Jorge Martín
Reflexiones de un alumno de Máster
 
D4

Jugando, Cooperando, Aprendiendo.

El juego es como una casa de chocolate, una puerta abierta a la imaginación, es la bola de cristal en la cual todo puede suceder, el tren donde estamos todos y nos lleva a todas partes, es el lugar vivo en el cual compartimos ilusiones, fantasías, sentimientos, risas y también enfados, es una posibilidad a la creación.
Imma Marín

Técnicas Cooperativas            La innovación docente está a la orden del día, y así nos lo transmitió Juan Antonio Vicente, profesor del colegio San Estanislao de Kotska, centro en que ya se trabaja de forma cooperativa en los años de la Educación Secundaria Obligatoria y que además está inmerso en un proyecto para introducir la gamificación en el aula como un recurso habitual.

            Este nuevo modelo, que en un principio puede generarnos un cierto rechazo, especialmente si todavía tenemos frescas nuestras experiencias como alumnos cuando teníamos trabajos en grupo, está demostrando su utilidad y cada día gana más adeptos, porque encaja muy bien en un modelo competencia y combina fabulosamente con otros modos de entender la enseñanza como por ejemplos las flipped classroom, de las que ya hemos hablado. Los resultados que se han obtenido hasta ahora avalan esta nueva orientación educativa, y para muestra un botón, aquí os dejo un artículo al respecto.

            La transición no es sencilla, en educación la verdad es que para innovar siempre hay muchas barreras que vencer, porque es un tema que se presta a la opinión, en el que todo el mundo opina y eso siempre genera controversias. Además las nuevas técnicas y metodologías requieren un mayor esfuerzo por parte del profesorado, y los sistemas siempre tienden a los estados de menor energía. Nos contaba Juan Antonio que en los primeros momentos, cuando empezaban, trabajar cooperativamente en 3º y 4º de la ESO resultaba un desafío, hubo que vencer las reticencias de los estudiantes y de algunos de sus progenitores. Sin embargo lo consiguieron, y los estudiantes que llegan ahora, acostumbrados desde pequeños a esta metodología, se adaptan perfectamente.

            Plantear una sesión cooperativa no es tan sencillo como nos pueda parecer, hemos de seguir un esquema claro, con unos momentos muy marcados y unos tiempos limitados. Adaptar nuestras clases a este nuevo sistema es posible, como siempre que queremos implantar nuevas herramientas, requiere un trabajo adicional del profesor. Merece le pena, personalmente me quedo con una de las cosas que nos contaba Juan Antonio, que han visto que con este tipo de trabajo consiguen reenganchar a los estudiantes menos motivados. Nos decía que aunque en un primer momento no quieran trabajar, y su grupo sea perjudicado por ello, al final lo hacen, algo cambia en su cabeza, se hacen conscientes de que están perjudicando severamente a sus compañeros, aunque estos no se quejen. Esto me parece un gran punto a favor de esta metodología, conseguir enseñar a nuestros estudiantes a ser responsables y a entender que sus actos tienen consecuencias, tanto para ellos como para los demás.

Gamificar            No me quiero extender mucho más, pero sí comentar un poco como están introduciendo poco a poco la gamificación en el colegio. Se han creado dos ligas, una para 1º y 2º y otra para 3º y 4º de ESO, en las que compiten equipos de estudiantes voluntarios. Cada cierto tiempo el profesorado de las diferentes asignaturas lanza un reto, una misión, que los grupos han de completar en el menor tiempo posible. Cada una de estos juegos trabaja alguno de los contenidos, desde Lengua a Biología o a Educación Física, cada una algo diferente, pero todas de una manera más lúdica, más interesante. Los equipos compiten por ser los más rápidos en completar correctamente el reto, los resultados se publican en la web del centro y los ganadores tienen premios, como una mejora de la calificación en sus asignaturas o privilegios en el viaje de final de curso.

            Estas son las propuestas que os traigo hoy, como veis, lo que tratamos siempre es de mejorar la experiencia educativa del estudiante, conseguir que sea más motivadora, que calé más hondo en ellos, porque, aunque a veces se nos olvide, y especialmente se le olvida a quienes más arriba están, la educación ha de centrarse en nuestros chicos y chicas, es por ellos y para ellos, que son nuestro futuro.

¡Hasta pronto!

jmartingar
Aún no hay comentarios.

Deja un comentario


*

Política de privacidad