José Miguel López Cuétara
“Daß wir miteinander reden können, macht uns zu Menschen.”
 

Hans-Georg Gadamer

Los diálogos platónicos me han marcado, pues, más que los grandes pensadores del idealismo alemán, porque me han acompañado constantemente. Mi trato con ellos ha sido singular. Si nosotros, aleccionados por Nietzsche y por Heidegger, vemos el precedente de la conceptualidad griega, desde Aristóteles a Hegel y a la lógica moderna, como límite más allá del actual quedan nuestra propias preguntas sin respuesta y nuestras intenciones sin satisfacer, lo cierto es que el arte del diálogo platónico se anticipó a esa aparente  superioridad que creemos poseer como herederos de la tradición judeo-cristiana. Platón puso sin duda la doctrina de las ideas, con la dialéctica de las mismas, con la matematización de la física y con la intelectualización de lo que nosotros llamaríamos ‘ética’, el fundamento para los conceptos metafísicos de nuestra tradición. Pero limitó a la vez todos sus enunciados a la vía mimética, y como Sócrates supo desarmar con su acostumbrada ironía a sus interlocutores, así Platón neutraliza con el arte de su creación dialogal la presunta superioridad del lector. La tarea es filosofar con Platón, no criticar a Platón. Criticar a Platón es quizá tan simple como reprochar a Sófocles que no sea Shakespeare. Esto podrá parecer paradójico, pero sólo a aquel que está ciego ante la relevancia filosófica de la imaginación poética de Platón …”.

Hans-Georg Gadamer ( 1900 – 2002). Filósofo alemán.

Imagen de previsualización de YouTube

Video en YouTube

iosepho
Se han bloqueado los comentarios.
Política de privacidad