Jorge Martín
Reflexiones de un alumno de Máster
 
D4

La “Técnica del Puzzle”

            El compromiso individual con un esfuerzo colectivo es lo que hace que un equipo, una empresa o una sociedad funcionen.
Vince Lombardi

               En esta ocasión os traigo una experiencia, a modo de ejemplo, relacionada con el trabajo cooperativo del post anterior y cuyo nombre encabeza esta entrada, que, espero y deseo, sea más corta y amena que la precedente.

               El fundamento de la experiencia es sencillo, se crean grupos de tres personas, a los que se le reparten tres textos, A, B y C obtenidos de “Turning Students Groups into Effective Teams” B. Oakley, R.M. Felder, R. Brent y I. Elhajj Journal of Students Centered Learning Vol. 2, No. 1, 2004/9. Cada alumno ha de leer su texto de forma individual, lo que le convierte en el experto del mismo. A continuación los expertos en cada uno de los textos de los distintos grupos han de reunirse y comentar las lecturas, puntos clave, ideas fundamentales…etc. Es altamente recomendable que sean capaces de elaborar un pequeño guion o esquema de estos contenidos esenciales, puesto que después han de explicarles a sus compañeros, totalmente inexpertos en la lectura, que puede extraerse de la misma.

               Se ha de considerar que sus compañeros no conocen el contenido por lo que ha de ser claro y conciso, ya que tampoco se pretende que memoricen cada mínimo detalle., de ahí la necesidad de un pequeño esquema o guion donde se establezcan las oportunas relaciones entre las ideas para que todo quede perfectamente claro.

               Una vez que cada estudiante ha compartido sus conocimientos con los compañeros tendrá que exponer a la clase lo que ha entendido o lo que ha aprendido de uno dedescarga los textos, excluyendo aquel que le fue asignado en el comienzo de la actividad. Cuando ha terminado, los expertos de todos los grupos toman la palabra, valorando la exposición realizada. Se resaltan puntos fuertes y débiles, se comenta qué sobra y qué falta y se hace una valoración general. Aquí pueden ser los propios estudiantes quienes valoren a cada alumno, o, como fue el caso, puede hacerlo el profesor mediante una rúbrica.

               La nota de cada estudiante es será la media de las notas de la exposición de los miembros de su grupo, de ahí la importancia de sintetizar bien su texto, explicarlo con claridad y atender y escuchar con interés a los otros expertos y a los demás miembros del grupo.

               Como puede verse, en el poco probable caso de que alguien haya sido capaz de leer la entrada anterior completa (si lo ha hecho, mis respetos para él o ella), la propuesta sigue el esquema planteado, los puntos clave que allí se relataron. Podemos señalar que con ella estamos trabajando habilidades como la lectura comprensiva de textos, la capacidad de síntesis y relación de ideas, la exposición oral de conocimientos, las habilidades de escucha, la discusión de ideas y su puesta en común…etc.

               Personalmente, me parece una actividad muy interesante, y de hecho me lo pasé muy bien haciéndola, pero, desde mi punto de vista, presenta un problema: el tiempo. Se requiere bastante tiempo para llevarla a cabo, especialmente si los expertos pormenorizan excesivamente en su explicación a los compañeros o si la puesta en común y la discusión de ideas en la reunión de cada grupo de expertos se alarga. De esta forma una buena organización y planificación es clave, aunque ¿Cuándo no lo es?

¡Hasta pronto!

jmartingar
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad