Salud y Tecnología
Reflexiones sobre el presente y el futuro
 

La Novedosa Ortodoncia Invisible

El mundo de la odontología está avanzando mucho en los últimos años. En este post, ya hablamos sobre las utilidades que podrían tener en el mundo odontológico las impresoras 3D, pero en esta ocasión vamos a ver un tratamiento que resulta muy novedoso en comparación con los métodos tradicionales, la llamada ortodoncia invisible.

ortodoncia invisible con alineadores

¿Qué es la Ortodoncia Invisible?

Se trata de una modalidad de ortodoncia que en lugar de utilizar brackets dentales como se ha hecho siempre, utiliza unas férulas transparentes llamadas alineadores, pues su verdadera función es la de sustituir al aparato dental tradicional como elemento que ejerce las fuerzas necesarias para enderezar las piezas dentales.

La ortodoncia invisible Invisalign es una nueva forma de llevar el aparato dental que, como su nombre indica, hace que pase prácticamente inadvertido a la vista de los demás. Este sistema pertenece a la empresa Invisalign, por lo que no todos los dentistas lo usan. Solo las clínicas dentales que trabajen con este sistema pueden utilizarlo.

¿Cómo funcionan los Alineadores de la Ortodoncia Invisible?

Su funcionamiento es sencillo: Se coloca el alineador sobre los dientes y se deja a la ortodoncia trabajar. Cada 2 semanas se debe cambiar por otro alineador que se ajuste a los movimientos que se han provocado con el anterior y prosiga ejerciendo las fuerzas hacia el siguiente, algo así como avanzar de nivel en cuanto a la corrección de las anomalías de la dentadura que se estén tratando.

Según la empresa, la ortodoncia invisible puede utilizarse para tratar los mismos problemas que las ortodoncias más tradicionales que utilizan brackets, aunque personalmente creo que algunos casos con el sistema de las férulas (o alineadores) transparentes no parece que sea especialmente fácil tratarlos.

En el siguiente vídeo se puede ver un resumen del proceso y funcionamiento de la ortodoncia invisible:

Las férulas se pueden quitar para comer y beber, y para lavarse los dientes, lo que hace que sean mucho más cómodas que los brackets que permanecen fijos desde el principio hasta el fin del tratamiento. Además, permiten mantener mucho mejor la higiene bucodental, ya que el aparato de brackets dificulta mucho la limpieza y tiende a acumular restos bacterianos. A esto se añade que el paciente no va a sufrir heridas en su proceso de adaptación y va a hablar y cerrar la boca mucho más cómodo que con los brackets.

Eso sí, aunque sea posible quitar los alineadores en momentos concretos, es importante estar bien concienciado de que mientras no se lleven puestos, lógicamente la ortodoncia no está trabajando, por lo que hay que ser muy meticuloso en este aspecto y retirarlos el menor tiempo posible y colocarlos enseguida que se termine la actividad por la que se quitaron. De lo contrario el tratamiento (que dura unos 18 meses de media) se va a alargar más de la cuenta.

Como vemos, aunque su objetivo principal era mejorar la estética del paciente durante su tratamiento de ortodoncia, la ortodoncia invisible también tiene otras ventajas que van directamente relacionadas con la comodidad y la higiene.

¿Quién puede usar Ortodoncia Invisible?

Como hemos visto más arriba, según la empresa se puede utilizar la ortodoncia invisible para tratar cualquier problema que deba tratarse mediante ortodoncia, por lo que en teoría debería poder usarla cualquier persona aunque debe ser el dentista quien valore realmente si es conveniente utilizar este método u otro.

Además hay que tener en cuenta el factor precio, que seguro que es un gran diferenciador por lo que cada persona está dispuesta a pagar por su tratamiento.

Entre todas las modalidades de ortodoncia de mercado, las más caras suelen ser las más estéticas, por ser aquellas que los pacientes pueden estar dispuestos a pagar más dinero y así evitar el trago de pasar unos 2 años con un aparato metálico en la boca cada vez que hablan o sonríen, y en este caso no iba a ser menos, ya que la ortodoncia invisible es de las opciones más caras que se pueden encontrar en lo que a ortodoncia se refiere, sólo por detrás de la reina en este sentido: La ortodoncia lingual.

Conclusiones Finales:

Personalmente me sorprende mucho este tipo de ortodoncia, ya que es bastante diferente a los brackets tradicionales, aunque como ya he dicho creo que puede tener ciertas dificultades para tratar algunos casos muy severos. Lo novedoso de este tratamiento está en la estética pero también en la comodidad de poder quitarse el alineador, lo que con los brackets es impensable. Esto hace que sea no solo más cómoda, sino también más beneficiosa para la higiene dental del paciente.

El uso de férulas dentales no es nuevo, ya que se utilizan para tratar el bruxismo y también para blanquear los dientes echándoles un blanqueador dental antes de colocarlas, pero el uso que le da la ortodoncia invisible, para corregir los problemas estructurales de la dentadura sí que es novedoso.

En el post sobre la impresión 3D utilizada en odontología vimos que la tecnología cada vez se tiene más aplicaciones y no sólo al ámbito de la salud, sino a todos los ámbitos, y en concreto en el que estamos tratando ahora, el de la odontología, seguramente la impresión 3D se pueda utilizar para fabricar estos alineadores, por lo que los ortodoncistas podrían darle mucho más uso a esta tecnología en el futuro.

,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad