Blog sobre EGIPTO
 
dahab

Consejos generales

Salud

Los turistas que van a Egipto necesitarán presentar un certificado legítimo de vacunación contra la fiebre amarilla si llegaran de un área infectada; no se aplica a pasajeros en tránsito o niños menores de 12 meses.
Se recomienda a los turistas estar vacunados contra la Hepatitis A, polio, tétano, tifoidea y rabia antes de llegar a Egipto, así como contar con un seguro médico antes de emprender el viaje.
Los servicios de salud en Egipto son limitados, aunque algunos especialistas de occidente están disponibles en las ciudades principales.

Un listado de médicos que hablan inglés y hospitales puede ser conseguido en las embajadas en El Cairo. Las mejores instalaciones médicas se encuentran en Alejandría, El Cairo y Sharm el Sheik, en otras zonas pueden ser ineficientes.
Hay que tener cuidado al consumir fruta con cáscara, alimentos crudos, hielos y otros productos posiblemente no bien tratados. Es muy aconsejable ampliamente beber agua embotellada y comer en restaurantes “para turistas”, donde los alimentos estén bien cocidos. En cualquier caso no está de más  llevar pastillas para la diarrea.

También es buena idea llevar un repelente para mosquitos especial para países tropicales (los mosquitos egipcios se toman el Aután de aperitivo antes de picarte), así como todos aquellos medicamentos que se puedan necesitar como analgésicos, cremas solares, etc.

En cuanto a los baños, la mayoría de las playas están limpias, pero aquellos que quieran nadar en el Nilo o en alguno de los canales en el país se exponen a los riesgos de infecciones bacteriales y otras enfermedades transmitidas por parásitos.

La maleta

En cuanto a la indumentaria, por el día es recomendable llevar ropa de verano muy suelta y preferiblemente de algodón. Es muy conveniente echar en la maleta una gorra (o mejor una sombrilla o paraguas) y unas gafas de  sol porque pega muy fuerte incluso en invierno.

Por la noche refresca bastante, por lo que no está de más llevar un jersey o un forro polar. Al amanecer, sobre todo en el desierto y en el Sinaí, suele hacer  mucho frío.

Para entrar en las mezquitas hay que descalzarse, así que es  conveniente llevar un par de calcetines. Por otro lado la forma de vestir debe ser respetuosa con su religión por lo que no está de más llevar falda larga o  pantalón largo, camisetas que cubran al menos los hombros y un pañuelo para cubrirse la cabeza.

En cada maleta debe ponerse el nombre de la persona, dirección, hotel o barco donde se va a estar alojado y la población donde vamos (Luxor, Cairo, etc.). Deben cerrarse con llave o candado o embolsarlas en el aeropuerto de salida, y es conveniente no poner nada frágil en ellas.

El sobrepeso a la vuelta te puede dar un susto porque a veces se factura individualmente y no en grupo así que recuerda que si piensas llevar regalos lo mejor es no cargar mucho la maleta y comprar allí lo que vayas necesitando.

Los maleteros son personas dispuestas a ayudarte a cambio de unas monedas, los encontraras dentro del autobus, a la llegada al barco y hasta en el hotel donde no te dejan bajar las maletas, te las baja un botones hasta la puerta de tu habitacion para luego extender la mano. También es bueno llevarse una colección bolígrafos, chocolatinas y chicles para la cantidad de niños que te abordarán cerca de los monumentos pidiendo unas piastras.

Telefonía e internet

En todas las zonas turísticas existe cobertura de telefonía GSM. Los principales operadores son Vodafone y Mobinil.

Los precios orientativos para llamadas desde Egipto a España son de 2,20 euros/minuto, mientras que recibir llamadas puede costar unos 1,80 euros/minuto en roaming dependiendo de la operadora.

Enviar mensajes SMS alrededor de 0,45 euros/minuto y recibirlos en roaming normalmente es gratis.

El código de país para Egipto es +202. Es posible encontrar proveedores de Internet, así como cafés-Internet, en El Cairo y en las ciudades principales. También existen tarjetas de teléfono para llamadas internacionales con un buen precio por minuto.
Los hoteles principales generalmente ofrecen servicio de Internet de alta velocidad. Algunas cafeterías, restaurantes, vestíbulos de hoteles y otros negocios ofrecen servicio gratuito de Internet. Es común entrar en una cafetería con el laptop y navegar por la red de manera gratuita.

En cuanto a la electricidad  el éstandar es: 220V/50Hz Toma de Europa/Reino Unido.

Seguridad y costumbres

La tasa de criminalidad en Egipto es baja, aunque los hurtos pueden darse sobre todo en El Cairo.Los objetos de valor no pueden ser desatendidos y en habitaciones de hotel o barco estarán mejor en la caja de seguridad.

La ropa y las creencias están dominadas por el Islam. Los egipcios suelen ser amigables y hospitalarios y se espera respeto mutuo de los turistas. Los visitantes deben respetar su religión, incluso los cristianos egipcios tienen normas muy estrictas. Los egipcios son gente conservadora y si bien aceptan el modo de vestimenta occidental, es mejor vestir como ellos y cubrirse, pues así ganarás más respeto. Las mujeres que viajen solas y con ropas poco modestas podrían correr el riesgo de ser acosadas sexualmente o molestadas verbalmente. Por ello su vestimenta se recomienda que sea discreta, sin escotes, y cubriendo brazos y piernas a ser posible.

Existen preocupaciones de seguridad sobre los turistas occidentales israelitas, ya que han sido el blanco de ataques terroristas de grupos extremistas, en este caso se recomienda viajar en pequeños grupos para evitar recibir atención innecesaria.

Los apretones de mano son la forma tradicional de saludar. Es común ver a dos hombres con las manos cogidas, pero este gesto no está asociado con actos homosexuales y es visto como un gesto de entrañable amistad. El espacio personal no es tan importante para los egipcios, y generalmente están muy cerca cuando están conversando. Por otro lado las muestras públicas de afecto entre parejas no son bien vistas. Lo máximo aceptable en cuestión de contacto físico es tomarse de la mano.

Durante el mes del ramadán los musulmanes no pueden comer, beber ni fumar mientras exista la luz del día. Así que si viajas en esta época procura comer, beber y fumar en público de manera discreta, por respeto a la cultura musulmana. Sin embargo es muy común fumar durante el resto del año, cigarrillos y más aún la típica Shisha o pipa de agua.

 Compras y propinas

En general, si el viaje termina en El Cairo no necesario comprar nada hasta el final del viaje ya que en la visita al bazar Khan el Khalili se encuentra de todo regateando a muy buen precio.

Por otra parte hay que decir que en este bazar hay multitud de tiendas y comerciantes que te abrumarán y puedes terminar con dolor de cabeza si no te organizas bien las compras.

En cualquier caso debes tener en cuenta que estas personas no tienen sueldo fijo sino que cobran a comisión por eso su insistencia. Además los dueños son los que compran a los verdaderos artesanos muchos del sur del país por donde pasaste y a quien pudiste darle a ganar directamente, así que tú mismo. El guía durante el crucero os llevará a muchos lugares recomendados pero no porque sean mejores ni peores sino porque va a comisión y se llevará una parte de tus compras.

La práctica del regateo es muy habitual y para ellos como un juego. Lo habitual es que los precios estén multiplicados por 4 o 5, así que piensa cuánto estarías dispuesto a pagar y ofrece al menos la mitad del precio fijado. También fíjate bien en el producto porque en muchos casos, como en el de las pipas de agua después le faltan piezas como gomas que no ajustan,…

Se pueden aprovechar las visitas por ejemplo al valle de los reyes o a los bazares nocturnos de Luxor para comprar. En Edfu tambien hay un mercado interesante. El oro es mejor comprarlo en joyerías, también dentro del hotel o del barco porque puede no ser de 18K y de ahí su menor precio.

Entre las cosas que se pueden comprar están:

  •  Papiros: los auténticos son caros. La mayoría de los que se venden son de hoja de platanera.
  • Chales estampados: bordados o pintados en algodón egipcio 100%.
  • Cartuchos: colgante con el nombre escrito en jeroglífico en plata o en oro.
  • Esencias y esencieros: perfumes de aceites naturales y esencieros de cristal soplado (más baratos que en Murano).
  • Algodón egipcio: en camisetas, chilabas, ropa de cama,…
  • Alabastro: el tallado a mano es más caro, pero hay estatuas y vasijas de polvo de alabastro más asequibles.
  • Joyas: la plata y el oro tienen un precio universal pero la mano de obra es mucho más barata.

Egipto es el país de las propinas (Backshish), todo el mundo las pide, desde los niños a los policías, pero debes hacerte a la idea del que el sueldo medio en Egipto está en los 100€, así que de alguna manera tienen que sacar un sobresueldo para mantener a las familias. Así que siempre que puedas  lleva en el bolso monedas o billetes de 1 libra para estos casos.

Los servicios profesionales, como traductores y guías turísticos, deberán recibir una propina aproximada del 20%, mientras que en los restaurantes es aceptable dejar el 10 o 15 por ciento. En la mayoría de los restaurantes y hoteles se hace un cargo por servicio, aunque suele darse 5 por ciento directamente al camarero.

A pesar de que los guías se encargan de cobrar las propinas por anticipado y repartirlas, pueden pediros propina incluso por salir en una foto. Así que si no queréis tener malas experiencias recordar que en Egipto nadie hace nada por nada.

Si se monta en taxi es conveniente al fijar el precio de la carrera indicar que la propina va incluida en el precio. En este sentido no aceptes los precios de las agencias y anímate a hacer excursiones por libre, seguro que si es tu primera experiencia en un país musulmán te da algo de miedo, pero los egipcios son inofensivos y casi siempre simpáticos. Una buena opción para los primerizos es formar un grupo con gente que esté en la misma situación y alquilar varios taxis para ir al mismo lugar.

Como dice la “gente de a pie”, las agencias están haciendo más rico al rico y más pobre al pobre. Un ejemplo son los caleseros, las agencias asustan a los turistas diciéndoles que éstos les pueden engañar si van por libre, para al día siguiente venderte su excursión en calesa. De lo que cobran sólo un pequeño porcentaje va al calesero, la gente que sigue trabajando por libre se ha quedado casi sin mercado.

Se han bloqueado los comentarios.