Blog Universitario
Consejos, opiniones e historias
 
dia1
Archivo | Viajes Semillas RSS para esta sección

Los viajes por trabajo en la nueva normalidad

Puede parecer que con el coronavirus se ha detenido todo, que ya apenas volveremos a viajar o que el teletrabajo se va a implantar de forma masiva, pero no nos engañemos, el coronavirus será un resorte y un punto de inflexión sobre el que empezar a trabajar para cambiar la forma en que trabajamos, nos movemos y nos comunicamos, pero aún queda lejos ese escenario en el que casi todo se pueda realizar de forma remota.

Los viajes después del covid

Principalmente se van a reducir los viajes de las personas mayor peligro puedan suponer para la facturación de la empresa, es decir, altos directivos y personal que facture por servicios y viaje de forma constante. Por ejemplo, sería un riesgo inasumible para una consultora que un empleado se contagie en una empresa y al día siguiente lo transmita entre sus compañeros en la oficina. En cuestión de 24 horas tendrías, como mínimo, un departamento entero sin facturar y en cuarentena. Eso es inasumible.

Pero esto no implica que, por ejemplo, personal que no acuda a las oficinas y se requiera su presencia física en los clientes vaya a tener que seguir viajando. Por ejemplo, equipos comerciales que tengan que cerrar ventas. En cuanto se den las mínimas garantías necesarias volverán a viajar como siempre.

Las reuniones y formaciones después del Covid

En este punto seguro que hay más cambios. La mayoría de las empresas y empleados ya se han adaptado a las reuniones en remoto por Teams, Skype… Todas estas reuniones de trabajo diarias, de menor importancia, es posible que empiecen a avanzar hacía el teletrabajo. Por seguridad y por el ahorro de costes que conlleva en los desplazamientos.
Lo mismo pasa con la formación. Cada vez hay más alternativas en remoto, sobre todo en los sectores tecnológicos. Incluso puedes encontrar cursos online gratuitos de Marketing con certificado incluido. Esto por un lado favorece la auto formación de los empleados y por otro la capacidad de las empresas para organizar sus formaciones internas de forma totalmente online y deslocalizada. Hoy en día puedes encontrar cursos de cualquier temática para realizar de forma remota.

El teletrabajo

Otro punto para tratar es el teletrabajo, quizás es el que cuenta con más opciones de crecimiento. El escenario es idóneo, después de el periodo de prueba generado por el confinamiento se han confirmado que los miedos que existían con esta modalidad, en realidad, no son reales. Somos más productivos en remoto.

Las empresas también son conscientes de que en un escenario de crisis como el que se avecina, la oportunidad de reducir costes en alquiler de oficinas puede ser una buena opción. Todo queda a expensas de que se concrete la regulación de esta modalidad para ver si finalmente se implanta a gran escala o la solución propuesta no es suficientemente atractiva para que las empresas decidan sumarse al cambio.

En resumen, queda mucho camino por delante. Vivimos una etapa de cambio y adaptación constante. Es seguro que viajaremos de forma diferente, nos comunicaremos de otra forma y nos formaremos cada vez más de forma remota. Pero aún queda mucho camino por delante.

Comentarios cerrados

¿Se podrá viajar después del coronavirus?

Tanto para las industrias de viajes como para todo el mundo, es muy difícil imaginar cómo será el mundo después del coronavirus. La propagación de esta pandemia ha paralizado las relaciones sociales y económicas en gran parte del planeta. Pero ha sido el turismo y los servicios de transporte, los factores que más han sido afectados por dicha razón.

Actualmente, hemos visto en el mundo entero que este virus contagioso ha logrado extenderse de forma muy rápida, por lo que se estima que en el 2021 los científicos tendrán una vacuna que lo erradique completamente. Pero aun así, el mundo no volverá a ser igual que antes.

Son incontables las personas que viven de los ingresos generados por el turismo y las agencias de viajes. Por su parte, luego de que la crisis de salud pública mejore, los viajeros necesitarán ver fuertes caídas en los precios y así estar convencidos de que puedan retomar su ritmo de vida eligiendo un buen lugar donde dormir durante sus vacaciones, eso es lo que dicen los analistas.

Los viajes en avión cambiarán totalmente después del coronavirus

Viajar en avión será una experiencia muy diferente a la que se acostumbra, pues va a tener un cambio radical en la forma de hacer viajes. Una vez superado el coronavirus, se realizarán pruebas de sangre a todos los viajeros antes de que suban al avión. Pues es una medida de seguridad muy necesaria para conocer si alguien tiene algún tipo de infección o el mismo coronavirus.

También se dice que se donarán equipos de seguridad a todos los empleados de cabina y de tierra. Se dotará a todo el personal con guantes desechables, mascarillas y viseras. Se establecerán nuevas reglas para el equipaje donde solo se podrá llevar un computador portátil, un bolso o maleta. Así se evitarán contagios entre los pasajeros y tendrán disponibilidad de asientos vacíos para obtener la distancia mínima apropiada.

Los aeropuertos también sufrirán muchos cambios. Se incluirán mamparas protectoras en los mostradores de facturación y se aplicarán indicadores de distancia física en los suelos. Así, cada viajero sabrá dónde situarse respetando la distancia de seguridad establecida. Incluso, se instalarán escáneres térmicos de temperatura que se utilizarán para tener control sobre todo aquel que cruce las puertas de los terminales.

¿Las tarifas de los hoteles bajarán considerablemente?

Después de la pandemia del coronavirus los precios de los vuelos no son los únicos que bajarán. También bajarán las tarifas de las habitaciones de los hoteles, así que ahora tendrás más posibilidades de encontrar un lugar donde dormir. Según los expertos, las tarifas disminuirán más del 30%.

La mayoría de las cadenas hoteleras han apostado por bajar los precios y han cambiado sus políticas de cancelación con el objetivo de incrementar las demandas. Por ese motivo, desde ahora es posible conseguir habitaciones dobles en los hoteles de cuatro estrellas y pagar menos de 100 euros la noche.

También hay alojamientos turísticos en plataformas como Airbnb, donde ofrecen grandes descuentos desde el 50% hasta el 70%. Los hoteles flexibilizaron sus condiciones de pago e incluso posibilitaron el cambio de fecha de reservación sin costo alguno. Y por si fuera poco, hay hoteles en España que ofrecen cancelación gratuita hasta el 26 de abril.

Antes de viajar es importante buscar un lugar donde alojarse cuando pase la pandemia del coronavirus

Definitivamente, los mejores sitios para alojarse luego de que pase la cuarentena por el coronavirus, son los hoteles. Pues como te hemos contado anteriormente, ya se han organizado y planificado estrategias para atraer clientes y una de ellas es la de bajar los precios de las habitaciones hasta un 70%. ¡Eso es lo mejor que hay hasta ahora! Por lo tanto, te recomendamos aprovechar esta gran oportunidad si eres alguien que desea viajar después de la pandemia.

Además, se han implementado medidas de seguridad en cada uno de los hoteles que realizan este tipo de ofertas. Pero tranquilo, porque las agencias hoteleras se han enfocado en mantener seguros a los huéspedes utilizando métodos sutiles y prácticamente invisibles para evitar cualquier tipo de contagios y sin intervenir con la estancia y tranquilidad de los clientes.

Pero por ahora solo nos queda esperar a que termine esta pandemia del coronavirus y así poder recuperar nuestras vidas. Aunque todo será diferente después de la cuarentena, igual las personas podrán realizar tranquilamente la mayoría de las actividades que solían hacer un tiempo atrás.

Comentarios cerrados

El turismo después de la pandemia del Coronavirus

El turismo parecía que iba a ser uno de los motores que impulsaba la economía mundial. Hasta que llegó el COVID-19 y dejó el mundo sin turistas, los hoteles, museos y bares vacíos durante meses.

La vuelta a la “normalidad” parece que no volverá a ser la misma para el turismo a corto plazo. La incertidumbre por nuevos brotes de coronavirus y la falta de protocolos oficiales hacen que predecir el futuro cercano del turismo sea casi ciencia ficción. Sin embargo, es necesario estar preparados tanto empleados como empresas para intentar estar preparados para todos los escenarios que nos podamos encontrar.

Una situación nunca antes vivida.

Hasta el confinamiento, España era la segunda potencia turística a nivel mundial, solamente superado por Francia. Con casi 84 millones de visitantes registrados en 2019 que representaba el 12% del PIB y empleaba a unos 2 millones y medio de personas.

Todos los economistas muestra una gran preocupación por el impacto que la pandemia han provocado en el turismo. Son cientos de rutas turísticas que no volverán a operar y seguramente habrá una subida en los precios provocado por las nuevas medidas de protección y seguridad de los viajes.

También las agencias de viajes, hoteles y las empresas de turismo se ven gravemente afectadas al encontrarse totalmente paralizadas y sin forma de conseguir ingresos.

Ciudades como Málaga que viven principalmente del turismo, se encuentran muy castigadas por el confinamiento y su futuro a corto plazo. Algunas de las empresas que se encargan de realizar visitas guiadas en Málaga y Andalucía, creen que será muy difícil contar con turismo extranjero. Y que, en el hipotético caso de que vengan, no tendrán mucho interés en estos momentos de reunirse en grupos con un guía para conocer una ciudad. Por tanto centran más el foco en el turismo nacional.

malaga

Si caen aerolíneas, hoteles o  los apartamentos turísticos vuelven a ser puestos en alquiler de larga temporada o son vendidos, será imposible que aunque los turistas quieran volver en unos meses, se pueda contar la misma logística turística que había ya que se habrá visto reducida.

¿Cuál es el futuro del turismo?

Siempre que llega una crisis, algunos modelos caen y aparecen nuevos modelos que cambian el sistema.

Todos recordamos el caso de Thomas Cook, una de las agencias turísticas más grandes a nivel mundial que acabó cayendo ante un sistema de turoperadores turísticos que se había quedado desfasado.

El Covid-19 ha acelerado este cambio y es que se están produciendo dos modelos radicalmente de turismo.

Por un lado, se trabaja en proyectos para crear modelos de resort y regiones “premium” donde la seguridad y la eliminación de riesgos sanitarios será su prioridad.

El otro sistema, está basado en un turismo de experiencias, más basado en zonas rurales o en pequeños grupos donde poder conocer sociedades y tener una experiencias y actividades que evadan al ciudadano de su vida urbana.

Tal vez esta pandemia mundial sea para algunas empresas una nueva oportunidad de cambio o para crear empresas innovadoras y en unos meses cuando se consiga la vacuna, el turismo vivirá un boom como nunca ha visto.

Comentarios cerrados
Política de privacidad