Raúl Rivas González
Dpto. Microbiología y Genética
 
Aureobasidium pullulans

No sin mi simbionte

El desarrollo de resistencia a los insecticidas ha sido una preocupación grave a nivel mundial ya que ha favorecido el desarrollo y extensión de insectos causantes de plagas. Los mecanismos de resistencia se han atribuido a los cambios evolutivos en los genomas de insectos que forman plagas, alteración de los lugares de destino de la droga, cambios sobre la regulación de las enzimas degradantes, y a la mejora de la excreción de drogas.

En abril de 2012 se publicó un trabajo (Proceedings of the National Academy of Sciences. Published online April 23, 2012. doi:10.1073/pnas.1200231109) que presentaba un mecanismo previamente desconocido de resistencia a los insecticidas: La infección con una bacteria simbionte degradadora de  insecticida, establece inmediatamente la resistencia a insecticidas en insectos plagas. El insecto Riptortus pedestris y otros chinches albergan bacterias simbióticas mutualistas intestinales del género Burkholderia, que son adquiridas por los insectos ninfas de suelo ambiental cada generación.

En los campos agrícolas, las cepas de Burkolderia capaces de degradar pesticidas organofosforados como el fenitrotión están presentes en muy bajas densidades. El trabajo demostró que las bacterias que degradan el fenitrotión establecen una simbiosis específica y beneficiosa con las chinches y confieren una resistencia de los insectos del huésped frente a fenitrotión. Este hallazgo sugiere la posibilidad de que la resistencia a los insecticidas pueda estar mediada por la simbiosis que establezca el insecto con bacterias que degraden el pesticida en cuestión.

raulrg

About raulrg

Profesor Titular del Departamento de Microbiología y Genética de la Universidad de Salamanca
Se han bloqueado los comentarios.
Política de privacidad