Manuel Diego Gajate
Estudiante de Máster de Profesorado. Facultad de Físicas
 

Sesión 12 de Diciembre- ¿Deberes sí o Deberes no?

En la sesión de hoy, hemos reflexionado sobre los deberes que se mandan a los alumnos, y bien es conocido que la realización de deberes, lleva implicito aspectos positivos como el desarrollo de hábitos de estudio, la autodisciplina, la cultura del esfuerzo, mayor afianzamiento de conocimientos y habilidades, y por tanto de la mejora del rendimiento. También les ayuda a ser más organizados ya que tienen una responsabilidad propia fuera del aula. Sin embargo, por otra parte llevan asociados aspectos negativos como la de crear stress y fatiga en los alumnos, descoordinación entre las diferentes asignaturas que conducen a la saturación del alumnado, creando niños y adolescentes quemados o en otros casos siendo los propios padres los que realmente hacen los deberes.

Considerando ambos aspectos, yo pienso que hay que encontrar un equillibrio entre las dos posturas, de tal forma que los deberes sean mandados en aquellas asignaturas que necesiten realmente un refuerzo, que sean hechos por los alumnos y no por los padres, ya que es necesario que los estudiantes se equivoquen porque el error es parte del aprendizaje y siempre enfocados a  disfrutar con el mismo y  dirigidos hacia una funcionalidad. Por otra parte,  al final hay que permitir que las personas dispongan de su propio espacio para encontrar y disfrutar sus  hobbies en  el desarrollo  propio de su personalidad.

En la segunda parte de la clase, hemos ido al laboratorio para realizar diferentes experimentos en física, y nos han propuesto que reflexionemos sobre el experimento de la balanza de Arquimedes. La conclusión a la que he llegado es que cuando introduces un objeto en el agua del vaso menos inclinado en la balanza,  realmente, lo que se produce es un fuerza con igual modulo a la  del empuje  pero de sentido contrario y es esa fuerza añadida, la que sumada a la del peso que ya tenía el vaso con agua  la que vence al otro vaso.

Manuel Diego.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad