Web de Miguel Ángel Malo
 
Diapositiva 2

Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: El empleo en plena mutación

A finales del pasado mes de mayo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó el informe “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: El empleo en plena mutación”. En él se analizan los vínculos entre las políticas macroeconómicas y los resultados laborales y sociales. Se pueden encontrar no sólo indicadores sociales y laborales a escala mundial y regional, sino detallados análisis de los mismos.

Uno de los resultados que más  destaca la propia OIT es la extensión de la inseguridad laboral a nivel mundial, bien bajo la forma de figuras contractuales asociadas a la precariedad en las economías desarrolladas, bien al empleo informal en las economías en desarrollo. Unido a esta extensión de la inseguridad laboral aparece un panorama de crecientes desigualdades, en el que no sólo se aprecia el aumento de la brecha salarial entre trabajadores permanentes y no permanentes, sino que también los avances registrados a nivel mundial en cobertura de pensiones y de protección social siguen muy centrados en los trabajadores regulares.

De entre los diferentes temas que se tratan, personalmente me gustaría resaltar el estudio de los cambios en el empleo generado a nivel mundial en las cadenas de suministro (capítulo 5). La globalización trajo consigo la internacionalización de la producción y distribución de bienes (e incluso de determinados servicios). Desde finales de la década de los noventa hasta el inicio de la Gran Recesión, el número de empleos asociados a las cadenas mundiales de aprovisionamiento creció hasta alcanzar los 500 millones en 2007. Aunque era esperable la caída del empleo asociado a estas cadenas que trajo la recesión, el empleo relacionado con las mencionadas cadenas de aprovisionamiento sólo se ha recuperado en parte. Ahora bien, su participación en el empleo total en las economías emergentes sigue disminuyendo. Como siempre, la perspectiva de la OIT en el análisis de este tema es mundial, a diferencia de lo que suele suceder en muchas otras investigaciones, que adoptan una perspectiva fuertemente influida por los impactos en las economías desarrolladas. También es de agradecer que el análisis no se limita al número de empleos, sino que se discuten los efectos sobre los salarios y las condiciones de trabajo de los empleos relacionados con las cadenas mundiales de aprovisionamiento.

Para aquellos que estamos interesados en el impacto de la normativa legal sobre los resultados laborales y sociales, el capítulo 4 constituye un excelente repaso del tema desde una perspectiva mundial (y no sólo occidental o europea, que es lo más habitual). Este enfoque mundial permite obtener una riqueza de resultados con potencial para mejorar las recomendaciones sobre reformas laborales, en especial en las economías en desarrollo.

El informe completo está disponible en inglés, pero una resumen amplio está disponible en gran variedad de idiomas. Además, se ofrecen mapas y cuadros interactivos, junto con entrevistas con el director del departamento de investigación de la OIT (Raymond Torres) e investigadores que han participado en la preparación del informe.

En  definitiva, un texto muy recomendable, con infinidad de materiales de diferente tipo para plantear clases y para satisfacer (al menos un poco) el “hambre de realidad” que los alumnos de Economía Laboral y de Macroeconomía suelen mostrar.

Imagen de previsualización de YouTube

 

malo
Se han bloqueado los comentarios.