Rosalía Boixadera
Thoughts of a Quantic's God disciple
 
Diapositiva8

Clase invertida

Si alguien ha hablado más de 15′ conmigo sobre el máster en los últimos 3 meses me habrá oído reflexionar, sobre la incoherencia manifiesta en algunas clases sobre pedagogía que incluían algunos de mis títulos favorito: clases magistrales sobre como no se deben dar clases magistrales o lo más importante es el desarrollo integral del alumno pero cuando llegues a cualquier sitio por favor haz  se aprendan todos los contenidos de la legislación. Así que sólo por el hecho de dar una clase invertida sobre qué es una clase invertida mererce un momento de apreciación.

Sobre la clase invertida, tengo dos argumentos opuestos que hacen que no tenga una opinión firme sobre la aplicación de esta metodología, simplemente dependerá de la motivación de los alumnos. Estos argumentos son muy simples, el primero es sobre el rendimiento real en las horas en el aula dentro de la metodología tradicional expositiva, que si no me falla la memoria de eternidades mirando por la ventana, ralla el 0. La clase invertida obliga a que las horas muertas en que alumnos y profesores se ven encerrados en un espacio reducido sin posibilidad de escape se conviertan en algo de provecho para todos. El problema, o argumento #2 es muy simple: avorrezco cualquier tipo de tarea extrahoraria por parte de la escuela. La formación fuera del aula debe ser complementaria y de la elección del alumno, así que a menos que sean casos ocasionales me niego a exigir tiempo extraordinario a los alumnos. A menos que ellos se vean motivados para llevar a cabo esta metodología, por eso digo que dependerá de la motivación del grupo alumnos. Ya les exigimos casi un tercio de su vida despiertos como adolescente, para que además les digamos que no es suficiente.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad