Edu Martín Rodríguez
Mi blog personal - Estudiante del MUPES
 

Experimentos como forma de vida en la enseñanza de la Física y la Química

Esta semana hemos podido disfrutar durante 2 sesiones de las maravillosas experiencias de Alejandro del Mazo, un profesor de Educación Secundaria que utiliza de manera continuada y sistemática las experiencias de laboratorio o al menos experiencias de cátedra para impartir su asignatura.

Resulta curioso que muestre este hecho como un fenómeno novedoso, innovador y casi anecdótico; cuando desde un punto de vista lógico lo único que debería ser indispensable y obligatorio en la enseñanza de la asignatura de Física y Química es precisamente eso: la experimentación y la observación en primera persona.  Lamentablemente, lo cierto es que una vez más lo que dice la teoría diverge sobremanera de lo que vemos en la práctica. Y es que sin poseer datos científicos y valiéndome únicamente de mi propia observación, podría decir sin miedo a equivocarme que más de un 50% de los profesores de Educación Secundaria de Física y Química no pisan el laboratorio durante todo el año académico. Lo peor de todo no es esto, lo peor es que no tienen ningún problema en dedicar un mes a explicarte la importancia del método científico como herramienta indispensable para entender la Física, la Química o cualquier ciencia experimental. Es completamente ridículo que la misma persona que muestra mediante argumentos lógicos las bondades del método científico no lo aplique ni un solo minuto en el curso. Curiosidades de la vida, este fenómeno paradójico no es exclusivo de la Educación Secundaria ni de la Física y Química, pues en este mismo Máster podemos observar la venta de propuestas innovadoras educativas expuestas mediante tediosas estrategias convencionales en las que solo el profesor interviene en la sesión.

La realidad de nuestra enseñanza

La realidad de nuestra enseñanza

 

Más allá de esta visión crítica de la realidad, sería un error por mi parte no dedicar unos cuantos párrafos a describir algunos de los increíbles diseños y experimentos de la sesión del profesor del Mazo. La sesión abordaba experimentos relacionados con toda la Física fundamentalmente de Bachillerato: ¡óptica, electrostática, electromagnetismo, dinámica y casi hasta mecánica cuántica!

Cada experimento era más impresionante que el anterior, en cuanto al aprendizaje que conseguías y en cuanto al diseño de la experiencia. Naturalmente, pensar que todos los profesores de Educación Secundaria deberíamos llegar hasta el nivel del profesor del Mazo sería utópico. Lo que sí es posible es utilizarlo como ejemplo para mejorar e ir incluyendo estas experiencias como algo completamente habitual y necesario en la enseñanza de la Física y la Química.

Recojo en las siguientes líneas dos de las experiencias que más me impresionaron por su potencial y por su simplicidad.

Comprobación de la ley de Snell

Es realmente increíble lo fácil que puede llegar a ser hacer una comprobación experimental de la ley de Snell. Esa ecuación que puede parecer al alumno de 4ºESO rara y extraña puede ser fácilmente experimentada en primera persona valiéndote exclusivamente de una jarra con agua a la que le añades un colorante, una cinta métrica y un láser.

Y es que únicamente haciendo incidir una radiación láser contra una jarra con agua que tiene un colorante que te permite seguir el curso de la radiación en distintas direcciones puedes comprobar fácilmente la ley de Snell para la refracción, observando el acercamiento o alejamiento del haz a la normal en función de los índices de refracción de los medios. A mayores, puede ser una experiencia útil para hablar del ángulo límite, reflectancia máxima y acabar culminando con un material tan importante en nuestros días como la fibra óptica.

 

 

 

Snell Law                  Fibra optica

 

Experimentos de electrostática y electromagnetismo

Como Graduado en Química que la USAL dice que soy, he de decir que mis conocimientos en Física son bastante bajos, particularmente en todos aquellos en los que entra en juego la carga eléctrica, ya sea estática o en movimiento.

En la sesión de Alejandro del Mazo, fueron muchísimos los experimentos de electrostática e inducción electromagnética que realizamos, y no me gustaría aburriros con todos ellos si no tenéis excesivo interés, aunque os dejo el link de youtube donde se explican. No obstante, sí me gustaría resaltar que la mayor bondad de todos estos experimentos reside en que siempre acuden a la naturaleza última de la explicación, alejándose de lleno de la aplicación repetida de una técnica que escaso interés científico tiene.

https://www.youtube.com/watch?v=Yumyp090fyE

https://www.youtube.com/watch?v=mIiA0-SSftM

https://www.youtube.com/watch?v=hekglgfR5Tg

Como ejemplo, os presento el experimento de Oersted, dentro del campo de la inducción electromagnética. Para desarrollar el experimento basta con tener una pila, un cable y una brújula. Al cerrar el circuito, la corriente eléctrica generará un campo magnético de módulo, dirección y sentido que puede conocerse con facilidad, provocando que la brújula se oriente en el sentido del campo. Este experimento, de elevada sencillez, permite entender que una corriente eléctrica genera un campo magnético, así como trabajar con los factores de los que depende el módulo del campo, su dirección y su sentido.

Oersted

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad