Blog de Antonia Durán Ayago
Miscelánea
 
6

Adou

La historia de Adou es dura. La cuenta extensamente el periodista Nicolás Castellano en un libro, “Me llamo Adou” (Planeta, 2017). Adou fue descubierto en el interior de una maleta por la Guardia Civil en el puesto fronterizo del Tarajal en Ceuta.  Al parecer una mujer lo introdujo en ella. La intención llegar a España. Su familia estaba aquí. Su padre llegó primero y poco a poco fue trayendo a su familia. Sólo quebaba él. Le denegaron la autorización de reagrupación familiar porque le faltaban apenas 50 euros para cubrir el mínimo exigido de renta para demostrar que contaba con medios para mantener a su familia. Crueldad institucional. No sé en qué punto perdimos el norte con la legislación de extranjería. Cuándo comenzamos a deshumanizarnos.

Hoy ha sido el juicio y a su padre le han impuesto una multa. El fiscal pedía para él tres años de prisión. Podíamos pensar que al final esta historia ha acabado bien. La cuestión es cuántas historias parecidas no acaban de la misma manera. Cuántos niños arriesgan sus vidas por llegar a España o a cualquier país europeo. Y cómo los recibimos aquí. Cómo se aplica de forma implacable una legislación que parece obviar que la minoría de edad demanda de las autoridades protección y no desconfianza. La altura de las sociedades se mide por cómo son capaces de tratar al otro. Y tengo la impresión de que involucionamos.

Comentarios { 0 }

Pensión de viudedad y matrimonios poligámicos

El Tribunal Supremo ha reconocido recientemente el derecho que tienen las dos viudas de un varón marroquí polígamo a que su pensión de viudedad se reparta a partes iguales, en aplicación de lo dispuesto en el artículo 23 del Convenio sobre Seguridad Social entre España y Marruecos de 8 de noviembre de 1979, según el cual, “la pensión de viudedad causada por un trabajador marroquí será distribuida, en su caso, por partes iguales y definitivamente entre quienes resulten ser, conforme a la legislación marroquí, beneficiarias de dicha prestación”.

Hay que tener presente que el TS había admitido dos recursos de casación, uno en auto de 21 de marzo de 2017 y otro de 8 de enero de 2018, en dos  casos  similares, puesto que en ambos los dos varones eran de origen marroquí, ambos estaban casados con dos mujeres sucesivamente y habían trabajado en el ejército español, constando ambos como pensionistas del Estado español por haber pasado a la situación de retirado en el momento de su fallecimiento. La sentencia (TS Contencioso 24ene2018) que comentamos corresponde a la resolución del primer recurso.

Como se aprecia en los autos, que admiten ambos el recurso de casación, el interés casacional objetivo para la formación de jurisprudencia se aprecia en las siguientes formas de proceder:

1. Si la constatación de una situación de poligamia impide, por razones de orden público, el reconocimiento del derecho a una pensión de viudedad en el régimen de clases pasivas del Estado, regulado por Real Decreto Legislativo 670/1987, de 30 de abril, a favor de todas las esposas que, de acuerdo con su ley personal, estuvieran simultáneamente casadas con el causante perceptor de una pensión con cargo al Estado español. Estaríamos en este caso ante la aplicación de la tesis del orden público internacional absoluto.

2. Si el artículo 23 del Convenio sobre Seguridad Social entre España y Marruecos, de 8 de noviembre de 1979, resulta aplicable a efectos de ampliar o extender la condición de beneficiarias de pensión de viudedad  en el régimen de clases pasivas del Estado a todas las esposas que, de acuerdo con su ley personal, estuvieran simultáneamente casadas, en una situación de poligamia, con el causante perceptor de una pensión con cargo al Estado español. En caso afirmativo, cuál ha de ser el criterio para el cálculo del importe de la pensión de viudedad correspondiente a las viudas que hayan estado simultáneamente casadas con el mismo causante.  Tesis del orden público internacional atenuado.

El TS se ha inclinado por aplicar la tesis del orden público internacional atenuado lo que a todas luces es un acierto. Como bien aprecia la sala (aunque hay voto particular), nuestro orden público internacional prohíbe el matrimonio poligámico, esto es, no permitiría que contrajera matrimonio en España el varón que está previamente casado. Pero en este caso lo que se discute no es eso, sino otra cosa bien distinta. Se discute quién tiene derecho a cobrar la pensión de viudedad. El TS reconoce que si el fallecido estaba casado con dos mujeres en el momento de su fallecimiento, ambas tienen derecho a la pensión que se prorrateará entre las dos a partes iguales porque es esto lo que indica el artículo 23 del Convenio hispano-marroquí citado, cuya aplicación se extiende también para las clases pasivas. Hay que tener en cuenta que algunos Tribunales Superiores de Justicia han apostado por el reparto de la pensión de viudedad entre las diferentes esposas en proporción al tiempo que permanecieron casadas con el varón. Se opte por una u otra forma de reparto lo importante es que el TS ha acogido la doctrina más avanzada incorporando a su jurisprudencia el orden público atenuado que por otro lado ya habían incorporado algunos Tribunales Superiores de Justicia en el ámbito social.

Se trata, por tanto, de reconocer la interculturalidad presente en muchas relaciones privadas internacionales. Bienvenido sea pues, el TS, a la modernidad.

Comentarios { 0 }

La talla

Hemos dejado atrás una semana aciaga (otra más) para la democracia en España. Cierto que el estado de podredumbre que rodea a todo el entorno de la vida política española se ha convertido en crónico. La cuestión es qué habrá que hacer o qué podemos hacer para que el aire limpio deje atrás esta infausta etapa.
A la corrupción política que con impasible marcha nos acompaña desde hace años, sin que haya visos por ningún lado, de que se quiera poner freno a esta bajada a los infiernos, se unen declaraciones como la del presidente del gobierno poniendo de manifiesto que a su entender él nada puede hacer para contribuir a eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres. Le faltó utilizar la expresión “es el mercado, amigo” de su correligionario Rato, para dar por cerrada la conversación. Y se quedó tan tranquilo, porque sí, porque a él no le compete ni esto, ni la corrupción ni tampoco responsabilizarse si desde el gobierno se ha propuesto a una persona que dista mucho de tener una formación (integral) adecuada para ser juez en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
Y es esta una cuestión no menor que también nos da la talla del momento precario que estamos viviendo. No hace falta ser muy avezado para entender que no se puede estar al frente de una responsabilidad como la que entraña ejercer como juez en el TEDH si la propia ideología determina una mirada sesgada de lo que son los derechos humanos. La juez elegida por el Consejo de Europa a propuesta del Gobierno español, ha publicado artículos doctrinales y son accesibles algunas de sus conferencias en las que equipara la transexualidad con una patología; homosexualidad con promiscuidad, y toda otra serie de lindezas que se pueden encontrar sin demasiado esfuerzo en la red. Esto implica que a poco que quien la eligió para formar la terna de jueces propuestos por España se hubiera esforzado habría podido saber a quién proponían. Porque no se cuestiona la valía profesional de esta señora ni del resto de candidatos, se cuestiona el perfil de la persona propuesta, que a mi juicio debería acreditar un compromiso indubitado con el respeto a los derechos humanos, a todos. Que esta señora esté representando a España en el TEDH es una burla a toda la sociedad española que está a años luz de su pensamiento regresivo.

Comentarios { 0 }

Libertad de circulación de personas y matrimonios del mismo sexo en la UE

Ayer conocimos las Conclusiones del Abogado General, Sr. Wathelet en el Asunto C‑673/16. Se trata de un caso relevante porque es la primera vez que el TJUE debe pronunciarse sobre la relación entre el matrimonio entre personas del mismo sexo y la libre circulación de personas en el espacio judicial europeo. En el caso, un matrimonio de dos varones, uno rumano (aunque también tenía la nacionalidad norteamericana) y otro norteamericano se casan en Bélgica. Al solicitar en Rumanía permiso de residencia y trabajo para el cónyuge norteamericano conforme al el artículo 2, punto 2, letra a), el artículo 3, apartados 1 y 2, letras a) y b), y el artículo 7, apartado 2, de la Directiva 2004/38/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativa al derecho de los ciudadanos de la Unión y de los miembros de sus familias a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros, Rumanía se lo deniega por entender que no son cónyuges desde su perspectiva jurídica, dado que Rumanía es uno de los pocos Estados de la UE (junto con Polonia, Eslovaquia, Bulgaria y Eslovenia) que no contemplan ningún tipo de regulación de estas uniones.
Para el abogado general del TJUE, Sr. Wathelet la libertad de circulación de personas en la UE debe prevalecer sobre las normas internas de cada Estado miembro. No hay referencia al principio de reconocimiento mutuo, pese a que pudiera haberla dado que el matrimonio se celebró en Bégica, sin embargo, para el abogado general no importa tanto la legislación conforme a la que se celebró que podría ser también la de un Estado no miembro de la Unión, sino el concepto autónomo de cónyuge que debe utilizarse para aplicar la Directiva.
La sentencia se conocerá en primavera. Veremos lo que hace el TJUE, si confirma, matiza o se muestra en contra de las conclusiones del abogado general, pero será seguro una sentencia muy comentada por ser la primera en la Unión Europa sobre esta cuestión.

Noticia en medios de comunicación:
La lucha de Adrian y Clai para que toda la Unión Europea reconozca el matrimonio gay

Abogado general de la UE: los Estados no pueden impedir la residencia a cónyuges homosexuales aunque no reconozcan su matrimonio

Comentarios { 0 }

Reyes Magos reivindicativos

Aprovechando que hoy es 5 de enero y que es el día más idóneo del año para soñar, me gustaría trasladarles una serie de sueños que quisiera que a lo largo de este año pudieran hacerse realidad.

1. Me gustaría que ninguna mujer más fuera asesinada por ser mujer, sea o no su  pareja el asesino.

2. Me gustaría que una condena por maltrato supusiera automáticamente la privación de la patria potestad respecto del condenado y que esa patria potestad estuviera suspendida mientras se tramita el proceso. Los derechos de custodia y de visita no están pensados para los padres, sino que deben girar en torno a los hijos y un padre maltratador no es un buen padre.

3. Me gustaría poder vivir en un país con políticos a la altura de las circunstancias, esto es, empáticos, sensibles, inteligentes, cultos. Lo que a día de hoy tenemos en España dista mucho de todo esto.

4. Me gustaría que todas las personas en edad de trabajar pudieran hacerlo, teniendo un puesto de trabajo digno que les posibilitara poder vivir y realizarse personal y familiarmente.

5. Me gustaría vivir en un país en donde imperara la cordura, la mesura, el respeto a lo diverso, la amplitud de miras. Un país en donde los medios de comunicación estuvieran al servicio de la sociedad y no al servicio de intereses privados que buscan simplemente el rédito comercial.

6. Me gustaría que todos los niños del mundo tuvieran lo preciso para poder vivir dignamente. En pleno siglo XXI que en un país como España haya tan alto índice de pobreza infantil debería avergonzarnos a todos.

7. Me gustaría que pudiéramos aplicar la máxima de tratar a los demás como nos gustaría que nos trataran a nosotros mismos. Estoy segura que así el mundo sería más habitable y mucho más confortable.

8. Me gustaría vivir en un país en donde la corrupción no fuera sistémica como desgraciadamente parece que es en España, y no tener al frente de las instituciones a personas que no están a la altura ética del cargo. Me parece muy necesario dignificar la política. Hoy en día la política se ha “profesionalizado”. Hay quienes no tienen otro oficio que ser político. Nos iría mejor a todos si quienes estuvieran en política hubieran demostrado previamente su solvencia profesional.

9. Me gustaría que todos tomáramos conciencia de la importancia de la educación, en todas sus etapas, pero también la educación que los padres damos a los hijos. El mayor acto de amor de un padre a un hijo es educarlo conforme a valores como el respeto, el compromiso, la igualdad, la bondad… Vivimos en una sociedad en que muchos de estos valores se están perdiendo. Prima lo inmediato muchas veces revestido de consumismo, o simplemente la competitividad. Los colegios, los institutos y las Universidades deben aportar conocimientos y habilidades, pero la esencia se recibe en casa. Dicho esto, me gustaría que se apostara en mayor medida por la educación pública, porque es la mejor garantía de progreso y es la que garantiza la igualdad de oportunidades.

10. Por último, me gustaría que como país pudiéramos volver al sistema de sanidad pública que teníamos antes de 2012, cuando el Gobierno del mismo signo político que hoy tenemos, se cargó el sistema por el que éramos admirados en el resto del mundo, La sanidad pública universal dignifica a un país. Haber introducido discriminaciones en función de quién puede disfrutarla nos hace menos dignos.

En definitiva, me gustaría que los Reyes Magos, por aquello de que tienen el poder de la magia, nos permitieran que este año avanzáramos en la buena dirección para poder lograr condiciones mejores de vida para todos. Porque no hay que olvidar que desde 2010, como consecuencia o a causa de la tan nombrada crisis económica, todos los derechos sociales se han visto afectados. Ojalá que 2018 nos permita encarrilar la senda hacia un futuro mejor. Feliz noche y día de Reyes. Que no nos falte nunca la magia.

 

Comentarios { 0 }

2018 será un gran año

Y no sólo porque durante este año se celebren los 800 años de la Universidad de Salamanca, que también, porque vamos a poder compartir numerosos eventos con compañeros de toda España y va a ser esta conmemoración una excelente plataforma para potenciar y relanzar la Universidad pública; pero sobre todo  2018 será un gran año porque durante sus 365 días tendremos tiempo para seguir trabajando en conseguir nuestros sueños y podremos seguir construyendo proyectos comunes. Al fin y al cabo un año más es otra oportunidad para consolidar lo que somos y para cambiar lo que no nos guste. Pero lo mejor de todo será poder compartirlo con todos los que queremos.

El año que ahora termina ha sido en términos generales muy positivo pero también ha habido claroscuros que han contribuido a intentar mejorar. En lo personal este año ha sido el año de la Clínica Jurídica de Acción Social. Sin duda, uno de los mejores proyectos en que he participado hasta ahora.  Seguro que 2018 será un gran año para la Clínica y también para la Facultad de Derecho. Tenemos un intenso camino por delante que recorrer, seguro que será muy productivo.

A todos los que leéis este blog os deseo el mejor de los años. Y siempre CARPE DIEM.

Comentarios { 0 }

El amor hace familias

Del 7 al 10 de diciembre ha tenido lugar en Mérida el VI Encuentro estatal de familias LGTBI, organizado por la Fundación Triángulo de Extremadura. He asistido con mi familia y también como ponente en dos mesas; en una para exponer las reformas legislativas que a mi juicio todavía están pendientes de hacer para alcanzar la igualdad real (presunción de doble maternidad cuando existe matrimonio; posibilidad de reconocimiento en parejas de hecho; posesión de estado extrajudicial aplicando la STS de 15 de enero de 2014 (caso Maribel Blanco)… y en otra, más concreta e intensa, para hablar de por qué considero que es necesario regular en España la gestación por sustitución.

Partiendo de la base de que es esta una cuestión en que cuantitativamente las parejas del mismo sexo son pocas en comparación con las parejas heterosexuales que recurren a la gestación por sustitución, pero cualitativamente  afecta de lleno a las parejas de varones dado que es la única vía para que quede acreditada desde el nacimiento del menor la doble paternidad. Es éste un tema complejo, y no sólo jurídicamente hablando. Se trata de un tema poliédrico en que hay que tener en cuenta múltiples perspectivas para poder enfocarlo adecuadamente. Sucede, en cambio, que es un tema que se está utilizando como lucha de poder en el seno de organizaciones que se caracterizan por su activismo desde hace años, y también por el posicionamiento en algunos casos totalitarios que están imponiendo partidos de la izquierda española para impedir que se debata sobre este tema, llegando a prohibir incluso actos de este tipo. Es una pena. Demuestra lo poco que hemos avanzado. Creo que es necesario que se debata mucho todavía sobre este tema, pero desde el conocimiento reposado y siempre aportando argumentos. No por mucho repetir un mantra (mercantilización del cuerpo de la mujer, el tema de la granja de mujeres, etc., etc.) se va a convertir en verdad. Hace falta dejar a un lado la opinión desinformada y trabajar para profundizar en el tema y buscar la mejor forma para solucionar esta realidad que queramos o no está aquí, y que ha planteado en el ordenamiento jurídico español una especie de esquizofrenia pues mientras decimos que en España la GS está prohibida, nos hemos visto obligados a reconocer la filiación de los niños que nacen en el extranjero a través de esta técnica, basándonos en una Instrucción de la DGRN que a mi juicio sobrepasa las funciones que este órgano directivo tiene atribuidas. Como dijo Zygmunt Bauman, “si no existe una buena solución para un dilema, si ninguna de las actitudes sensatas y efectivas nos acercan a la solución, las personas tienden a comportarse irracionalmente, haciendo más complejo el problema y tornando su resolución menos plausible.

Pero más allá de esto el Encuentro ha sido toda una experiencia. Muy orgullosos todos de ser quienes somos, sentir como sentimos y poder haber construido nuestras familias sobre la base del amor que todo lo puede y lo remueve.

 

24775228_1707535099277178_7559086329666508380_n

 

24852664_1707535112610510_149136198306213297_n

Comentarios { 0 }

Ricardo Rivero, Rector de la Universidad de Salamanca

Debo reconocer que me siento entusiasmada con la idea de tener como Rector de la Universidad en la que trabajo a Ricardo Rivero. Conozco a Ricardo desde hace algunos años, no demasiados, porque yo no estudié en la Universidad de Salamanca, sino en la Universidad de Extremadura, donde me licencié y me doctoré. Coincidimos, recuerdo, por primera vez en una mesa electoral. Él entonces comenzaba a preparar su cátedra y yo recién empezaba mi etapa de profesora universitaria. Luego nos fuimos conociendo más. Me tocó estar en la secretaría de la Facultad de Derecho en la etapa de conversión de las licenciaturas en grados, mientras él asumía el cargo de Defensor universitario, y ya entonces comenzamos a intercambiar algunas ideas. Durante esa etapa pusimos en marcha en la Facultad el Máster en Derecho español para Juristas extranjeros. Cuando él llegó al Decanato no sólo me permitió seguir al frente del Máster sino que le dio impulso y reconoció siempre que tuvo ocasión el trabajo de los compañeros como pioneros en la puesta en marcha de un Máster íntegramente on line en la Facultad de Derecho. En su etapa como Decano trabajamos mano a mano. Todas las propuestas que le hacíamos eran tenidas en cuenta. Pero cuando realmente he tenido la oportunidad de comprobar las sinergias con Ricardo ha sido durante la puesta en marcha de la Clínica Jurídica de Acción Social. Desde el primer momento, Ricardo no sólo supo captar la importancia que podía tener para la Facultad (y para la Universidad) esta idea, sino que contribuyó con su presencia en las reuniones con los vicerrectores, nos acompañó en la presentación a los medios, escribió para el blog de la Clínica una de sus primeras entradas, nos atribuyó un espacio más que digno en la Facultad y durante la campaña electoral se reunió con nosotros dando muestra de algo que nosotros ya sabíamos pero que era preciso que toda la comunidad universitaria supiera: su compromiso con la responsabilidad social de la Universidad pública. Sé que con él al frente de la Universidad de Salamanca podremos poner en marcha grandes proyectos, proyectos en lo que no serán tan importante las grandes cifras como el impacto que esos proyectos puedan tener en las personas y en nuestro entorno. La transferencia del conocimiento también puede y debe hacerse a la sociedad, sin componente económico de por medio. Esto lo tenemos tan claro que en ello estamos metidos de lleno.
En fin, hoy empieza una etapa ilusionante para la Usal y para la Universidad pública. Porque Ricardo es una persona de principios y está convencido de que hay que devolver de nuevo el prestigio a la Universidad que nos ha permitido estudiar a muchos. Y porque Ricardo es ante todo y sobre todo una buena persona. Y que pueda ostentar este cargo una buena persona dice mucho de nuestra Universidad. Mucha suerte, Ricardo.

Comentarios { 0 }

Leamos

Este primer cuatrimestre tengo muchas clases. Ando del Grado al Máster de la Abogacía y también terminé hace un par de semanas el Máster de Derecho Privado patrimonial. Quizás sea por eso que el otro día en clase de Derecho Internacional Privado, no recuerdo bien a propósito de qué tema les hablé a mis alumnos de la importancia de leer. Sí, podría pensarse que el cansancio me pudo y que desvarié, pero en realidad detrás de ello estaba una idea de la que cada día estoy más convencida. La lectura contribuye a crear seres creativos, imaginativos; la lectura engendra cultura; repercute en cómo escribimos, en cómo nos expresamos. Incluso en cómo pensamos. Debería ser una necesidad vital. Cuando hablo de lectura no hablo de leer sólo noticias periodísticas u obras doctrinales, sino de leer literatura. Durante la época de formación universitaria, creo que debería fomentarse este hábito e incorporarlo de alguna manera a la actividades de las Facultades, no sólo a través de los clubs de lectura que en muchos casos existen, sino desde las propias disciplinas. Seleccionar un libro a principios de curso y leerlo como actividad que luego podamos comentar entre todos. Igual que ya hacemos videofórum, hacerlo también con libros. Creo que eso contribuiría a desarrollarnos todos.

Pues tanto me gusta la idea, que ahora que lo he podido escribir, se lo voy a proponer a mis alumnos, más que como una actividad en sí misma, como un regalo. Voy a compartir con ellos el poder leer o releer un libro que leí hace muchos años y que me impactó, “La mujer habitada”, de Gioconda Belli. Recuerdo que fue Marta, la hermana de mi amiga Susana, la que me lo presentó. No sé qué edad tendría, probablemente 15 o 16 años y fue todo un descubrimiento. Luego lo he vuelto a releer, pero me gustará volver a releerlo con mis alumnos y comprobar qué efectos causa en ellos la lectura de esta obra.

Pues lo dicho, leamos. Para que no puedan manipularnos, para que sepamos de dónde venimos, quiénes somos y dónde estamos. Para que no nos vendan milongas, para que sepamos discernir, decidir y no tengamos miedo a crecer. Hace falta cultura, mucha cultura en nuestro país.

Comentarios { 0 }

Restitución internacional de menores y “malos tratos”

El fenómeno de la sustracción internacional de menores ha tenido un lugar destacado en los medios españoles recientemente. Apropósito del caso de Juana Rivas, se han escrito opiniones de diverso tipo, a favor y en contra de cada uno de los progenitores, como si fuera eso lo que importara, la defensa de cada uno de ellos, y no la protección real de los niños, envueltos de forma inesperada en una batalla judicial y mediática. Cuando estos casos saltan a primera plana, no siempre se cuenta la realidad jurídica como es, sino que se hurga en las intimidades buscando rentabilidad en el espectáculo, lo cual es muy lamentable. En estos casos, la fiscalía de menores quizás debiera intervenir para atajar males mayores, puesto que la sobreexposición a los medios, por mucho que la busquen los progenitores para defender su causa, no hace ningún bien a los menores.

Dicho esto, hablemos de la sustracción internacional de menores, en sus dos variantes, traslado ilícito o retención ilícita. El traslado ilícito tiene lugar cuando uno de los progenitores traslada a su/s hijo/s del Estado en que reside habitualmente a otro, buscando alejarse del otro progenitor, y por tanto sin su consentimiento o vulnerando una orden judicial que impide dicho traslado. La retención ilícita normalmente tiene lugar en el contexto del disfrute del derecho de visita. Cuando termina el periodo de disfrute el titular de este derecho debe devolver al menor a su Estado de residencia habitual; si no lo hace, nos encontraríamos ante un caso de retención ilícita.

El caso prototípico de sustracción internacional de menores tiene lugar en el contexto de una crisis matrimonial o de pareja cuando los integrantes de esa unión tienen diferente nacionalidad; se trata, por tanto, de parejas mixtas.  A la complejidad que lleva implícita cualquier ruptura familiar si existen hijos, se une el componente internacional que suelen utilizar los progenitores como arma arrojadiza frente al otro, intentando ampararse en el denominado “nacionalismo judicial”, esto es, buscando amparo en la jurisdicción de la que es nacional con el objetivo de obtener los derechos de guarda sobre sus hijos.

En el caso de Juana Rivas, tanto sus hijos como ella residían en Italia, y el derecho de custodia, según se ha dicho, le había correspondido al padre. Juana traslada a sus hijos a España con el consentimiento del padre de los niños en el contexto de su derecho de visita, pero terminado su periodo de disfrute decide no volver a Italia ni devolver a este país a sus hijos con su padre.

Estábamos por tanto ante un supuesto de retención ilícita de menores. El padre inicia un procedimiento de restitución, amparándose en el Reglamento (CE) 2201/2003, texto de la Unión Europea que obliga a España y a Italia, como Estados miembros del mismo y que acoge en buena medida las reglas plasmadas en el Convenio de La Haya de 1980 sobre sutracción internacional de menores. En su artículo 11 se regulan todos los pasos a seguir y se especifica que los tribunales españoles sólo pueden oponerse a la restitución de los menores si consideran que existe un grave peligro para la integridad física o psíquica de los menores y las autoridades italianas no pueden garantizar su protección. En este contexto se alega que el padre de los niños fue condenado en 2009 por un enfrentamiento entre la pareja. El caso es que años después retoman la convivencia y nace otro hijo. No constaban denuncias por malos tratos en Italia. Con todo ello, las autoridades españolas estaban obligadas a restituir a los menores. Que no es la solución mejor, probablemente. Que se podía haber gestionado todo el problema utilizando la mediación internacional, creo que sí. El problema es que ante una situación difícil, la mala gestión de las partes, queriéndose ganar a la opinión pública con campañas de dudosa honorabilidad como “Juana está en mi casa” y demás, lo que ha hecho es que se complique aún más la situación.

En una sustracción internacional de menores, las normas que lo regulan ya sean convencionales o europeas, tienen como fin principal devolver al menor al estado de su residencia habitual y ya en él, se pueden plantear cuantas acciones judiciales sean pertinentes para garantizar la protección adecuada del mismo.

Mención aparte merece la violencia de género. Soy de la opinión de que si un padre ha sido condenado por violencia de género, debería por este motivo, retirársele la patria potestad sobre sus hijos. Un maltratador no es un buen hombre, y por tanto ni un buen marido ni por supuesto un buen padre. Entiendo que deberíamos caminar en este sentido, pues evitaríamos riesgos innecesarios para la vida de los menores. No tiene sentido que a un maltratador condenado se le otorgue el derecho de visita. El riesgo para la vida de los niños mientras que están bajo su cuidado es altísimo. La experiencia nos lo demuestra.

Dicho esto, es muy lamentable la utilización que se ha hecho de este caso. Cuando existen casos de esta naturaleza lo mejor es asesorarse por expertos en la materia, que aconsejen e informen de forma objetiva.

Comentarios { 0 }