Raúl Rengel Estévez
Área de Electrónica. Departamento de Física Aplicada
 
Foto chips

Reflexiones sobre la educación on-line

En el número de este mes de la revista IEEE Spectrum podemos leer una entrevista con John L. Hennessy, rector de Stanford, sobre el futuro de la enseñanza universitaria y en particular sobre el uso creciente de las tecnologías on-line. En Stanford están llevando a cabo una serie de experimentos de enseñanza on-line mediante cursos con un número de estudiantes inscritos que llega a superar los 100.000 (Aprendizaje de máquinas, Introducción a la inteligencia artificial e Introducción a las bases de datos, por ejemplo) con un objetivo claro: explorar los límites de la docencia a través de recursos de internet como clave para entender la Universidad del futuro.

La entrevista es francamente interesante y os recomiendo leerla, pensando tanto en el punto de vista del profesor como del alumno. Parece claro que la enseñanza on-line formará parte del futuro de la Universidad, pero el uso que le demos marcará que sea para mejor o para peor. Personalmente creo que complementar la docencia presencial con recursos o actividades on-line será absolutamente imprescindible (ya prácticamente lo es hoy en día), pero en mi opinión sería un grave error pensar que esto debe traducirse en convertir nuestras universidades en universidades a distancia. Más que en el uso masivo de materiales on-line (pocas cosas habría más simples y reduccionistas que pensar que una clase grabada puede sustituir a una clase presencial) el futuro de los recursos on-line debe estar en las redes sociales y en el aprovechamiento de estas entre alumnos y profesores, tanto para la ayuda entre pares como para complementar las tutorías. Ello no debe significar que tengamos que agregar a nuestro Facebook o Twitter a nuestros alumnos, ni mucho menos, sino que quizá redes internas para uso académico puedan ser francamente útiles a la hora de dar flexibilidad a los estudiantes para seguir las asignaturas, colaborar entre ellos, interactuar de forma más eficaz con el profesorado, etc.

Me quedo con un par de reflexiones de John Hennessy sobre este tema:

“[..] es importante comprender que los costes de personal docente es el factor de coste número 1 en educación. Si pudiéramos doblar el ratio estudiante-profesor reutilizando material on-line sin reducir el aprendizaje del estudiante, podríamos reducir significativamente el coste de la educación

Ante lo que solo puedo decir que espero que Wert no esté leyendo esto (las posibilidades por fortuna son más bien remotas), porque seguro que de hacerse en España no se haría como piensan en Stanford (doblar estudiantes) sino que más bien se pensaría en reducir a la mitad los profesores… y aquí viene la segunda reflexión de Hennessy que quería destacar:

La mayor forma en la que esto podría ir en la dirección equivocada es si asumimos que podemos automatizar esto completamente, si pensamos que podemos poner a los estudiantes delante de terminales, que no necesitan instructores en vivo en ningún momento, que los estudiantes pueden tener un éxito completo sin hablar nunca con nadie. Creo que este modelo dejaría a muchos estudiantes atrás.

Pero para terminar, os recomiendo también leer la opinión de un estudiante de estos cursos de Stanford. Quizá lo que pensamos que es mejor para los alumnos no siempre es lo que ellos perciben como mejor… que sorprendentemente al final se parece mucho más a lo que se hace tradicionalmente.

About Raul Rengel Estevez

Profesor Titular de Universidad del Área de Electrónica de la Universidad de Salamanca

Suscribirse

Suscríbete a nuestro boletín por email para recibir actualizaciones.q

,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad