Raúl Rivas González
Dpto. Microbiología y Genética
 
Aureobasidium pullulans

A nuevos males, nuevos remedios

En la década de 1990, el virus Hendra y el virus Nipah (NiV) fueron descubiertos en Australia y Malasia respectivamente. Estos dos paramixovirus están estrechamente relacionados y no habían sido descritos anteriormente.

El virus Nipah proviene del murciélago frutero de la familia Pteropodidae (género Pteropus) y puede ser letal tanto en animales como en personas. Fue el virus que inspiró la película ‘Contagio’ dirigida por Steven Soderbergh en 2011. Un equipo internacional de investigadores ha probado con éxito en monos (mono verde africano) una vacuna contra el virus de Nipah (VNi), un patógeno humano descubierto en 1998 durante una gran epidemia que se originó en una granja de cerdos en Malasia, y que provocó 265 casos y 105 muertes en personas en el sudeste asiático. El estudio se ha publicado recientemente (agosto de 2012) en Science Translational Medicine (http://stm.sciencemag.org/content/4/146/146ra107.short).

La aparición más reciente de Nipah en Bangladesh se produjo en enero de 2012, con seis víctimas mortales, principalmente niños. La tasa de letalidad de Nipah en los brotes más recientes ha sido del 100%, y en total, se han registrado 570 casos notificados de infección en personas con 305 víctimas mortales desde 1998. El NiV está estrechamente relacionado con el virus de Hendra que infecta sobre todo a caballos. Ambos virus se originan en murciélagos, pero solo Nipah es transmisible directamente a las personas.

La nueva vacuna desarrollada, se basa en estudios previos contra el Hendra y funciona al estimular la producción de niveles más altos de anticuerpos que combaten ambos virus. En el mono verde africano, NiV causa un grave síndrome respiratorio letal y / o una enfermedad neurológica que esencialmente refleja a las enfermedades humanas fatales. Así, este mono representa un modelo fiable para desarrollar una potencial vacuna frente a la enfermedad y para realizar las pruebas de la eficacia terapéutica.

 El trabajo demuestra que la vacuna desarrollada y denominada Hendra-sG es efectiva en monos, y no solo los protege completamente de la enfermedad, sino también de la infección en sí, como demuestra la ausencia de la replicación del virus, de la patología o de los síntomas. La cantidad de virus de Nipah que se utilizó para infectar a los animales vacunados fue de diez veces la dosis letal. Por tanto, los investigadores han demostrado que esta vacuna, basada en una proteína, la glicoproteína G del virus Hendra, conocida por provocar una respuesta inmune a este virus, proporciona una protección completa contra la infección de NiV, sin evidenciar enfermedad clínica, replicación del virus o cualquier otra patología relacionada. El éxito de la vacuna en primates proporciona una información crucial y un apoyo extraordinario para el desarrollo preclínico de aplicación humana.

 Referencia: Sci Transl Med 8 August 2012: Vol. 4, Issue 146, p. 146ra107. Sci. Transl. Med. DOI: 10.1126/scitranslmed.3004241

raulrg

About raulrg

Profesor Titular del Departamento de Microbiología y Genética de la Universidad de Salamanca
Se han bloqueado los comentarios.
Política de privacidad