Las excursiones

museoDurante la primera parte de la clase siguiente vimos la importancia de las excursiones como método didáctico. Volviendo al aprendizaje significativo, uno aprende más y mejor si vive una experiencia, si experimenta o ve con sus propios ojos lo que se quiere enseñar. Ya no son conceptos simples o complejos, no es una charla ni un debate, es algo tangible y memorable. Por eso es importante programar excursiones durante un curso escolar.

Para programar una excursión debemos tener en cuenta una serie de factores:

  • Intereses de los niños en cuestión, pensando en el grado de posible participación de los mismos.
  • Concordancia con los contenidos curriculares del curso y edades de los jóvenes.
  • Características del sitio a visitar. Por ejemplo, si hablamos de un museo, informarnos de si dispone de material didáctico que nos puedan facilitar, y también sus actividades.
  • Establecer el coste de la visita

Para que los alumnos se presenten predispuestos, tenemos que hacer la visita interesante y atractiva, establecer unas normas de comportamiento y organizar un taller posterior a la visita.

Es importante que para la visita se establezca algún tipo de actividad sencilla, como podría ser un cuaderno o ficha de trabajo que, por supuesto, debe ser evaluable, pero ha de ser agradable para el alumno también.

, , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad