FyQ
Buscando nuevas formas de enseñar y aprender
 

Debates en 59″

Estamos familiarizados con los debates, desde los parlamentarios hasta aquellos que han formado parte de la parrilla televisiva semanal durante décadas. Especializados habitualmente en temas políticos aunque se han emitido tertulias-debate multidisciplinares.

Aunque no nos pueden servir de ejemplo pues la mayoría de las veces las interpelaciones tomaban un tono exacerbado y las normas de los moderadores parecían sacadas de La gran batalla final del Retorno del Rey, sí podemos tomarlos de referencia en su esencia, en la definición propiamente dicha de la palabra debate: “Discusión en la que dos o más personas opinan acerca de uno o varios temas y en la que cada uno expone sus ideas y defiende sus opiniones e intereses” .

two-tv-debates-set-for-september-9-and-14-w_l

¿Se pueden emplear los debates como recurso innovador dentro del aula? ¿Qué propósito educativo tienen? Estas son tan sólo algunas de las preguntas que me planteé la primera vez que alguien me sugirió el uso de los debates como innovación en un aula cotidiana de enseñanza secundaria obligatoria. Entendí su potencial cuando escuché palabras como: lógica, argumentación, análisis de la información, agilidad mental, improvisación, escucha activa o tolerancia entre otros adjetivos. Mediante el debate se pretende fomentar, por una parte, el trabajo de indagación en grupo con el fin de obtener información sobre la cual construir una postura crítica acerca de la cuestión planteada. Por otro lado, se debe valorar el resultado de dicha labor de documentación y la capacidad del estudiante para argumentar y contraargumentar en base a datos objetivos. Los debates educativos se plantean de tal manera que se establecen normar claras y fáciles de seguir, un tiempo limitado, se propone un tema pertinente y relacionado con aspectos concernientes a la materia impartida o relacionado con temas de interés. La figura del moderador es imprescindible, y el profesor podrá desempañar a la perfección ese papel. Concederá los turnos de palabra, centrará ideas y resultados, guiará la discusión hacia un objetivo y concluirá haciendo una recopilación de las ideas expuestas y justificadas.

deliberative00

Aparentemente parece fácil sin embargo no todos somos capaces de llevar a cabo un debate constructivo apoyado en procesos analíticos más o menos conscientes ni defender posturas con las que a priori no estamos de acuerdo.Fomenta las habilidades comunicativas pero el ritmo de evolución no siempre es igual en todos los alumnos, así que debemos incorporar e introducir el debate paulatinamente para evaluar aspectos del aprendizaje en física y química complicados de analizar con el uso de otros recursos o herramientas tradicionales.

Algunos tenemos que aprender demasiado de los más pequeños, su corrección en el lenguaje empleado, sentido crítico, fluidez mental y sobre todo el respeto demostrado: La liga Debate 2017 Castilla y León.

¡LUCES, MICROS Y A DEBATIR!

Referencias:

RUIZ, María Eugenia, et al. El debate como instrumento de evaluación. 2006.

El debate como herramienta educativa.

 

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad