adaptarnos a nuevas circunstancias. No conozco todos los casos, pero quiero pensar que todos hemos actuado en estos momentos con la mayor de las disponibilidades. Y si no es así, habrá ver qué ha fallado. Desde luego no la capacidad de la Universidad en su conjunto de dar respuesta a este desafío.

Además, por estar coyunturalmente en un puesto de gestión, estoy viviendo también en primera persona la capacidad de trabajo y compromiso del personal de administración y servicios. Todo el personal de la Unidad de Evaluación de la Calidad teletrabaja desde el primer día. Nos reunimos, como veníamos haciendo, una vez a la semana, para comentar los asuntos más importantes y organizarnos. Avanzamos y nos anticipamos a algunos escenarios, como la posibilidad de si no retomáramos la docencia presencial, hacer la evaluación de la actividad docente del profesorado de manera telemática. En estas tres semanas, además, se ha sacado adelante la evaluación interna en el Programa Docentia de 311 profesores al haberse reunido la Comisión de Planificación y la Comisión de Profesorado. Así que, desde mi experiencia, estas tres semanas no han sido para nada baldías. Hemos logrado reaccionar bastante rápido y hemos tenido la suerte de poder trabajar todos desde nuestras casas. Así que hay motivos para estar satisfecho. Yo por lo menos lo estoy. Y en estas circunstancias toca seguir trabajando con mayor determinación si cabe. Y así lo haremos.

Así que, aunque los tiempos no pinten fáciles, y esta situación se prolongue en el tiempo estamos preparados para hacerle frente. Tocará quedarse en casa hasta que las autoridades nos digan, pero siempre arrimando el hombro para todo lo que se necesite.

Mucho ánimo y salud para todos.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad