Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6

Presunción de veracidad

Es tremenda la noticia que ayer conocimos de una niña de 9 años que tuvo que recurrir a grabar ella misma a su padre para demostrar los abusos a los que éste la venía sometiendo. Pese a su negativa a querer irse con su padre, pese a que ya lo había declarado antes, los peritos psicólogos no la creyeron y ha tenido que soportar este terrible drama durante dos años. Y yo me pregunto cómo es posible que pueda suceder esto. ¿Acaso no podría establecerse una presunción de veracidad hacia lo que un niño dice? Porque esta situación es muy difícil de inventar y porque los psicólogos deben estar para algo más que para hablar del síndrome de la alienación parental, digo yo, que por supuesto también existe, pero que tiene unos caracteres muy definidos que hacen prácticamente imposible confundirlo con una situación de abusos.
Recientemente, la Ley 26/2015, de modificación del sistema de protección de la infancia y de la adolescencia, consagraba al interés superior del menor como derecho y como norma de procedimiento, además de como principio axiológico que por supuesto lo sigue siendo. Acaso deberíamos plantearnos si no sería adecuado introducir una presunción de veracidad respecto de las declaraciones de un menor cuando incrimina en delitos tan graves a un progenitor. Quizás esta declaración debería bastar para retirarle el derecho de visita provisionalmente y abrir de oficio la pertinente investigación penal para clarificarlo.
El que haya tenido que ser ella, una niña de 9 años, la que haya tenido que grabar a su padre para demostrar que lo que venía denunciado era cierto no demuestra más que tenemos un armazón de leyes muy potentes que no sirven en la práctica para nada. Que se tome nota.

Duran Ayago Antonia

About Duran Ayago Antonia

http://www.linkedin.com/in/aduranusal Twiter: @aduranusal

Suscripción al Blog

Si quieres recibir cada entrada, suscríbete

Política de privacidad