Los teléfonos móviles y los niños

Ahora, vamos a tratar también un tema muy preocupante, la adicción de los menores a los teléfonos moviles, mostrando una serie de  estudios realizados por varias universidades o asociaciones. Los psiquiatras dicen que la adicción al teléfono móvil es un desorden obsesivo-compulsivo que tiene muchas probabilidades de convertirse en una de las adicciones no relacionadas con drogas más importantes del siglo XXI.

ESTUDIO 1:

Casi el 20% de los estudiantes de secundaria, adictos a los SMS

Los adolescentes que pasan mucho tiempo en Internet conectados a redes sociales como Facebook o Twitter, o que mandan grandes cantidades de SMS con sus teléfonos celulares, tienden a presentar conductas de riesgo —como el abuso de drogas o de alcohol— y de trastornos tales como la depresión o la anorexia. Esta es una de las conclusiones de un estudio de la Case Western Reserve University presentado en Denver (EEUU) en el encuentro anual de la Asociación Estadounidense de Salud Pública.

Los adolescentes hiperconectados presentaban, en comparación con quienes hacían un uso no tan intensivo de Internet y el celular, un riesgo hasta un 84% mayor de consumir drogas ilegales, un 94% mayor de participar de peleas, un 69% mayor de beber alcohol en exceso.

ESTUDIO 2 :

El uso excesivo de los móviles por parte de los menores, no preocupa a sus padres pese a la elevada incidencia

El INTECO y Orange han hecho públicos los resultados de un Estudio sobre seguridad y privacidad en el uso de los servicios móviles por los menores españoles. El estudio ha revelado, entre otros datos, que la edad media de inicio en el uso de teléfonos móviles se sitúa entre los 10 y los 12 años.

Uno de los riesgos que tienen una mayor incidencia entre los menores, según el estudio es el uso excesivo o adicción (36%)

ESTUDIO 3:

Un estudio supervisado por la OMS confirma la relación entre teléfonos celulares y cáncer

El uso del teléfono móvil o celular podría guardar relación con varios tipos de cáncer, según diversos científicos vienen advirtiendo desde hace año y que sería confirmado tras un estudio científico internacional que ha durado una década, ha contado con un presupuesto de 22 millones de euros y cuyos resultados preliminares han sido filtrados por un diario británico.

El estudio Interphone, dirigido por la doctora Elisabeth Cardis, aporta pruebas de que las personas que abusan del celular (o simplemente lo usan durante un periodo de 10 años o más) se arriesgan a sufrir tumores cerebrales a largo plazo.

ESTUDIO 4:

Los niños de entre 12 y 16 años, los que más usan el móvil en España

Según un reciente estudio del INTECO realizado entre niños de 10 a 16 años, el gasto medio mensual en recargas de tarjeta se sitúa en 15,9 €, con un gasto ligeramente superior entre chicas que entre chicos (16,5 € frente a 15,4 €). Por lo que respecta a los grupos de edad, el gasto más alto se produce en el segmento de 12 a 14 años (17,3 € en recargas mensuales). Sorprende que sea este grupo de edad, y no el de los adolescentes de 15-16 años, el que concentre mayor gasto mensual.

Respecto a la autopercepción de los propios menores sobre el nivel de uso del teléfono móvil, el 86% de los niños y niñas consideran que la frecuencia e intensidad con la que utilizan el móvil es normal (entendiendo por normal similar al que realizan sus amigos/as). La percepción de los padres es ligeramente diferente: un 75% considera que el uso que su hijo hace del móvil es normal.

ninomovil

Con esta serie de estudios queremos dar conciencia de que la relación entre los teléfonos móviles y los niños se incrementa y cada vez son más los pequeños que terminan dependiendo del teléfono como si se tratase de una necesidad básica. El abuso llega hasta el extremo de ser una adicción, los niños pueden estar esperando una llamada de un amigo/a, una llamada pérdida o un sms. Aunque pueda parecer una tontería o algo sin importancia, lo cierto es que la relación entre los teléfonos móviles y los niños deriva en consecuencias para la salud, el descanso y la capacidad de aprendizaje. Podríamos decir que los teléfonos también influyen en la tasa de fracaso escolar. No dormir y descansar bien deriva en un peor rendimiento físico e intelectual, adicciones digitales advierte sobre el problema y a pesar de que imparte charlas y conferencias en los centros educativos para concienciar a los menores sobre el uso del teléfono móvil u otras tecnologías, son muchos niños y pocos los medios.


,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*