Jorge Martín
Reflexiones de un alumno de Máster
 
D4

Los Puertos Grises

Sólo tú puedes decidir qué hacer con el tiempo que se te ha dado.

Gandalf

IMG_20170901_203340Mi labor ha concluido, aquí, al fin, junto a la orilla del mar, llega al adiós a nuestra compañía, No diré no lloréis, pues no todas las lágrimas son amargas.

Cierto es, como para el mago ha llegado para mi el momento de partir, no hacia Valinor y la morada de los Valar, pero sí hacia delante, pues creo que ya estoy preparado para una nueva aventura, así pues, he de despedirme… de este blog. La realidad es que mi periplo en el Máster va llegando a su fin y me he quedado sin espacio aquí para añadir nuevas reflexiones. Si alguno, seguramente un insensato, quisiera, por la extraña razón que fuera, seguir leyendo estas pequeñas cosas que he venido escribiendo, mejor o peor (más bien lo segundo), le dejo aquí la dirección de mi nuevo espacio. Mientras esta plataforma me lo permita intentaré publicar en ambos, después centraré mis esfuerzos en el otro.

https://jmartingar.wordpress.com/

Ha sido para mí un placer compartir con vosotros todas estas experiencias, he disfrutado muchísimo escribiendo, he tenido la ocasión de aburriros sobremanera con mis disquisiciones y mis pensamientos, realmente ha sido una experiencia única en la vida. Lo único que he pretendido aquí ha sido compartir con vosotros un camino, mi camino, la senda por la que he transitado estos últimos meses. Cuando comencé escribir siempre tuve claro cuál era mi objetivo, quería que este espacio pudiera ayudar a los futuros docentes, o a quienes ya lo son, aportar ideas, dar a conocer nuevas metodologías, nuevos recursos, nuevas formas de entender la enseñanza. Si a uno de vosotros, o de vosotras, claro está, este espacio le ha ayudado en algo todo el tiempo dedicado y el esfuerzo habrán merecido la pena.

Lindon

¡Id en paz, mis valientes amigos!

Política de privacidad