Víctor Robles Valero
PhD
 

Algo está fallando….

En esta nueva entrada voy a intentar sacar las mejores impresiones que me dejado el vídeo sobre ¿las escuelas matan la creatividad?, una ponencia de Ken Robinson organizada por la organización TED, así que hoy reflexionaré más que aplicar y explicar.

En primer lugar, destacó enormemente el estilo comunicativo de sir Robinson, muy natural, sin ceñirse a unas diapositivas, pero si a un tiempo, con una preparación minuciosa y sobre todo con sentido del humor. Desde luego, a pocos ponentes conozco yo con estas características, solo hay que fijarse en cómo le siguen los espectadores.

Dentro de las muchas frases que ha dejado, resalto especialmente esta:

“La creatividad es igual de importante en la educación que la alfabetización”.

Todos sabemos que a las niñas y niños de edades más tempranas se los enseña en primer lugar a leer y escribir, pero la creatividad no, ya que el sistema educativo se basa en unas pautas preestablecidas difíciles de cambiar. ¿Por qué no potenciamos la creatividad de los alumnos más pequeños cuando es más fácil que la aprendan a desarrollar? Si nos fijamos, podemos apreciar que siempre están preguntando, tienen respuestas para cualquier cosa, están constantemente probando y arriesgando…

Como bien expone Ken, los actuales sistemas educativos no potencian la creatividad, se basan únicamente en una serie de materias, sobre todo lengua y matemáticas, dejando de lado las materias más artísticas como la música o el arte. Entonces, porque no puede cambiar estos sistemas, y poder enseñar las diferentes materias de una forma entrelazada, y así poder fomentar la creatividad. Un ejemplo, enseñar la física a través de la música o la química a través del arte. Seguramente captaría más la atención de los alumnos.

Hoy en día la educación está orientada para acabar estudiando en la universidad y en materias más útiles al mercado laboral, obviando por tanto los diferentes gustos que un alumno pueda tener. ¿Por qué estamos educando a ese niño para ser un futuro universitario si verdaderamente lo que más le gusta es bailar, cantar o pintar? O, ¿por qué no pueden destacar en un futuro en varias disciplinas, como ya hicieron otros ilustres como Newton o Da Vinci? Quizás al potenciar la creatividad se podría dar un giro a esta situación.

Para finalizar me quedo en el símil que hace de que la educación ha explotado nuestras mentes como los seres humanos a la Tierra. Además de las tres característica que otorga a la inteligencia: dinamismo, diversidad y única.

Seremos capaces como futuros docentes revertir esta situación y fomentar la creatividad dentro de las aulas. Me permito decir que lo veo complicado, por el mero hecho de que no tenemos ni la formación ni las herramientas para hacerlo….

 

, , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad