Salud y Tecnología
Reflexiones sobre el presente y el futuro
 

Corona Dental fabricada con Impresora 3D

Normalmente, cuando vas al dentista y te dice que te va a poner una corona dental, lo más habitual es que te tome medidas y te haga volver una vez que la corona ya se haya fabricado en un laboratorio especializado. Pero ¿Te imaginas ir al dentista porque necesitas que te ponga una corona dental, y que el propio dentista te la imprima en un momento y te la ponga en esa misma visita? Esto que acabo de contar es algo que en unos años podría ser habitual en muchas clínicas dentales.

impresora 3d dental

Uno de los inventos con mayor futuro actualmente son las impresoras 3D, las cuales tienen muchas aplicaciones. Hoy nos centraremos en su aplicación clínica, analizando el uso de impresoras 3D en clínica dentales para fabricar coronas dentales (o cualquier otro tipo de material que requieran pedir a un laboratorio para que sea fabricado).

¿Qué es una Corona Dental?

Las coronas dentales suponen un tratamiento dental con capacidad de mejorar la estética y funcionalidad de dientes en mal estado. Una corona dental es un una especie de funda con apariencia de diente natural que se coloca sobre un diente del paciente sustituyéndolo en todos los sentidos.

corona dental

Cuando un diente se encuentra deteriorado, debilitado, erosionado, roto o directamente se ha caído, es posible colocar una corona dental que se convertirá a efectos prácticos en un nuevo diente para el paciente.

La corona dental se coloca como si fuese un casco sobre el diente afectado, ya que está hueca por dentro. Esto hace necesario que el diente en el que se coloca se talle y reduzca su tamaño, para que pueda caber dentro de la corona que se tienen que encajar en él. En caso de que exista una ausencia de dientes, es posible colocar un implante dental, o si se prefiere un puente dental, que es una especie de corona dental múltiple que se encaja en los dientes contiguos al diente perdido.

Tipos de Coronas Dentales

Esta información es muy importante para el tema que nos ocupa, ya que una corona dental se clasifica en función del material con que se fabrica. Dicho de otra forma, el cartucho de la impresora deberá poder trabajar con estos mismos materiales para imprimir coronas dentales del mismo tipo.

  • Corona de Composite: Se trata de una corona dental muy básica con un material (el composite) que se ha utilizado siempre para realizar los empastes. Suele utilizarse esta corona como remedio temporal, una vez realizado el tallado del esmalte y mientras se espera a la segunda visita al dentista, cuando esté fabricada la corona dental definitiva con otro material más resistente.
  • Corona de Metal: Cada vez se utiliza menos esta clase de corona dental, pero aun así sigue estando en el mercado. Es una corona muy resistente, aunque lógicamente es antiestética, ya que resalta mucho ver un diente de metal entre los demás dientes naturales.
  • Corona de Metal-Porcelana: Esta corona tiene la ventaja de ser muy resistente, pero a la vez más estética, puesto que es una corona de metal bañada con porcelana por encima, que hace que se mimetice mejor con los dientes naturales del paciente. Es posible ver una pequeña línea de metal entre la corona y la encía, lo que podría resultar llamativo.
  • Corona de Porcelana: Esta clase de corona es muy estética, ya que la porcelana imita muy bien el esmalte dental, pero también es menos resistente que las anteriores, al estar fabricada completamente con porcelana sin nada de metal.
  • Coronas de Zirconio: También llamado circonio. Es el material de más calidad en cuanto a relación resistencia-estética. Es más resistente que la corona de porcelana pero de igual resultado a nivel estético.

Como digo, para poder imprimir una corona dental de determinado tipo, lógicamente será necesario disponer de un cartucho de material similar al utilizado por los laboratorios dentales.

Fabricación de Corona Dental con Impresora 3D

La impresora 3D tiene la particularidad de ser una impresora capaz de imprimir objetos en 3 dimensiones a base de aplicar capa sobre capa de material de un cartucho con una bobina que lo trata y lo aplica.

En lugar de enviar un archivo de texto o imagen como a las impresoras convencionales, a una impresora 3D se envía un diseño a escala del objeto que se quiere imprimir, y una vez hecho esto la impresora comienza a aplicar capas hasta crear el objeto diseñado.

En relación con la creación de una corona dental, bastaría con tomar medidas del diente a cubrir con la corona mediante una cámara digital especial que capte el diente y lo introduzca en el ordenador. Una vez se tiene la imagen en 3D del diente, basta con rediseñarlo añadiendo partes y dándoles forma para crear el diseño de la corona dental que se va a imprimir. Cuando se tenga el diseño, bastará con darle a imprimir y la impresora se encargará del resto.

En este video podemos hacernos una idea de lo sencillo que sería el proceso de fabricación de una corona dental mediante la impresión 3D:

Es posible que esto sea algo habitual en las clínicas dentales dentro de unos años. Para ello podrían acelerar el proceso de impresión, que actualmente ronda los 10 minutos (que no está mal). Posiblemente pueda utilizarse la impresión 3D no solo para crear coronas dentales, sino también otros elementos como carillas dentales o las férulas de la ortodoncia invisible. Además, sería interesante ver hasta dónde llega el abanico de cartuchos de impresión con los diferentes materiales de aquí a unos años, algo que en sí mismo podría suponer un nuevo objeto de estudio e investigación y un avance tecnológico revolucionario.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad