Raúl Rivas González
Dpto. Microbiología y Genética
 
Aureobasidium pullulans

El que no llora no mama

En ocasiones el llanto excesivo de los bebés se debe a los molestos y dolorosos cólicos. Algunos científicos sospechan que los microorganismos que habitan en los intestinos pueden estar involucrados y así, investigadores de la Universidad de Bari Aldo Moro en Italia se unieron con otros científicos en toda Italia para asignar al azar un suplemento probiótico o un placebo a 589 recién nacidos. El suplemento era la bacteria intestinal Lactobacillus reuteri y que es utilizada como probiótico para la mejora de la función intestinal. Según informaron los investigadores en la revista JAMA Pediatrics, los recién nacidos que recibieron el probiótico fueron menos propensos a desarrollar síntomas de cólico y por lo tanto lloraron durante mucho menos tiempo que los que tomaron el placebo. En concreto los que tomaron Lactobacillus lloraron de media 38 minutos al día, mientras que los que tomaron placebo lo hiciern durante 71 minutos al día.

raulrg

About raulrg

Profesor Titular del Departamento de Microbiología y Genética de la Universidad de Salamanca
Se han bloqueado los comentarios.
Política de privacidad