Blog Universitario
Consejos, opiniones e historias
 
dia1

Los viajes por trabajo en la nueva normalidad

Puede parecer que con el coronavirus se ha detenido todo, que ya apenas volveremos a viajar o que el teletrabajo se va a implantar de forma masiva, pero no nos engañemos, el coronavirus será un resorte y un punto de inflexión sobre el que empezar a trabajar para cambiar la forma en que trabajamos, nos movemos y nos comunicamos, pero aún queda lejos ese escenario en el que casi todo se pueda realizar de forma remota.

Los viajes después del covid

Principalmente se van a reducir los viajes de las personas mayor peligro puedan suponer para la facturación de la empresa, es decir, altos directivos y personal que facture por servicios y viaje de forma constante. Por ejemplo, sería un riesgo inasumible para una consultora que un empleado se contagie en una empresa y al día siguiente lo transmita entre sus compañeros en la oficina. En cuestión de 24 horas tendrías, como mínimo, un departamento entero sin facturar y en cuarentena. Eso es inasumible.

Pero esto no implica que, por ejemplo, personal que no acuda a las oficinas y se requiera su presencia física en los clientes vaya a tener que seguir viajando. Por ejemplo, equipos comerciales que tengan que cerrar ventas. En cuanto se den las mínimas garantías necesarias volverán a viajar como siempre.

Las reuniones y formaciones después del Covid

En este punto seguro que hay más cambios. La mayoría de las empresas y empleados ya se han adaptado a las reuniones en remoto por Teams, Skype… Todas estas reuniones de trabajo diarias, de menor importancia, es posible que empiecen a avanzar hacía el teletrabajo. Por seguridad y por el ahorro de costes que conlleva en los desplazamientos.
Lo mismo pasa con la formación. Cada vez hay más alternativas en remoto, sobre todo en los sectores tecnológicos. Incluso puedes encontrar cursos online gratuitos de Marketing con certificado incluido. Esto por un lado favorece la auto formación de los empleados y por otro la capacidad de las empresas para organizar sus formaciones internas de forma totalmente online y deslocalizada. Hoy en día puedes encontrar cursos de cualquier temática para realizar de forma remota.

El teletrabajo

Otro punto para tratar es el teletrabajo, quizás es el que cuenta con más opciones de crecimiento. El escenario es idóneo, después de el periodo de prueba generado por el confinamiento se han confirmado que los miedos que existían con esta modalidad, en realidad, no son reales. Somos más productivos en remoto.

Las empresas también son conscientes de que en un escenario de crisis como el que se avecina, la oportunidad de reducir costes en alquiler de oficinas puede ser una buena opción. Todo queda a expensas de que se concrete la regulación de esta modalidad para ver si finalmente se implanta a gran escala o la solución propuesta no es suficientemente atractiva para que las empresas decidan sumarse al cambio.

En resumen, queda mucho camino por delante. Vivimos una etapa de cambio y adaptación constante. Es seguro que viajaremos de forma diferente, nos comunicaremos de otra forma y nos formaremos cada vez más de forma remota. Pero aún queda mucho camino por delante.

Se han bloqueado los comentarios.
Política de privacidad