Sistema de blogs Diarium
Universidad de Salamanca
BINDusal
Sobre Ingeniería Industrial, aspectos técnicos, actualidad, alumnos, escuela, recursos, biblioteca
 

Escuela de Industriales : 164 años de vida

Escuela de Ingeniería Industrial de Béjar: 164  años  de  vida

Este es el título principal de una exposición dedicada a la Escuela de Industriales de Béjar realizada en 2016. Con ella queremos dar a conocer sus inicios y los estudios que imparte desde mediados del siglo XIX. Vemos su historia, denominaciones, localizaciones y algunas anécdotas que le dan vida como institución.

p1-F1

 Vista que tuvieron los alumnos en el momento que la Escuela estuvo en el Convento de San Francisco.

 

_W4M6488

Salón de actos con el mobiliario original de mediados del siglo XX

 p1-f4

Laboratorio de textil original. Muchos de estos instrumentos siguen en la exposición permanente de la Escuela

Inicio de los estudios técnicos en Béjar.

Existen tres hechos que darán pie para que sea Béjar el lugar donde establecer estudios técnicos.

  1. La conocida industria lanera que tiene un máximo de esplendor las siete primeras décadas del siglo XIX (1).
  2. En 1825 el ayuntamiento firma un acuerdo con Miguel Faure, tintorero francés establecido en Béjar, quien tenía título en conocimientos textiles obtenido en 1819 en las Fábricas de Guadalajara y Brihuega, para enseñar sus artes a los fabricantes bejaranos. (2) (3)
  3. En 1835 el Conde de Navas extiende una carta a la Reina Isabel II donde recomienda Béjar como lugar para establecer estudios técnicos.

p2-F1

Vistas de la Ruta de las Fábricas con el paso del tren

 

Don Luís Pizarro Ramírez, Conde de Navas…por sí y a su nombre expone:

…los desastres producidos por el mal gobierno de los últimos once años…se ha visto en los propios años que dicha Villa de Béjar, vecindad del que se expone, ha crecido y multiplicado con asombro. La industria y laboriosidad de sus habitantes, con el anhelo de mejorar su antigua fábrica de paños…hizo que los principales fabricantes empezaran a traer y establecer máquinas…levantaron suntuosos y costosísimos edificios sobre el río Cuerpo de Hombre. Hicieron venir de Francia, Inglaterra, Bélgica maestros y operarios…

Una cosa muy esencial faltaba en Béjar para llegar al alto grado de prosperidad de que es susceptible. La ilustración, Señora, la ilustración, fuente y origen de todos los bienes…

Para esto, Señora, se hace indispensable que V.M., dirigiendo una mirada benéfica a hacia este Pueblo industrioso, agradezca su afán de prosperar, estableciendo en él dos cátedras, una de Matemáticas y otra de Física y Química aplicada a las Artes.

Así lo espera la sociedad y el exponente del acendrado amor de V.M. por el bien del Estado, y los habitantes de la villa de Béjar bendecirán su reinado y su Gobierno. (4)

A L.R.P. de V.M. Madrid, 5 de enero de 1835

Al parecer en esta localidad en las primeras décadas del siglo XIX se respiraban aires de formación alentados por la industria bejarana del momento.

Es en 1850 el año en el que el Ministro Seijas firma el Real Decreto que ofrece el inicio de los estudios de industriales.

A continuación, extractamos alguna idea de este escrito oficial:

“Señora: Ocupado el Gobierno hace algunos años en la reorganización general de la instrucción pública para ponerla en armonía con las necesidades del siglo para complementar la obra era preciso, entre otros establecimientos importantes, crear escuelas en que los que se dedican a las carreras industriales para sobresalir en las artes o llegar a ser perfectos químicos y hábiles mecánicos…”

“Antes de crear escuelas industriales se necesitaba tener los establecimientos que las habían de servir de base, y antes de prometer una enseñanza, había que formar los Profesores encargados de suministrarla. Cada reforma tiene su época, y es vano empeño querer anticiparla… Este tiempo ha llegado”,

 

Titulo I. De las diferentes clases de enseñanza Industrial y Escuelas en que ha de darse.

Artículo 1.º La Enseñanza industrial será de tres clases:

Elemental.
De ampliación.
Superior.

Artículo 9.º Los estudios de carrera comprenderán las materias siguientes:

  • Primer Año: Complemento de la aritmética, Algebra hasta las ecuaciones del segundo grado inclusive; progresiones y logaritmos con las aplicaciones de este cálculo; partida doble y práctica de todas las operaciones mercantiles; lección diaria. Dibujo lineal, todos los días.
  • Segundo Año: Geometría elemental y nociones de geometría descriptiva con algunas de sus aplicaciones; secciones cónicas consideradas gráficamente, trigonometría rectilínea, aplicaciones de la geometría y de la trigonometría a las artes y a la agrimensura; lección diaria. Dibujo lineal y modelado, ejercicios diarios.
  • Tercer Año: Principios de mecánica con sus aplicaciones más usuales a la industria: lección diaria durante la primera mitad del curso. Principios de química con iguales aplicaciones: lección diaria durante la segunda mitad del curso. Dibujo de adorno y aplicado a la fabricación, modelado: ejercicios diarios.

Es muy interesante poder leer este documento completo para tener una idea más clara del inicio de los estudios técnicos (5).

Inicio de los estudios técnicos en Béjar

P2-F2

Primer edificio del Centro de Enseñanza hacia 1852

Béjar hace eco de este escrito siendo el 23 de julio de 1852 la fecha en la que se autoriza de forma oficial la apertura de la Escuela Industrial de Béjar con un presupuesto inicial de 48.000 reales.

Leemos:

“…Béjar reúne condiciones muy ventajosas para la creación de una escuela industrial elemental, que a la vez despierte la afición de la juventud de esa provincia hacia esa clase de estudios…” (6)

p4-f1

Personas de Béjar contemporáneas  a  los inicios de los  estudios  técnicos

Escuela Industrial de Béjar después de 1852

Entre los años 1861 a 1867 encontramos la información sobre el centro de formación inicial en las Memorias de la Universidad Literaria de Salamanca. En los inicios, el centro de estudios no formaría parte de la Universidad hasta la década de los setenta del siglo XX. Estos registros reunían los datos sobre el estado de la enseñanza en la universidad y “demás establecimientos de instrucción pública del Distrito”.

En el comienzo de estos informes encontramos un resumen que muestra mejoras realizadas, cambios en la dirección, o quejas sobre la imposibilidad de obtener mejores resultados debido a que no exista enseñanza primaria en Béjar. En sus páginas leemos sobre la carencia económica para su mantenimiento, así como del gran entusiasmo de alumnos y profesores, las excelentes notas son prueba del mismo. Conocemos datos sobre su personal y relatos de su Director Nicomedes Mateos. También muestran los instrumentos que fueron comprados para la utilidad de la enseñanza, a los que en Unamuno en discursos de inauguración de curso refirió como “artefactos”. En Béjar se prefirió mantener el bachiller a los estudios técnicos por lo que el centro cierra en 1867.  En 1979 reabre sus puertas con el nombre de Escuela de Arte y Oficios. (7)

Su primer edificio tal como indica Cascón Matas fue uno que comparte con la Escuela Municipal de Enseñanza Elemental situado en la calle Mansilla. Posteriormente la enseñanza industrial se trasladaría a otro edificio de esta misma calle con entrada por Quebradilla de San Francisco en septiembre de  1853. Por último, en 1866, dos años antes de su desaparición, el consistorio decidió instalarla en el edificio del viejo Palacio Ducal. En la sesión de 28 de agosto de ese año, el ayuntamiento contestó a una carta enviada por el Rector de la Universidad de Salamanca a este respecto, señalando que se había procedido de esta forma porque “no tenían dinero suficiente para el alquiler del anterior local y que el pago del arrendamiento al administrador del duque por 4 habitaciones y dos cuartos para el material era suficiente para el desempeño correcto de la enseñanza” (8)

p5-f2                                                               La Escuela estuvo en el Palacio Ducal hacia 1866

p5-f2b

Ubicación de la Escuela a final del siglo XIX

 

1879 Escuela Regional de artes y oficios

A partir de la década de los 80 del siglo XIX la lucha de la dirección y el profesorado estávolcada en la mejora de las instalaciones del edificio de la calle Mansilla, como leemos en el Libro de Actas de Sesiones de la entonces denominada Escuela Regional de Artes y Oficios. Este episodio termina con su traslado a la Parroquia de San Gil gracias a la insistencia del profesor numerario de Aritmética, Geometría y Principios de Construcción Cagigal Valdés quien posteriormente fue director de la misma.

…más en próximas entregas.

 

 

, , , ,

Política de privacidad
Studii Salmantini. Campus de excelencia internacional