Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6
Archivo | 22 junio 2016

Parecía cuestión de tiempo, y así fue

Llegaron en las elecciones andaluzas, sin que ninguna encuesta hubiera pronosticado este resultado. 12 diputados en una Comunidad Autónoma en la que siempre, desde hace 36 años, ha gobernado el partido socialista. Parece que nadie lo esperaba. Y sin embargo, parecía cuestión de tiempo que llegaran. Trasladan a España lo que está ocurriendo en Europa desde hace años. No se trata de postular ahora, como lo hacía ayer Susana Díaz, un cordón sanitario que impida llegar al Gobierno a un partido de ultraderecha, que ya está en las instituciones, pues ha alcanzado una representación importante en la asamblea andaluza. Quizás para eso ya sea tarde. O no. A mi juicio, el problema que tiene la izquierda de este país es que los partidos que la representan están totalmente en la inopia y no conectan con su electorado. Ni el PSOE, ni IU, ni Podemos son garantía para mucha gente de izquierda, que se sienten huérfanos de representación. Quizás ha llegado la hora de comenzar a tejer un partido progresista que piense verdaderamente en los trabajadores, en los grupos sociales más vulnerables y que lejos de ser radical, se alinee con la socialdemocracia, pero de la de verdad. Esa nueva fuerza podría beber del PSOE, de Podemos y de IU, pero sería diferente, debe ser diferente. Izquierda sólida, con principios firmes, que sea coherente con sus postulados y valiente con sus compromisos. O nos ponemos a ello, o nos esperan años duros.

Comentarios { 0 }
Política de privacidad