La pandemia como oportunidad

Dice el filósofo italiano Nuccio Ordine que esta pandemia es una ocasión única para revisar la vida social, y, si es posible, aprovechar para tomar decisiones. El confinamiento es seguramente un experimento de encierro global nunca antes visto en la historia de la humanidad y como tal, como experimento, puede ser aprovechado.

Quienes por razones personales o profesionales conocemos la discriminación por discapacidad, a menudo sentimos frustración por lo difícil que resulta no ya su erradicación, siquiera su contención. Es abrumadora la frecuencia con que, una y otra vez, nos encontramos ejemplos de discriminación por discapacidad en la vida cotidiana, o en los contextos más insospechados. Frustración, que suele ser seguida por una constatación: es necesario explicar más y mejor la discriminación por discapacidad, sobre todo, a las personas que ignoran totalmente su existencia.

Pareciera que, a pesar de que inagotables evidencias sostienen que las personas con discapacidad sufren en casi cualquier escenario un trato desigual, la sociedad se muestra inamoviblemente resistente al cambio. No es fácil provocar por tanto una transformación social en sentido positivo hacia la población con discapacidad, y conviene aprovechar cualquier oportunidad para intentarlo. ¿Es la pandemia Covid-19 una oportunidad para ello? ¿Se puede extraer algo positivo de todo este desastre?

La avezada lectora, el avezado lector, habrá caído ya en la cuenta a estas alturas, que el gran experimento del confinamiento puede haber servido para que millones de personas, a la vez, experimenten qué significa vivir en situación de discriminación por discapacidad. Cualquier forma de discriminación en realidad.

Lo que toca ahora, y cuanto antes mejor para que no se pierda la memoria, es intentar aprovechar la experiencia vivida por tantas personas, como ejemplo de lo que supone vivir con una desventaja impuesta, y, generalmente, aceptada. No está claro que así sea, de hecho casi a la vez que escribo estas líneas, Víctor Villar en Infolibre (3 de mayo de 2020) se muestra poco optimista sobre la posibilidad de que este experimento del confinamiento pueda servir para provocar un gran ejercicio “de empatía de toda la población con las personas con discapacidad”.

Ahora bien al menos, eso sí, podrá servir para que muchas personas sin discapacidad tomen nota y ejemplo de competencias básicas para la supervivencia en confinamiento que las personas con discapacidad tienen más que dominadas. Dicho de otra forma, para que, al menos por una vez, las personas con discapacidad puedan ser consideradas como valiosas integrantes de la sociedad, por su experiencia, conocimiento y habilidad para adaptarse y sobrevivir en tiempos de pandemia.

Publicado en junio de 2020 aquí: Huete, A. (2020). “Pandemia y discapacidad. Lecciones a propósito del confnamiento”. Revista Española de Discapacidad, 8(I), pp. 203-207.

About ahueteg

Sociólogo, dedicado a la docencia e investigación sobre sociología, educación, salud, discapacidad y otros asuntos en relación con la exclusión social. Trabajo en la Universidad de Salamanca. Me puedes encontrar en Twitter, Facebook, Linkedin y otras redes sociales.

, , ,

Política de privacidad