El Cielo de Salamanca o el Cielo de Alejandría. Una propuesta de reconstrucción e interpretación

CieloDescripcion

 

[Actualizado 2022-06-03]

“El cielo de Salamanca” es una bóveda pintada con motivos astrológicos que estaba en la capilla de San Jerónimo. Del original sólo se conserva la tercera parte. Nuestro invitado de hoy Pablo Recio tiene una propuesta de reconstrucción de lo que falta. Su propuesta curiosamente coincide con la disposición de los planetas propuesta por el director del programa Guillermo Sánchez y discrepa de la visión tradicional propuesta por Zinner (1960) que supone que lo representado corresponde al cielo visto desde Salamanca en agosto de 1475.

Lo puedes escuchar: AQUI o en IVoox

 

Explicación en video :   Video, como pudo ser y lo que representa El Cielo de Salamanca

La “historia oficial” es que lo representado corresponde al cielo visible desde Salamanca una noche de última quincena de agosto de 1475.  Me pregunté ¿por qué Fernando Gallego, a quien se atribuye la pintura, elige esa fecha para representar el cielo varios años antes de pintarla cuando aún no tenía el encargo de hacerlo ni estaba prevista su realización? ¿Por qué en la bóveda aparecen constelaciones, como Tauro, que no son visibles desde Salamanca, ni lo eran en el s. XV? ¿Por qué las estrellas y los planetas representados no están donde deberían estar? He intentado dar respuesta a estas preguntas y darle una interpretación alternativa en el artículo que he escrito, conjuntamente con Pablo Recio, en NAUKAS: Enigmas y avatares de «El cielo de Salamanca» , que podéis leer aquí.

Brevemente puedo resumirlo como sigue:

La razones por las el Cielo de Salamanca desde su recuperación a mediados del s. XX se ha interpretado como un cielo real, tiene que ver con la especulación establecida en 1960 Ernst Zinner de que “El Cielo de Salamanca” representaba un cielo real, y que este es el que se dio en Agosto de 1475 pero si se mira la pintura con espíritu crítico se descubre que si se considera que corresponde a un planisferio que representa el cielo real está plagada de errores. Por ejemplo (con la orientación que se muestra en la pintura): El Sol debería estar encima de Leo y debajo de Hydra) y Mercurio debería estar encima de Virgo y y debajo de Cráter, además las estrellas pintadas poco tienen que ver con las reales.

Años antes de la pintura se constituyó en Salamanca una catedra de Astrología. Se decía que estos catedráticos habrían orientado el trabajo de Fernando Gallego para que la pintura tuviese un fin didáctico: enseñar astrología, básicamente situar los planetas en en los signos del zodiaco de acuerdo al Tetrabiblos de Ptolomeo, para construir cartas astrales para los médicos, y con esos ojos hay que ver “El Cielo de Salamanca” pero no se trata de un planisferio, de hecho estos no se introdujeron de forma científica hasta principios del s. XVII.

 

Cielo01870724ac

Por razones que se explican en el artículo lo representado probablemente tome como base el cielo en el Alejandría (norte de Egipto) quizás unos siglos antes de Ptolomeo (como se muestra en la imagen de arriba) y la ubicación de los planetas correspondería a sus casas (dignidades astrológicas), según describe el mismo Ptolomeo en su Tetrabiblos. Eso justificaría la presencia de la constelación del Centauro y otras del hemisferio sur, el Sol en Leo y Mercurio en Virgo, que son sus domicilios.

A modo de ejemplo se muestra el cielo de Alejandría un día del  s. II a.C., pero insisto que no es el cielo visible un dia concreto. La representación de las constelaciones se aproxima mas al cielo que describe  Ptolomeo en el catalogo que incluye en el Almagesto, que era el habitualmente utilizado en el s. XV cuando se pinta la bóveda.

 

 

guillermo
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad