Jorge Martín
Reflexiones de un alumno de Máster
 
D4

Bebidas como recurso didáctico.

El envase de cualquier refresco enterrado en un estrato a veinte metros de profundidad bajo la civilización que entonces se mueva en la superficie de la tierra estará cargado de misterio y de energía.
Manuel Vicent

¿Puede una lata de refresco convertirse en un recurso para explicar Física y Química? La respuesta es que si, tal como nos demostró Ana Isabel de Mena, quien nos impartió una charla titulada “Las bebidas y su etiquetado como recurso didáctico” sobre el empleo de este elemento en la Enseñanza Secundaria Obligatoria. Desde experiencias de cátedra a prácticas de laboratorio, las bebidas y sus etiquetas permiten al docente trabajar contenidos concretos a partir de elementos cotidianos que todos los alumnos están acostumbrados a manejar y beber.

No fue una charla como esas a las que estamos acostumbrados todos, si no que incluyó experimentos que la dinamizaban y la hacían mucho más sorprendente y entretenida. Además ella había probado alguno de estos experimentos con alumnos de instituto durante sus prácticas, por lo que la experiencia nos fue de gran ayuda.

Lo cierto es que las bebidas en general tienen un gran potencial como recurso didáctico, con ellas podemos explicar una gran variedad de contenidos, desde el concepto de solubilidad, ilustrado con el tradicional ejemplo de la preparación de un Cola-Cao, hasta como la presión puede aplastar una lata de aluminio, pasando por la relación entre densidad y flotabilidad o los diferentes tipos de disoluciones que existen.

En este vídeo podéis ver un experimento similar al que presenciamos nosotros en relación a las diferencias de flotabilidad entre una Coca-Cola normal y una light. Como nos explicó Ana, lo que ocurre es que una bebida normal contiene una gran cantidad de azúcar, mientras que la light o la zero lo que tienen son pequeñas cantidades de edulcorantes. Esta diferencia de composición se traduce en una diferencia significativa de densidades, que es lo que provoca que, mientras que la primera se hunde cuando la introducimos en un recipiente con agua, la segunda flote.

https://www.youtube.com/watch?v=U9w52X8OjAU

Otro de los experimentos que se realizaron fue cómo se puede hinchar un globo con una Coca-Cola, en este link os dejo un vídeo sobe el proceso, la verdad es que es una herramienta muy útil para demostrar que este tipo de bebidas se trata de una disolución de un gas en un líquido. Este tipo de disoluciones tiene la peculiaridad de que, contrariamente a lo que es habitual, un aumento de la temperatura se traduce en una disminución de la solubilidad, por lo que el CO2 que se encontraba disuelto es liberado, hinchando el globo.

https://www.youtube.com/watch?v=kixEescHDf0

Estos son sólo algunos de los ejemplos sobre las aplicaciones que este recurso didáctico presenta, pero existen muchas otras, y no sólo para el ámbito de la Física y la Química, si no que con él también podemos trabajar los temas transversales y seguramente algunos contenidos de otras asignaturas, solo se necesita un poquito de imaginación.

¡Hasta pronto!

jmartingar
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad