Jose David Vicente Lorente
 

Concentración bancaria: ¿eficiencia u oligopolio?

money-glut-432688_1280

El Estado español ha sido especialmente proactivo a la hora de favorecer la concentración de Bancos y Cajas de Ahorro. Como principal razón para tal pretensión, se aduce que un menor número de instituciones financieras con mayor tamaño aumentaría la eficiencia del sector, evitando duplicidades, recursos excedentes y justificando sinergias de distinta naturaleza. No obstante, una mayor concentración también supone un mayor poder de mercado de estas empresas y, por tanto, una mayor ineficiencia derivada de la limitación de la competencia. Además la concentración bancaria lleva consigo la creación de entidades que, por su tamaño, contribuyen a elevar el riesgo sistémico en el mercado de crédito. Partiendo de estos hechos, cabe plantearse la siguiente cuestión: ¿Es la eficiencia la razón básica que justifica el interés del gobierno por tener menos bancos o existen otras consideraciones de igual o mayor importancia? Son varias las ventajas “colaterales” que el gobierno puede encontrar en un sector financiero concentrado:

  • Facilita y abarata el control y supervisión, no sólo de la operativa de los propios bancos sino también de la información financiera, económica y fiscal de sus usuarios (es decir, nosotros)
  • Permite aumentar las rentas de los bancos
  • Permite beneficiar a unos bancos en detrimento de otros
  • Facilita la implementación de acuerdos (incluidos los tácitos) entre gobernantes y otros agentes o centros de decisión

 

 

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad