Campus diverso
Blog de recursos interdisciplinares para una universidad no heteronormativa
 

La Universidad de Extremadura avala los apuntes de una profesora denunciados por su contenido homófobo y tránsfobo.

El Vicerrectorado de Docencia y Relaciones Institucionales de la Universidad de Extremadura ha hecho público en Facebook un comunicado según el cual los apuntes denunciados por contener afirmaciones tales como que “el estilo de vida gay” ha demostrado ser “poco saludable” no pueden ser calificados de homófobos, si bien desaparecen del campus virtual “por razones sobrevenidas”.

Los apuntes, elaborados por una profesora cuyo nombre no ha trascendido, incluían afirmaciones como que “el respeto a las personas homosexuales no implica aceptar acríticamente un estilo de vida gay”, que “el estilo de vida gay” ha demostrado ser “poco saludable” y que los “ex-gays” que “buscan liberarse de esa forma de vida” merecen ser respetados. Los apuntes también se referían a la transexualidad como una patología y al “modelo de familia tradicional” como la mejor opción para el desarrollo de los hijos.

Tras la denuncia de la Asamblea Universitaria de Badajoz, de la que se hicieron eco el Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual de Izquierda Unida en Extremadura y el diputado por dicha formación Víctor Casco, el asunto trascendió a la opinión pública y los apuntes desaparecieron de la circulación, y desde Fundación Triángulo se anunció que el Rectorado de la Universidad de Extremadura, a través de su Oficina de Igualdad, había iniciado las indagaciones pertinentes para aclarar el asunto y tomar las medidas adecuadas.

Ahora, más de un mes después de que trascendiera lo sucedido, el Vicerrectorado de Docencia y Relaciones Institucionales de la Universidad de Extremadura ha hecho público en Facebook el siguiente comunicado, “elaborado por un grupo de profesores”:

“Tras las consultas realizadas a diversos expertos, se considera que puede darse por cerrado el caso de los presuntos contenidos homófobos en una asignatura de Grado de la UEX, al concluir los dictámenes que esos materiales docentes no incumplen ninguna normativa ni legalidad, ni pueden ser calificados de homófobos. En cualquier caso, y por razones sobrevenidas, los materiales desaparecen definitivamente del Campus Virtual, pues los recientes cambios de profesorado en el Área de Sociología, fruto de la resolución pendiente de algunos concursos, implican una reorganización de la docencia.”

Fundación Triángulo insiste en la retirada de los apuntes

Tras conocerse la noticia, Fundación Triángulo ha emitido otro comunicado en el que reitera que los ya famosos apuntes contienen afirmaciones que no respetan la diversidad sexual y deben ser retirados, sin que ello implique que sean “ilegales”. “Nunca hemos afirmado que las afirmaciones denunciadas como homófobas o tránsfobas por parte de algunos alumnos sean ilegales, creemos que están redactadas con mucho cuidado en ese sentido, pero sí es indudable que se trata de ideas que no pueden ni deben comunicarse con la categoría de conceptos en una materia universitaria, y desde luego no son de recibo en la sociedad en la que vivimos y a la luz del espíritu de nuestra legislación. Creemos que los apuntes deben ser retirados, reelaborados desde una visión mas coherente con la percepción que sobre la homosexualidad y la transexualidad tiene hoy la sociedad de forma mayoritaria. La libertad de cátedra tiene límites, y uno son los derechos humanos”, ha declarado el presidente de Triángulo, José María Núñez.

Triángulo reconoce en su comunicado haber investigado el material y haber dialogado con su autora, con los denunciantes y con la propia universidad, aceptando como buena solución su retirada y la propuesta de reorganizar la asignación de docencia de la asignatura. “El comunicado hecho público por la UEx deja dudas sobre esa solución y por ese motivo reiteramos la demanda que siempre hemos mantenido: los apuntes no son aceptables y deben cambiarse. Los contenidos, que entendemos incluyen afirmaciones inaceptables desde la óptica del respeto a los derechos y libertades públicas”, añade a continuación.

Triángulo insiste en su comunicado “que este comportamiento y esta actitud es un excepción en el área de sociología de la UEx y en la propia Universidad de Extremadura, que mayoritariamente forman profesionales que defienden la igualdad y la libertad en el marco de la diversidad afectiva, la orientación del deseo y la identidad sexual. De hecho, la Universidad de Extremadura ha acogido multitud de propuestas formativas sobre distintos aspectos de la diversidad LGBT en la última década, así como ha condenado de manera expresa e institucional la homofobia y la transfobia, implicándose en la celebración del pasado 17 de Mayo como día relevante y significado en este sentido”.

La Asamblea Universitaria de Badajoz no ha cambiado su opinión

También la Asamblea Universitaria de Badajoz ha hecho público un comunicado, en el que afirma que su opinión sobre los apuntes “sigue siendo la misma”. “La nuestra es una opinión no institucional cuya intención era realizar una denuncia pública y con ello que los organismos competentes en esta materia tuvieran noticia y tomaran las medidas oportunas”, añade.

Para la asamblea, “el comunicado expuesto por el vicerrectorado no explica las causas concretas por la que estos apuntes no se consideran homofóbicos, entrando en disparidad de criterios con asociaciones LGTB consultadas” y la retirada de los apuntes por “reorganización de la docencia” es “poco consecuente, ya que la retirada curiosamente ha coincidido con la resolución de la denuncia”.

“Este escrito debería estar acompañado del pronunciamiento de la Oficina de Igualdad de la UEx, ya que fue el primer organismo de la misma, competente en estas problemáticas, en interesarse en esta situación al reunirse con la mayor celeridad que le fue posible con la Asamblea UEx y con asociaciones expertas en materia LGTB; Fundación Triángulo y ALEAS-IU. En las reuniones mantenidas por estas asociaciones quedó claro que el contenido de estos apuntes era efectivamente homofóbico y que deberían someterse a un análisis por parte de instancias superiores de la UEx. La resolución definitiva de este análisis no concuerda con lo concluido por dichas asociaciones, recalcamos, expertas en materia LGTB. A pesar de la falta de pronunciamiento, consideramos que sigue siendo responsabilidad de la Oficina de Igualdad de la UEx la declaración final que considere no homofóbicos los apuntes, ya que esta fue la que inició la investigación”, concluye el comunicado.

Desconcertante historia

Lo cierto es que el comunicado de la universidad genera más desconcierto que respuestas. ¿Realmente puede dudarse de que afirmaciones como las expresadas en los apuntes son homófobas? ¿No es capaz la Universidad de Extremadura de elaborar un comunicado mejor fundamentado, más allá de hacer referencia a “diversos expertos”? Si los apuntes no incumplen normativa alguna ni son homófobos, ¿por qué se retiran? ¿Quizá debería haber mostrado Triángulo una actitud más contundente, aun respetando la trayectoria en favor de la igualdad LGTB del Área de Sociología?

Fuente: Dos manzanas.

, , , ,

Política de privacidad