Jorge Martín
Reflexiones de un alumno de Máster
 
D4

Excursiones

Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas
Henry Miller

Las visitas, practicas de campo, salidas docentes, o como toda la vida se han llamado, excursiones, son otra de las herramientas que están a disposición de los docentes para conseguir llevar a cabo la tarea que la sociedad nos ha encomendado. Ante las duras críticas que muchos hacen a este tipo de actividades, generalmente aquellos de la “old school” que dirían los americanos,  yo considero que son un elemento fundamental para educar.

Las salidas motivan, habitualmente todo lo que sea abandonar el tedio de las denominadas clases magistrales supone una mayor atracción para el alumno, una motivación adicional, consigue picar su curiosidad y le ayuda a aprender de una forma mucho más entretenida. Divertirse es fundamental, asombrarse esencial pero reflexionar es vital, por ello cuando planeemos una excursión debemos ser conscientes de que no se trata de una actividad de ocio, sino que es una parte más del proceso académico. Por ello es necesario que se valore críticamente qué salidas son útiles e interesantes y cuáles no. También debemos considerar que una práctica de campo no supone solo ir, por ejemplo al museo, mirar los cuadros y ya, el alumno no debe ir con las manos en los bolsillos, debe hacer algo que le ayude a pensar, a reflexionar sobre lo que ha visto y aprendido. Una pequeña tarea puede ser la solución.

EDAR SalamancaEste Martes los alumnos del Máster de Secundaria realizamos una salida a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (E.D.A.R) de Salamanca, donde nos explicaron cómo funciona la planta y cómo se produce el tratamiento de depuración del agua del Tormes. Como tarea teníamos que realizar algunas fotos, algo que a nosotros, como a los estudiantes de secundaria, es algo que nos encanta; y con ellas elaborar una diapositiva en la que apareciera la imágen y una breve explicación del proceso que se producía en ella. La idea era que, una vez todos tuviéramos acabada nuestra diapositiva, la incorporáramos a una presentación común, de forma que quedara un resumen de la visita. Algo tan sencillo como esto nos permite sacar el máximo partido a esta herramienta docente.

Diapositiva EDAR

Lo mejor de todo es que, gracias a las TIC a veces no es necesario ni siguiera salir de clase para realizar una visita, lo que, dicho sea de paso, le ahorra a uno potenciales problemas con los padres. Muchos museos ya disponen en su páginas web de visitas online. Es cierto que posiblemente no sean tan interesantes cómo una visita tradicional, pero pueden ser un recurso a la hora de planificar clases un poco distintas.

¡Hasta pronto!

jmartingar
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad