El Cielo de Salamanca en A HOMBROS DE GIGANTES

Casi desde su inicio en 2008 sigo en RNE  el que considero programa de referencia de divulgación científica: A HOMBROS DE GIGANTES (además de los podcast se emite en FM en Radio 5 y Radio 1). Durante casi una hora su director (Manuel Seara Valero) comenta noticias de actualidad científica para lo que está rodeado de varios colaboradores permanentes especialistas en distintas areas y estupendos divulgadores.  Además en cada programa realiza una entrevista sobre algún tema en especial, en este caso he tenido la suerte de ser yo el entrevistado para referirme a El Cielo de Salamanca, asunto sobre, como ya he comentado en este blog.  El programa en el que he participado  empieza tratando por Virus del Mono y a continuación va mi entrevista,  lo podéis escuchar AQUI. Me he ha basado en el artículo, que escribí para TheConversationLo que esconde El cielo de Salamanca Mi hipótesis es que la interpretación usual de que lo representado en “El cielo de Salamanca”  corresponde al cielo visto desde Salamanca en Agosto de 1475 (ni en ninguna otra) no es correcta, ni siquiera considerando que este representa la bóveda celeste y no el visto desde Salamanca. Debajo  muestro las discrepancias entre el cielo real y el representado,

El imagen de abajo combina dos de los lugares mas emblemáticos de Salamanca: La Plaza Mayor y la bóveda El Cielo de Salamanca existente en el Patio de Escuelas Menores.

Imagen

Autor:  Vicente Sierra Puparelli, 2014

El problema es que esta combinación no puede darse pues lo que se representa en el El Cielo de Salamanca es un cielo que no puede ni pudo verse desde Salamanca, como ya hemos explicado: Hay constelaciones, como  de Centauro, que es del hemisferio sur y cae muy por debajo del horizonte visto desde Salamanca.

CieloSalamanca147508

Lo representado encaja con el cielo visto desde  Alejandría antes del el Almagesto, que es en el que se basó  el catalogo de Ptolomeo

Cielo01870724ac

Algunos interpretan que representa la bóveda celeste y no el cielo visto desde Salamanca, pero incluso en este caso se dan incoherencias:

i) La ubicación en el Cielo de Salamanca del Sol y Mercurio, no corresponde a su posición real en 1475.

ComparacionLeoSol

La posición correcta es la que se muestra debajo, que es justo al otro lado de Leo y Virgo

Fig5

ii) La posición de las estrellas tampoco casan con la real, ni si quiera con la que recogían los astrólogos de la época, que supuestamente le asesoraron. Compárese el Leo de la bóveda con el recogido en las Tabulae ad meridianum Salmantinum (s. XV) elaborada  por el que fue catedrático de Astrología (1464-69) poco antes de la pintura.

TabulaeSalamantina

 

Me sorprende que la visión de que lo representado en El Cielo  de Salamanca representa el cielo real (incluso entendiendo por tal la bóveda celeste) en de agosto de 1475 (cuando ni siquiera Fernando Gallego tenia encargada la pintura), se haya convertido en una creencia general durante decenas de años.

Creo que el sesgo de interpretación fue introducido por  Ernst Zinner (1960) al asociar “El cielo de Salamanca” con el cielo real de 1475. Lo mismo había hecho con otras obras italianas cuya conexión se ha demostrado falsa. Lo extraño es que la interpretación de Zinner, con las inconsistencias que tiene, se haya tomado como un hecho y desde entonces las indagaciones se han limitado a seguir su estela centrándose en ajustar la fecha.

La interpretación, entiendo, debe ser Astrológica pues su objeto era la enseñanza de la Astrología, como argumento en:
[PS: 2022-06-21] Como se indica lo mas probable es que la representación siga las enseñanzas del Tetrabiblos. Diego de Torres  catedrático de astrología entre 1482 y 1496 y el astrólogo Abraham Zacut utilizaban (*)  como libro de docencia el Centiloquium que como se sabe está basado en el Tetrabiblos. Estos textos eran habituales en la enseñanza de la astrología en el s. XV, de hecho aparecen titados como textos obligatorios en el programa de Medina de la Universidad de Salamanca (*).  Además, Juan González de Dios (catedrático de la Universidad de Salamanca) en 1759 recogió algunas inscripciones de la capilla (**) poco antes de que la bóveda quedase oculta. En una de las encontradas en la bóveda se cita expresamente el Tetrabiblos  y el Centiloquium lo que apoyan la idea de que el contenido de la bóveda podría tener alguna relación con este libro.

(*) Marcelino V. Amasuno Sarraga (1990). La escuela de medicina del estudio salmantino (siglos XIII-XV).    Eds Universidad de Salamanca
(**) González de Dios, J. (1759). Index contractus iconem, et inscriptiones exhibens, quae visuntur in aedibus Salmanticensis Academiae ómnium maximae. Salamanca: Antonio José Villagordo y Alcaraz.

 

guillermo
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad