Jorge Martín
Reflexiones de un alumno de Máster
 
D4

Debates en el aula

El debate permanente es el único antídoto contra la manipulación de la opinión.
Albert Jacquard

imagssLas tertulias y debates están a la orden del día, cada semana tenemos espacios televisivos dedicados en exclusiva a este tipo de actividades. Desde los tradicionales encuentros dialécticos sobre la actualidad política hasta los más modernos debates deportivos, los cuales habitualmente acaban degenerando en una sarta de continuas faltas de respeto y expresiones como “y tu equipo más” jaleados por los aficionados de uno y otro club y que son la muestra perfecta de cómo la figura del moderador es imprescindible para que no acabar en una batalla de descalificaciones personales.

Con estos antecedentes, me preguntaréis, ¿Es el debate un recurso a considerar dentro del aula? Mi respuesta es clara, sí, sí y de nuevo sí, siempre y cuando no permitáis que las cosas se descontrolen. La verdad es que son unas herramientas muy potentes porque permiten al estudiante reflexionar sobre un tema y recoger, organizar y jerarquizar ideas., evaluar evidencias, realizar conexiones lógicas y trabajar su capacidad de síntesis de la información y de organización del discurso. Trabaja las habilidades relacionadas con la comunicación lingüística en el registro oral, la persuasión, la argumentación…etc. Además enriquecen a cualquiera que lo escuche, pues ponen de manifiesto y defienden diferentes posturas, puntos fuertes y débiles e implicaciones de diferentes temas, lo cual nos ayuda a formarnos una opinión más completa, más reflexionada, acerca de dicho tema.

Hay muchas formas de implementar los debates en clase, pudiendo estar más o menos dirigidos, yo os traigo como ejemplo la experiencia que llevamos a cabo en el Máster.

Aula de Debate

En primer lugar se plantearon tres temas distintos  y se formaron aleatoriamente tres grupos. Cada grupo tenía asignado un tema en el que actuaba de moderador, otro en el que debía defender una postura a favor, y otro en el que defendía una postura en contra. Se distribuyó el tiempo de clase en varios períodos, el primero de los cuáles se dedicó a que cada grupo elaborara las preguntas del debate en el que actuaría como moderador de forma que en los dos periodos siguientes los compañeros pudieran preparar sus argumentos en base a esas preguntas. Cada período tenía una duración de treinta minutos.

Una vez terminada la fase de preparación se dio paso a los debates propiamente dichos, cada uno de los cuales tendría una duración de quince minutos. El grupo moderador introducía el tema y presentaba a los dos grupos de “tertulianos”. Cada equipo de debate tenía dos minutos para presentar sus argumentos relativos a cada una de las preguntas, pero los moderadores podían distribuir el tiempo como consideraran más conveniente, algunos grupos plantearon dos minutos seguidos donde un equipo daba sus argumentos y el otro replicaba y presentaba los suyos, mientras que otro grupo, planteó cuatro períodos alternos de un minuto, de forma que cada grupo tuviera turno de réplica para rebatir los argumentos del otro equipo. Finalmente, antes de dar por terminado el debate, el grupo moderador presentaba un breve resumen y conclusiones de los temas más importantes sobre los que se había discutido.

La evaluación de la actividad se llevó a cabo mediante una rúbrica, dividida en tres secciones, de manera que para cada grupo se pudiera evaluar su desempeño como moderador, en su postura a favor, o su postura en contra.

 La verdad es que fue una experiencia muy interesante, a pesar del poco tiempo del que dispusieron para preparar las preguntas todos los contertulios hicieron gala de una gran cantidad de argumentos, demostrando que habían reflexionado y preparado bien el tema. Se plantearon una gran variedad de puntos de vista, lo que enriqueció sobremanera la discusión, y permitió obtener una visión más amplia de los temas debatidos.

Esta es nuestra experiencia, pero no es la única forma de plantear un debate, existen muchas, algunas más espontáneas, otras que requieren mayor preparación, por grupos, individuales….etc, tu imaginación es el límite.

¡Hasta Pronto!

jmartingar
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad